Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2584034
Visitantes en línea: 1
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
HOME

 Ya hemos entrado en el tiempo en el que recordamos a nuestros seres queridos muertos. En el mes de noviembre, también moría el año celta. Y, en nuestra iconografía románica, existe un lugar con una imagen que habla por ella misma. Nos estamos refiriendo a la iglesia de Santa María en Fuente Urbel, Burgos.

En este templo, se halla el famoso capitel denominado de las "cabecitas". En realidad, no son cabecitas. Se trata de cuerpos extraños con unas marcadas extremidades que están cubiertos por un lienzo. Todos se parecen, todos se presentan como poco expresivos, todos se esculpieron como poco naturales, poco vivos. Por si fuera poco, todos están cubiertos por un gran lienzo, es decir, tapados por la mortaja, porque son... muertos. Y están en el ábside porque son santos, son TODOS LOS SANTOS. Pero, además, esta imagen está relacionada directamente con la cultura celta. Esta es la interpretación que, desde hace ya algunos años, mantenemos en Círculo Románico. 

Samaín es la gran fiesta del primero de Noviembre, la más importante del calendario celta, la que daba lugar a grandes reuniones de gente y a rituales complejos. La fiesta de Samaín significa, etimológicamente, el "final del verano". Se trata del momento en el que, en la comunidad celta, se vuelven a encerrar los rebaños en los establos. 

Simbólicamente, la fiesta de Samaín -en realidad, la noche de Samaín- significa la eternidad: el tiempo queda abolido y el mundo de los dioses, de los héroes y de los difuntos celtas se abre al mundo de los vivos.

Siglos después, el Cristianismo recuperó íntegramente esta fiesta convirtiéndola en la de Todos los Santos, en definitiva, la exaltación de la Comunión de los Santos. Con esta fiesta se produjo la plasmación de la idea de la comunidad perfecta entre los vivos y los muertos, a la manera celta. En los países anglosajones, todavía hoy y cada vez con más fuerza, la fiesta de Samaín se encuentra presente en las celebraciones del Halloween. Y, en la Bretaña armoricana, numerosas creencias populares, relativas a la presencia de los muertos bajo un aspecto visible, dan testimonio de la pervivencia de esta antigua concepción céltica.

Por eso, una vez más, la llegada del mes de noviembre marca el comienzo de una festividad muy especial, con multitud de manifestaciones populares en todos los rincones del mundo. Pero, ahora, para la Iglesia Católica, se trata de una doble fiesta, la de Todos los Santos unida a la dedicada al día de los difuntos. En el fondo, la presencia de las tradiciones celtas continúan entre nosotros.

A través de diferentes trabajos de investigación, Círculo Románico ha evidenciado la presencia de la cultura celta en el Arte Románico hispano. Y, es evidente, que el estudio sobre la iconografía del templo de Santa María de Fuente Urbel, en Burgos, constituye una de sus grandes aportaciones.

Desde el cálido recuerdo a las personas que ya no están entre nosotros.










SANTA MARÍA LA MAYOR DE FUENTEURBEL ( © GRUPO AILBE )

La importancia de un monumento, de una iglesia, radica en su singularidad, en su carácter excepcional. Este valor, sea artístico, histórico ó cultural es lo que anima a su conocimiento, a su estudio, a su visita.

Fuenteurbel no es sólo singular por el peculiar trabajo de los artistas que esculpieron sus capiteles, arcos y canecillos; es sobretodo excepcional por el mensaje que tales artífices nos dejaron. En Fuenteurbel, en su iglesia, el programa iconográfico es único y trascendental, su mensaje deja constancia del triunfo de la cultura cristiana romana sobre la cultura celta, no hay otra iglesia con tal contenido. Fuenteurbel, cuya necesaria visita se justifica por la falta de información al respecto, es un homenaje a lo celta y al cristianismo romano sincretizador.

Eminentemente agrícola, de población reducida, conforma con otros lugares próximos el municipio de El Tozo y es vecina de La Piedra, de la que la separa una inmensa roca que da nombre a ésta. La Piedra dispone de una iglesia con un exquisito ábside románico, posterior a la iglesia de Fuenteurbel y datada en la segunda mitad del siglo XII, entre cuyos canecillos se repiten dos de Fuenteurbel, uno de ellos, el ubicado en el centro del ábside, en el exterior, de ésta iglesia.

LEER MÁS: www.circulo-romanico.com/index.php

[Ver +]




HOME. Editorial

Esta página está dedicada a los hombres que hicieron, y a los que sufrieron, el arte románico, las iglesias románicas  y la cultura románica que permitió su desarrollo, porque nos transmitieron un lenguaje artístico que mil años después provoca gratas sensaciones a los que lo contemplamos y también, porque con su arte nos trasladaron y legaron una cultura que asumimos los que estamos en ella, que nos define.

[Ver +]


Libro EL AUTÓGRAFO PERDIDO (Ezquerra Lapetra, Fernando)
Sitio Ribeira Sacra
Web Románico del Tormes
Licencia de Creative Commons
Free Page Rank Tool
Support Wikipedia
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO