Su última visita fue: Fecha actual Vie Oct 07, 2022 4:05 am


Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 883 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 85, 86, 87, 88, 89
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Dom Jul 03, 2022 9:11 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6511
Hola a todos

De nuevo, hace días que no todamos este tema. Aprovechando que es domingo, una nueva entrada para intentar explicar los conceptos de sincretismo y simbolismo asociados al románico.

Si existen tres espacios simbólicos en la concepción cristiana de la vida en la época del románico son el Cielo, la Tierra y el Infierno.

Sin embargo, no se debe olvidar que el cristianismo es la una religión que se caracteriza por su sincretismo. De hecho, a nadie se le escapa su carácter de fusión y asimilación de elementos diferentes.

Teniendo en cuenta que, en el relato del Robo de las manzanas del jardín de las Hespérides, Heracles / Hércules acaba sustituyendo a Atlas, el Atlante, a la hora de sostener la bóveda celeste y, en un momento determinado, se produce este detalle:
Citar:
“Después de eso, Heracles inclinó la espalda para recibir el peso del globo celestial y Atlante se alejó y volvió poco después con tres manzanas arrancadas por sus hijas.”
(De la página mgar.met)

Como tantas veces hemos comentado y es de sentido común, toda la arquitectura románica se constituye en un potente símbolo. Por la forma de esculpir la espalda y la manera de sostener lo que vendría ser el globo celestial este posible atlante de San Quirico d’Orcia en el Valle d’Orcia en la Toscana italiana, podríamos estar ante la representación de Hércules sosteniendo el peso de la bóveda celeste con su espalda inclinada:

ImagenImagen

Pero, además, en su portada se esculpieron a los dos: a la derecha de la portada, Hércules, como un joven; a la izquierda de la portada, Atlas, como un viejo.

Imagen

Debajo de ellos, dos leones. Teniendo en cuenta esta doble interpretación:
Citar:
“Un temible león está asolando a Nemea. Devora personas. Extermina rebaños. Destruye plantaciones. Tiene la piel invulnerable y habita una caverna con dos salidas. Nació de dos monstruos: Equidna y Ortro. Y su descendencia es también monstruosa.”
(http://tierra-leyendas.blogspot.com)

“Sean sobrios y estén siempre alerta, porque su enemigo, el demonio, ronda como un león rugiente, buscando a quién devorar.”
(Primera Carta de San Pedro, V, 8)

De esta manera, no sólo queda claro el simbolismo de los tres espacios: Cielo, Tierra, Infierno, sino, paradójicamente, de toda portada románica. Por debajo, el león, símbolo del Infierno, de los seres monstruosos; hasta la altura del dintel, el símbolo de la Tierra, donde habitan los hombres; el tímpano, el símbolo del Cielo, el lugar de Dios.

Imagen

Pero, además, como también hemos comentado otras veces, si estiramos el dibujo de una portada románica en el suelo, obtenemos esto, la planta básica de los templos románicos:

Imagen
(De Wikipedia)

Nada, la potencia del símbolo románico en una religión como la cristiana que no dejó de fusionar y asimilar conceptos de la cultura greco-latina.
¡Feliz domingo!
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Dom Jul 31, 2022 4:42 pm 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6511
Hola a todos

También existen correspondencias del pensamiento como el que se produjo entre los dos teólogos redactores del programa de los relieves del claustro del monasterios de Santo Domingo de Silos y su influencia sobre los conocidísimos y admirados canteros conocidos como primer y segundo maestro de Silos.

Imagen

El teólogo redactor, al contemplar los seis relieves labrados por el primer maestro de Silos que le hablaban de la Pasión, de la Resurrección y de la Ascensión de Cristo, de tres de los cuatro acontecimientos salvíficos de la historia de la salvación de Cristo, comprendió que tenía que interpretar el tema de la Encarnación en los dos nuevos relieves. Y, aquí, empiezan las sorpresas.

Para idearlos, el nuevo teólogo redactor no utilizó la misma técnica que empleó el primer teólogo que ideó los seis relieves, la de recurrir a la utilización de textos bíblicos de forma directa. Las imágenes lo dejan claro. El teólogo redactor de estos dos últimos relieves de los pilares del claustro tomó una decisión personal, la de no recurrir de forma directa a los textos bíblicos que hablan de la Encarnación. Las piezas hablan por sí solas.

El primer relieve, el de la Anunciación, no deja de ser más que una reelaboración teológica del tema, tal y como demuestra el detalle plástico de la corona y todo lo que significa, teológicamente, proponer en una imagen la coronación de la Virgen María antes de la obra salvífica de su propio Hijo, Cristo.

Imagen

El segundo, el de la Trinidad Vertical, es una gran lección teológica acerca de la Trinidad, pero con la persona del Hijo presentada en clave de Encarnación. Para hablar iconográficamente de la Encarnación, el teólogo redactor disponía de otros temas bíblicos más expresivos como, por ejemplo, el de la Adoración de los Reyes Magos, el bautismo histórico de Cristo o los grandes temas del ciclo de la Navidad y no los utilizó.

Todo esto fue debido gracias a que, además de tomar una decisión personal, el redactor teológico de Silos sabía que le tocaba reinterpretar el tema teológico de la Encarnación del Hijo de Dios porque se tomó la decisión de representarlo como niño y no como Redentor, en la cruz.

Imagen

Los dos relieves sobre los que, ahora, dialogamos constituyen en sí mismos una lección teológica basada en el concepto de la Encarnación, el tema que faltaba por esculpir en ese Tetramorfos analógico que configuran los cuatro pilares y los ocho relieves del claustro de la Abadía de Silos. Pero, además, en los dos relieves que faltaban, el teólogo redactor no programó cualquier lección teológica, sino que, a través de sus detalles plásticos, dejó ideada una doble página pétrea que se puede leer ya que reproduce la teología del monje más famoso a finales del siglo XII, la de Joaquín de Fiore.

Buenos muy buenos los dos maestros canteros de Silos a los que tod@s admiramos; pero, al menos igual de buenos, los dos teólogos redactores que fueron capaces de complementarse y, además, asociar su pensamiento en los ocho relieves y, especialmente, por su originalidad, el segundo, aunque ninguno de los dos haya pasado a la historia ni con un solo nombre genérico.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Sab Sep 24, 2022 4:26 pm 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6511
Hola a todos

Hay veces que ves una correspondencia cuando vuelves a mirar con nuevos ojos una iconografía que ya habías observado otras veces. Está claro que, para un cristiano, la Nueva Jerusalén celeste vendrá a ser el Paraíso para todo creyente cristiano.

Pongamos una fotografía de una interesante iconografía románica:
Imagen

Se trata de una pintura mural, datada a finales del siglo XI, en el templo de San Pietro al Monte, en Civate, la Lombardía italiana. En ella, se representa a la Jerusalén celestial.

Sin embargo, lo interesante no reside en la edificación de la muralla de cierre de la ciudad sino en la presencia de la Maiestas Dómini. De hecho, los principales tratados comentan que se trata de un fresco que representa a la Jerusalén celestial. En esta iconografía, el protagonismo iconográfico particularmente complejo lo ocupa la Maiestas Dómini. Se trata de Cristo sentado sobre el globo del universo. A sus pies, el Agnus Dei, el Cordero Místico. Debajo de él fluye un río que se divide inmediatamente en cuatro brazos. Mientras, a su alrededor, las paredes de la ciudad. Son un total de doce puertas abiertas en las que se ven las cabezas de ángeles. La escena continúa en el crucero en el que se representa la alegoría los cuatro ríos del Edén.

Y es que, precisamente, del Edén queremos hablar. Junto a la Maiestas Dómini hay representados sólo dos árboles. Todo este contexto de Paraíso terrenal, Jerusalén celeste y la presencia únicamente de dos árboles conduce a conceptos teológicos como el siguiente:
Citar:
“En el mismo Paraíso, el citado Teólogo, el gran Gregorio expone que hay dos árboles, de los que uno –como él dice- tiene el nombre de “Todo” y el nombre del otro es “Mezclado”.... Por tanto, ninguno de los que siguen la doctrina del citado Teólogo piense que en el Edén hay muchos árboles de diversas formas y frutos diversos como si fuera una selva copiosa, plantada de multitud de árboles, sino que sólo había dos: "Todo" y, el otro, "Mezclado"....
El Todo árbol es el Verbo y la Sabiduría del Padre, nuestro señor Jesucristo... Así pues, queda que hablemos del “Mezclado”, esto es del árbol del conocimiento del bien y del mal”.”
(Juan Escoto Eriúgena, Periphyseon)

Nada, esas correspondencias que, a veces, no ves la primera vez que observas, y la importancia de los llamados detalles plásticos menores en el románico.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 883 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 85, 86, 87, 88, 89

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 8 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Theme created StylerBB.net & kodeki
Adapted by ESERNET for Círculo Románico
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com