Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2524093
Visitantes en línea: 2
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
HOME

Ya hemos pasado los primeros y más rigurosos fríos de invierno. Algunos, incluso hemos tocado la nieve. Pero, una cosa no ha cambiado, nuestra común pasión por la belleza del Arte Románico. Sin embargo, como tantas veces hemos comentado, detrás de toda estética, existe un pensamiento que se refleja en los llamados detalles plásticos de las figuras, ya sea en las esculturas, en las pinturas o en las demás técnicas artísticas.

Es lo que en Círculo Románico hemos bautizado con el nombre de "Símil de la moneda". Estaremos todos de acuerdo en que toda moneda se compone de un anverso (la popular cara) y de un reverso (la popular cruz). Supongamos, en primer lugar, que tenemos una moneda con un anverso que posee una iconografía artística impresionante, bella, como pocas. Sigamos suponiendo que, después, con una sierra de precisión somos capaces de separar el anverso del reverso. Es evidente que seguiremos teniendo una cara artísticamente impresionante y bella como pocas. Sin embargo, ¿qué valor tendrá esa pieza metálica en el mercado? Ninguno, pues ha dejado de ser una moneda, la razón por la que fue fabricada.

Si lo pensamos un poco, todos llegaremos a la conclusión de que el anverso continuará siendo artísticamente bello, pero su valor simbólico y, por lo tanto, real, habrá desaparecido. ¿Quién puede ir a comprar con una pieza de metal, pues ya no es una moneda? Es una evidencia que, con estas características, no tiene ningún valor, carece de reverso.

Por eso, a través del "Símil de la moneda", desde Círculo Románico, creemos que algo parecido sucede con el arte románico y con su correspondiente estudio. De hecho, la mayor parte de los trabajos sólo se paran a contemplar este anverso del Arte Románico, lo que se ve a simple vista en las imágenes, lo que se contempla a través de los ojos.

Pero, continuemos desarrollando este símil. De forma natural, se puede admitir que, en las representaciones del arte románico, se tiene un anverso o cara, todas las imágenes de su magnífica iconografía, y un reverso o cruz, su significado teológico.

Si separamos y quitamos el contenido teológico de la iconografía románica, ¿qué queda? Una bella imagen sin ningún valor de la fe. Porque suponemos que, de entrada, todos admitimos que el Arte Románico existe y nace en el seno de la teología cristiana medieval. Tal vez, con el paso de los siglos, nosotros hemos podido llegar a ver sólo figuras más o menos bellas e, incluso, nos acercamos a una interpretación estética del arte por el arte. Sin embargo, de lo que no cabe la menor duda es que, en su época, el Arte Románico expresaba una serie concreta de visiones de la fe cristiana. Detrás de cada taller de escultores, pintores, orfebres..., hay, como mínimo, un redactor teológico que sabe de filosofía teológica.

Desde Círculo Románico, solo esperamos que acaben de alargarse los días para, una vez más, volver a tomar carreteras, veredas y caminos que nos conduzcan hasta las bellas manifestaciones de este arte que no sólo nos tiene robada la mirada sino, también, el pensamiento.










SIRENAS, NEREIDAS, ARPÍAS. UNA APROXIMACIÓN DIFERENCIAL A SU REPRESENTACIÓN ESCULTÓRICA

Uno de las “bestias” fantásticas que con mayor frecuencia se encuentran esculpidos en capiteles, canecillos, arquivoltas, ménsulas o metopas de los templos románicos es la que hace referencia a un tipo de seres mitológicos cuyas denominaciones a veces se confunden o entrecruzan, motivado por una parte por ciertas similitudes en su morfología, y por otra la evolución de su concepto, que sufrió también distintas influencias e interpretaciones. Nos referimos a las sirenas, las nereidas y las arpías, y el objetivo de este artículo es el de arrojar un poco de claridad sobre el origen y las características principales de cada una, sin entrar a penas en el discutido asunto de su interpretación como símbolos.

[Ver +]




HOME. Editorial

Esta página está dedicada a los hombres que hicieron, y a los que sufrieron, el arte románico, las iglesias románicas  y la cultura románica que permitió su desarrollo, porque nos transmitieron un lenguaje artístico que mil años después provoca gratas sensaciones a los que lo contemplamos y también, porque con su arte nos trasladaron y legaron una cultura que asumimos los que estamos en ella, que nos define.

[Ver +]


Libro EL AUTÓGRAFO PERDIDO (Ezquerra Lapetra, Fernando)
Sitio Ribeira Sacra
Web Románico del Tormes
Licencia de Creative Commons
Free Page Rank Tool
Support Wikipedia
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO