Uncastillo (Z)

Iglesia de Santa María.
Santa María, llamada la Mayor, fue desde el principio la más importante de Uncastillo y adquirió luego honores de colegiata. Fue consagrada por el obispo de Pamplona el 2 de noviembre de 1155.
Como un abanico de graciosas figuras, las arquivoltas de la entrada meridional de Santa María, en Uncastillo, despliegan el mundo más rico y más alegre de la imaginería románica de Aragón, encuadrando una puerta cuyas jambas nos imponen, en el mismo tono suntuoso, un contrapunto dramático basado en la expulsión de Adán del Paraíso y de algunos novísimos del hombre. (47)

Iglesia de una nave dividida en siete tramos, cubierta con bóveda de cañón ligeramente apuntada, y culminado por un ábside semicircular.

Tiene un amplio conjunto escultórico entre ventanas con capiteles tallados, relieves encima de las portadas sur y oeste, una portada meridional y modillones tallados alrededor del ábside. El relieve de la portada oeste presenta una Epifanía con forma de media luna. Encima de la portada sur hay dos placas. Una representa a Cristo salvador y la adyacente presenta un eprsonaje de pie con un libro. En el ábside encontramos capiteles muy deteriorados. Los modillones que sustentan la cornisa ajedrezada presentan un acróbata desnudo, otro con las piernas por encima de la cabeza, un hombra abriendo su boca con sus manos, una cabeza grande boquiabierta, un busto leonino, una mujer en el regazo de un monje, una pareja luchando, un hombre sentado tirando de una mujer, dos hombres que parecen luchar, un hombre tocando una fídula, dos mujeres de espaldas que aprecen bailar y un arpista. Los restantes son decorativos o representan bóvidos.

La portada sur es la que tiene una decoración más elaborada. Seis columnas flanquean el acceso. En un capitel encontramos una escena funeraria con el difunto en su lecho y en la otra cara dos ángeles llevando el alma del fallecido. En el siguiente se aprecia un jinete. En el siguiente en el interior se representa a dos jinetes y en el otro lado una escena del infierno envuelto en llamas. El capitel del centro represernta la huida a Egipto y en el lateral la expulsión del paraiso. Carece de tímpano, y está enmarcada por una serie de arquivoltas. El marco exterior se forma a base de entrelazos que atraviesan orejas y bocas de las máscaras de animales. Se representan las locuras y vicios del hombre.

Decoración en el interior: en el presbiterio encontramos un capitel con un grifo y un león enfrentados; otro representa a Sansón desquijarando un león. En el lado norte del rpesbiterio, un capitel representa a los pecadores sufriendo en el infierno. En la arcada del presbiterio encontramos catorce capiteles decorados que incluyen motivos vegetales, entrelazos, leones, aves figuradas y serpientes atacando grifos. En la nave, ocho capiteles tienen decoración vegetal. Otro se decora con águilas y el restante presetna una escena juglaresca. (643)

Iglesia de San Martín.
San Martín de Tours, otra de las iglesias de Uncastillo, ya existía en 1119, en cuyo año la tiene en su poder un tal Bellido, en nombre del obispo de Pamplona; en el siglo XII se construyó su actual fábrica, y la nueva iglesia se consagraba en 1179 por el obispo de Pamplona. Su planta románica fue de una nave y ábside en hemiciclo cubiertos por bóvedas de cañón apuntado sobre fajones y de cuarto de esfera, respectivamente, más una torre cuadrangular a los pies, cuyo cuerpo superior lleva remate gótico inspirado en el de la torre de Santa María. (47)

En origen era una iglesia de planta rectangular con una sola nave cubierta con bóveda de cañón. Tenía un ábside semicircular y una torre a los pies. Con la reforma del siglo XVI perdió su forma románica. En el tímpano que originalmente estaba en la portada occidental encontramos el programa iconográfico vinculado con el pecado, la muerte y la redención relacionado con el Maestro de Jaca y su taller (finales del siglo XI hasta 1140), completándose con las esculturas de los capiteles. En el muro sur encontramos una portada de medio punto sobre jambas rectas, cuyos capiteles se empotraron en los muros construidos posteriormente. Un segundo taller trabaja al menos en tres capiteles de la nave, siendo el más interesante el sitruado bajo el arco de embocadura de la cabecera en el que se representa a San Martín a caballo partiendo su capa. A una tercera etapa pertenecen las esculturas del ábside, con estatuas columna que parecen representar el apostolado.

Al exterior el ábside semicircular destaca con respecto a las capillas añadidas. Encontramos canecillos con decoración figurada. LAs ventanas se enmarcan con columnas y arcos cuyas arquivoltas están formadas por una moldura cóncava y otra de bocel con chambrana.

En cuanto a los ornamentos litúrgicos u e arte mueble, en su mayor parte está formado por piezas renacentistas. Destaca una cruz procesional del siglo XII o principios del XIII en bronce decorada con esmaltes. El anverso incluye una pequeña representación de Cristo crucificado, y en la parte posterior un Crisot en Majestad con los símbolos del tetramorfos. (643)

Iglesia de San Félix o San Felices.
De las iglesias externas al caserío primitivo, merece cita especial San Félix o San Felices, sita en el barrio de Metina; los clérigos de Santa María la Mayor la retenían a la fuerza con la aquiescencia del obispo de Pamplona: y Ramón Berenguer IV la liberó y devolvió a los vecinos de la barriada; de sus bienes e historia primitiva queda el testimonio de un modesto cartulario.
Construida en sillería y dotada de cripta bajo su presbiterio, con acceso propio, desarrollada en una nave y un ábside semicircular, bien abovedados; la planta superior reproduce este formato a mayor escala, completado por una torre de planta cuadrada a los pies, y una sacristía moderna; la nave se cubre con bóveda de cañón apuntado sobre arcos fajones apeados en columnas adosadas, con capiteles lisos. Es obra de principios del siglo XIII. (47)

Iglesia de una nave rectangular, rematada con un ábside semicircular. Llama la atención la apertura de la puerta de la cripta en el contrafuerte. La cripta está formada por un pequeño tramo de la nave y la cabecera semicircular.. Desde el exterior destaca la torre de planta cuadrada a los pies. La portada principal es un vano de medio punto emplazado en el tramo central del muro meridional con doble arquivolta lisa de perfil en ángulo y chambrana escasamente moldurada. En el tímpano se representa el martirio de San Félix. Está sustentado por dos ménsulas decoradas con cabezas de fieras con personajes masculinos a los lados. La segunda portada, hoy cegada, se encuentra en el lienzo septentrional: arquería doble d emedio punto lisa con un crismón trinitario flanqueado por una paeja de ángeles en el tímpano. (643)

Iglesia de San Miguel.
Los importantes restos de la iglesia de San Miguel, impropiamente habilitados a este siglo, muestran una fábrica románica más avanzada en la transición al góticos que su modelo próximo, la iglesia de Santa María, pues, reproduciendo su planta y estructura, los tramos de bóveda entre fajones son ya de crucería. También la portada, trasladada al Museo de Boston en 1915, es un reflejo de la portada de dicha colegial, más perfecta de composición, pero menos vigorosa, con tímpano. Su construcción de fines del siglo XII. (47)

Iglesia de una nave dividida en cuatro tramos rematada por ábside semicircular. En el muro septentrional encontramos una sencilla puerta que sufrió modificaciones al convertirse el edificio al uso secular. Jambas sin decorar sostienen una arquivolta lisa. Insitu queda un canecillo soportando un fragmento de la cornisa ajedrezada de la nave. La portada del sur se expone hoy en el Museo de Bellas Artes de Boston: cuatro columnas decoradas con ábacos ornamentados flanquean el acceso. Tiene tres arquivoltas decoradas con escultura figurada y zoomorfa. En el tímpano parece estar representado san Miguel. (643)

Iglesia de San Lorenzo.
En Uncastillo quedan otros vestigios románicos: ruinas de la iglesia de San Lorenzo, de mediados del siglo XII, cuyos más valientes fragmentos son de escultura; un tímpano y algunos capiteles dan testimonio de un arte rico y cuidado. (47)

Originalmente era una iglesia de planta rectangular de una nave dividida en cuatro tramos, con ábside semicircular en la cabecera y una torre en los pies. La decoración conservada se encuentra en la portada principal, protejida por un tejadillo. Es una portada abocinada con dos arquivoltas. El tímpano está orlado por una moldura con decoración de botones de ocho gallones. En el tímpano nos encontramos con San Lorenzo sobre nua parrilla, dirigiendo su mirada hacia un crismón. De las columnas solo se conserva una, con capitel decorado con un león que voltea una figura humana. (643)

Iglesia de San Juan Evangelista:

Iglesia de planta de cruz latina con cabecera semicircular cubierta con bóveda de cuarto de esfera y una nave. En los lados norte y sur se encuentran los accesos, ambos en el segundo tramo de la nave, siendo un arco de medio punto con capiteles lisos. En el absidiolo de la capilla adosada al lado de la epístola se encontraba una decoración pictórica, estando presidida por una Maiestas Domini, representandose a los cuatro evangelistas, y escenas de la vida de Santiago el Mayor tomadas de la Leyenda Dorada. Estilisticamente son pinturas de tendencia bizantinizante de la segunda mitad del siglo XIII. (643)

Virgen de San Cristóbal (Copia):

Es una talla en amdera dorada y policromada que presenta a Maria como trono de la sabiduría. Tanto la virgen como el Niño están coronados. El canon es levemente desproporcionado, sin expresividad, siendo una composición de marcado hieratismo. (643)

web local
 

 
Enlaces relacionados:
- Fotos de Uncastillo