Sacramenia (Sg)

Iglesia de San Martín:

El actual edificio ha sido remodelado, pero conserva la cabecera primigenia. La planta inicial era una nave rectangular con cabecera rectangular y sacristía al sur. El ábside se divide por medio de semicolumnas en tres tramos con capiteles hoy segados. Interiormente se forma por tramo recto y curvo con un arco triunfal de medio punto para acceder a ella sobre columnas pareadas que comparten capitel. El del norte se desfiguró, pero se intuyen motivos vegetales. El del sur muestra una pareja de dragones con colas terminadas en bucle acechando a un personaje humano. El muro del presbiterio se articula con una arcada de medio punto.

En los pies se conserva una pila bautismal de copa semicircular decorada con grandes gallones bajo una cenefa de palmetas y tallo ondulante. Entre gallones, asoman rostros. En el frontal hay un gran ángel con las alas explayadas, vestido con túnica y portando una tela. (354)

Ermita de San Miguel.
Perviven de su pasado románico parte de los muros, la portada en el carcomido muro meridional y la magnífica cabecera, aunque todo con graves deterioros. (62)

Iglesia de Santa Marina.
Restaurada, conserva la cabecera de piedra de sillería, pero lisa en exceso. Ni columnas, contrafuertes ni impostas articulan el hemiciclo; tan sólo se abre un pequeño ventanal de arco doblado de medio punto trasdosado por un guardapolvos ajedrezado. En su interior se han descubierto unas pinturas medievales. (62)

En el interior de la capilla adosada al costado de la epístola conserva la pila bautismal de una pieza hemiesférica sobre un pie cilíndrico. Cerca a la embocadura tiene una faja lisa y in bocel en la zona de unión de la copa y el pie. (354)

Ermita de Santa María de Cárdaba.
Antiguamente perteneciente al Monasterio benedictino de Santa María de Cárdaba, hoy propiedad privada. A primera vista y por el tipo de aparejo se adivina la diferente fábrica de la nave y la cabecera; los muros de la nave, edificados con grandes sillares, corresponderían a época prerrománica, mientras que la cabecera, presenta las clásicas formas de una construcción plenamente románica. (62)

Monasterio de Santa María la Real.
Lo que queda del monasterio cisterciense es propiedad privada y se encuentra en el llamado "Coto de San Bernardo". Fue fundado por Alfonso VII en 1141, desarrollándose las obras en las últimas décadas del siglo XII y las primeras del XIII. Aunque a comienzos del siglo XX fueron vendidas algunas de sus más notables dependencias, la iglesia aparece casi intacta tras su restauración; perfectamente cortada y escuadrada, consta de tres naves de seis tramos y crucero saliente en planta y alzado. Su poderosa cabecera tiene cinco ábsides escalonados. Sorprende la luminosidad del templo, que abre ventanas en los espacios superiores de cada tramo de la nave central, por encima de las impostas, y en los muros laterales de las naves externas. (62)

 
Enlaces relacionados:
- Fotos de San Miguel