Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitantes última semana: 10102
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW Investigación Lugares Loarre La Bóveda Solar

La Bóveda Solar
Capítulo II

Precisión y Geometría de las bóvedas de Loarre.
Precisión y Geometría de las bóvedas de Loarre.

Montecuculo. La Bóveda Solar

En el interior, la perfección de la bóveda cenital nos abstrae al comprobar cómo ensambla con magnífica precisión, soportada por cuatro ménsulas enlazadas a la estructura constructiva del templo, ... desde luego no es para menos al recalar una vez más en la ejecución edificativa, realizada con tan meticuloso oficio, que no podemos obviar niguno de sus detalles más relevantes... los cuatro óculos bajo la bóveda, orientados a los cuatro puntos cardinales, mientras que en el muro sur abren  tres grandes ventanas románicas que permiten iluminar la estancia, igual que una solitaria ventana en el lienzo norte, en la que se alojan capiteles esculpidos con imágenes clipeatas sostenidas por un ángel que la diferencia de aquellos animales fantásticos que adornan las del lado sur... con todo ello, tenemos la sensación, como si geometría y precisión solar, estuviesen nuevamente dispuestas para revelarnos además de su sentido práctico el mensaje filósofico imbuído en la Cosmogonía implícita en el Apocalípsis de San Juan,  "Ego Sun Lux Mundi", en una alusión científica al Creador del Universo, principal fuente del Conocimiento Divino -Haigia Sophia- que tiene su reflejo preciso desde los más ínfimos recovecos de la Geometría Sagrada de esta arquitectura, embellecida ahora, además de por la escultura tras el altar, por la funeraria apotropáica de los cuatro capiteles que conforman el crucero de un impensable e imposible transepto, para el que parece fueron destinados a la vista de su calidad figurativa y el desarrollo de las bóvedas que conforman su imponente cerramiento. Centrando de nuevo nuestra atención una vez más en la geométrica precisión edificativa y ejecutada con tan meticuloso oficio, se nos ocurre pensar que este muro sur y sus ventanos, así como los óculos superiores alojados sobre el tambor de la cúpula perfectamente semiesférica, pudieran esconder un mensaje filosófico religioso implícto con la perfecta geometría y su constreñida disposición sobre el roquedal aledaño al monte Cuculo, tal y como es conocido el lugar en los planos geográficos del SIGPAC de Aragón.

Un inciso toponímico, nos transporta al mítico Monasterio de San Juan de la Peña, para encontrarle ubicado en una de las laderas del Monte Cuculo, entonces -y ahora- corazón geográfico del antiguo reino navarro aragonés, alrededor del cual se yerguen una importante cantidad de los templos más emblemáticos del viejo Reyno. En cuanto a sus posibles constructores, resulta también más evidente, que nada se sabe de la participación de ningún arquitecto o escultor en San Pedro de Loarre, al que tan sólo se puede añadir que hubo de ser en cualquiera de los casos un Taller de "primera fila" especialmente formado en tareas religoso defensivas y del que, entre las fechas que barajamos, únicamente hemos detectado un nombre, Bernard de Montecuccoli, quién presumiblemente habría sido enviado por el Papa en reconocimiento al ventajoso pacto de vasallaje firmado por el Rey Sancho Ramírez. Sin embargo, de Bernard tan sólo sabemos que trabajó por encargo de la Condesa Matilda Canossa en una trascendente abadía del norte de Italia, concretamente en su Iglesia, la que por diversos motivos en siglos posteriores sufrió un cataclismo (¿incendio?) en el siglo XVII del que no se recuperará, pero cuya iglesia se mantiene: Frassinoro; en la construcción de esa iglesia interviene Bernard de Montecuccoli, llamado así porque en 1077 interviene en la construcción de una torre cuadrada vinculada al castillo de Montecuccoli; después de eso no se tienen más datos de él, pero su obra habla por sí mismo. Ahora bien, si Jaca fuera anterior a Loarre, y este a su vez, anterior a Frassinoro ¿habría lugar para presentir la procedencia de Bernard de Montecuculo?... Montecuccoli podría ser el plural de Monte Cuculo y en ese sentido Bernardo de Montecuccoli podría estar reflejando en su apellido un apelativo correspondiente a un personaje, en este caso arquitecto, que hubiese trabajado en diversos lugares de Monte Cuculo, algo así como Bernardo el de los trabajos en diversos lugares de Monte Cuculo, o parecido. Siempre queda la reserva de que tal consideración choca con que se llamase así por haber intervenido, como se sabe, en la construcción de la torre de Montecuccoli, pero ahora nos preguntamos si la torre de Montecuccoli no se llama así por haber sido levantada por este personaje. En otro orden de cosas, Matilde Cannosa también es protectora del Papa, por lo que no sería descabellado pensar, de ser la misma persona tal arquitecto, que su fama le precediera... y Loarre, no es menos que nada.

No deja de ser llamativa la asociación topográfica de estos lugares, máxime cuando hemos comprobado que el apellido original de Bernard, pudo ser "Montecuculo", según diversas referencias en latín, tanto en italiano moderno como en aragonés; además de la asociación linguística y topográfica, en las zonas de influencia aragonesas, encontramos diversas muestras arquitectónicas, indemostrablemente coincidentes con una presumible autoría conjunta, con independencia de lo que pueda existir en Frassinoro y en el Castillo de Monteucuccoli, que hasta el momento se desconoce.

Entre las diferentes fases constructivas de cada edificio, estas coincidencias de estilo arquitectónico estarían relacionadas en los lugares siguientes:

  1. Las bóvedas del  templo románico de San Juan de la Peña, las bóvedas de Santa María en Santa Cruz de la Serós, cámara superior y torre, junto con las de San Pedro de Loarre, incluída la cripta y la escalera, y la manera de superponerse unas con otras.
  2. La bóveda del cimborrio de Jaca.
  3. El edificio exterior que alberga la bóveda de Loarre, idéntico al de la "cámara superior" y el de la "linterna" del cerramiento de la torre en Santa María, junto al edificio exterior del templo románico de San Juan de la Peña.


San Pedro de Loarre
San Pedro de Loarre

San Juan de la Peña
San Juan de la Peña

Santa María -St Cruz de la Serós-
Santa María -St Cruz de la Serós-


Montecuculo. La Bóveda Solar

En la imagen de la derecha apreciamos los detalles de las influencias constructivas en el cimborrio de la catedral de Jaca, en el que los elementos sustentates, así como la solución edificativa de las distitintas bóvedas se reproducen de manera idéntica en Loarre.

Sobre la disposición cosmogónica enunciada en la Arquitectura Sagrada de San Pedro, los cuatro óculos situados estratégicamente sobre el tambor que soporta la portentosa bóveda semiesférica de Loarre, siguiendo los postulados filosóficos del lema apocalítico "Ego Sun Lux Mundi" y del Divino Conocimiento -Hagia Sophia-, proyectan haces lumínicos a lo largo del día, que en periodos solsticiales y de los equinocios, deberían iluminar los principales capiteles, según se indica:


Recreación artística: Puesta de Sol durante el solsticio de verano. Artist's impression: sunset during the summer solstice. St Peter of Loarre -Huesca-. Spain.Vue d'artiste: le coucher du soleil au solstice d'été.
Recreación artística: Puesta de Sol durante el solsticio de verano. Artist's impression: sunset during the summer solstice. St Peter of Loarre -Huesca-. Spain.Vue d'artiste: le coucher du soleil au solstice d'été.

Plano de Loarre. Loarre Castle plane. Carte Château de Loarre
Plano de Loarre. Loarre Castle plane. Carte Château de Loarre

Montaje comprensivo para presunción. Mounting sympathetic to presumption: Sunset after the summer solstice. Montage sympathique à la présomption: Coucher de soleil après le solstice d'été. Saint-Pierre de Loarre-Huesca. Espagne.
Montaje comprensivo para presunción. Mounting sympathetic to presumption: Sunset after the summer solstice. Montage sympathique à la présomption: Coucher de soleil après le solstice d'été. Saint-Pierre de Loarre-Huesca. Espagne.


Montecuculo. La Bóveda Solar

Hacia el mediodía del 22 de Noviembre de 2009, un haz de luz incidía sobre algunos capiteles del interior del muro Norte del templo, procedente del óculo situado bajo la semiesfera circular en el muro Sur; esta sería la pista que nos permitió recrear la puesta de sol en la tarde del solsticio de verano y al superponer dicha presunción sobre el plano de la planta de Loarre, comprobar que en los días de mayor luz -en los momentos previos al ocaso del astro solar-, un segundo haz procedente del óculo Norte, proyectaría su luz en la estancia alcanzando el capitel de Adán y Eva, en el que posiblemente se nos esté recordando la causa original por la que debemos practicar tal penitencia y evitar volver a caer en el pecado... aquel "permaneced siempre atentos,..." de la epístola de San Pedro. Finalmente, a lo largo del año, los otros dos óculos -de no estar obstruídos- cumplirían idéntica función cualquier día, uno al amanecer y otro -el occidental- en los momentos prévios del atardecer, que hará recaer su haz lumínico -de manera muy especial-  incluso en el mismo centro del ábside, sobre el altar.

En la imagen superior, el capitel que hemos denominado "Sacramentos Penitenciales", vemos la fotografía que nos permitió este acercamiento a la filosofía apocalítptica, si bien su apariencia de Cintamani lumínico nos haría comprobar que los paneles de alabastro que cubren los óculos superiores, pudiesen haber sido sustituídos o cambiados en el pasado, por lo que no pudimos determinar la realidad románica de ese otro sincretismo trinitario añadido en una época indeterminda al de la Teología de la Luz..

.¿Qué comparten los cuatro capiteles afrontados en la línea de los cimacios en la cabecera del templo loarrés?

Una estructura lógico formal de interpretación teológica que agrupa a los cuatro capiteles en secuencias de dos y dos... ¿Cómo lo hacen? A través del motivo iconográfico realizado en el ábaco del capitel: en dos de ellos, cuatro motivos vegetales con inicio de referencia en el Paraíso, libro del Génesis; en dos de ellos, un motivo figurativo, la presencia de siete leones con inicio de referencia en el Libro del profeta Daniel. Además, mientras el primer capitel remitiría al Antiguo Testamento, el segundo lo haría al nuevo Testamento y, en concreto, a las cartas de San Pedro.

Intentemos explicarlo con imágenes:


El nuevo sacerdocio.
El nuevo sacerdocio.

Daniel en el foso de los leones
Daniel en el foso de los leones

Capitel del pecado original
Capitel del pecado original


Al capitel del pecado original, Antiguo Testamento, en su ábaco cuatro motivos vegetales, le corresponde el capitel de los sacramentos penitenciales: el bautismo y la penitencia, los sacramentos de la conversión expresados por San Pedro en su carta, también en su ábaco con los mismos cuatro motivos vegetales; ambos capiteles afrontados sobre el arco triunfal del templo.

Al capitel de Daniel en el foso de los leones y la presencia de Habacuc, Antiguo Testamento -en su ábaco siete leones como motivos figurativos-, le corresponde afrontado el capitel de la interpretación del nuevo sacerdocio real (sic en la carta de san Pedro, en una iglesia del rey Sancho Ramírez) según la carta de San Pedro. El nuevo sacerdocio que viene a sustituir al antiguo, representado por Daniel y Habacuc, también cuenta en su ábaco con los mismos siete leones como motivos figurativos.

Y sobre este esquema teológico lógico formal reforzado por los detalles plásticos de los ábacos, la teología de la luz incidiendo sobre los capiteles, de los que se pueden extraer conceptualmente, del siguiente texto de San Agustín:

“"Creo que no os habéis olvidado que yo os he recomendado, o más bien recordado, lo que cada persona instruida en la santa Iglesia tiene que saber, es decir, de dónde somos ciudadanos, y dónde nos encontramos en peregrinación, y que la causa de nuestra peregrinación es el pecado, y que el don del regreso es el perdón de los pecados y la justificación de la gracia de Dios.” (Enarr. in Ps. 136, 1)

Hombres muy instruidos es lo que vemos, tanto en los emisores como en los receptores de este bonito mensaje teológico, el nuevo mensaje de los mejores canónigos regulares de San Agustín que son traídos desde Cluny, por el rey Sancho Ramírez,  que a su vez avalan la reforma de la iglesia de Roma, la de San Pedro, claro está.


Monte Cuculo -San Juan de la Peña-
Monte Cuculo -San Juan de la Peña-

Monte Cuculo de Loarre  -SIGPAC-
Monte Cuculo de Loarre -SIGPAC-

Frassinoro y Montecuccoli -Italia-
Frassinoro y Montecuccoli -Italia-


Arquitectura Sagrada en el templo defensivo de San Pedro de Loarre, iglesia románica que resalta su caracter austero a la vez que fuertemente religioso y funerario, destinado presumiblemente a fortalecer el espíritu en los ambientes previos de recogimiento junto a la arenga militar, justo antes de comenzar el combate o resistir el asedio.

Dos congregaciones de monjes regulares de San Agustín, coincidencia temporal establecida en Santa María de Alquezar con otra congregación, en la que se nos antojan monjes procedentes de latitudes algo más alejadas del poderoso influjo de Roma; ambas nos manifiestan un pensamiento espiritual parecido, si bien allí -en la escultura-, se reflejaba un programa fílmico compresivo de la Carta a los Hebreos, sincretizada con el rito cristiano céltico. En San Pedro de Loarre, al igual que en la Catedral de Jaca, deducimos el contenido romanizante de las Epístolas de San Pedro con una asunción directa de los planteamientos del cambio de rito, haciéndonos suponer una ejecución en paralelo respecto de la Colegiata de Santa María, donde ambas lecciones teológicas se destinan a la meditación de los clérigos y monjes que cohabitaron y convivieron simultáneamente en uno y otro cenobio, un demostrativo exponente más de las diversas corrientes filosófico religosas que perviven en los auspicios de un mismo "reyno" bajo el sello de mando del todopoderoso Sancho Ramírez, quien con su particular "In Hoc Signo Vinces", nos brinda su visión más ilustrativa en el Crismón del tímpano de la portada oeste de Jaca .

Conjuntamente a estos planteamientos, la escultura de Loarre, en el tremendo impulso hagiográfico de su arquitectura, expresa fidedignamente el profundo pensamiento de la época y las vicisitudes que ambas corrientes teológicas estan obligadas a preservar. 

© Grupo Ailbe 
- May/Jun 2010 -


<<<--- Regresar al Capítulo I


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO