Su última visita fue: Fecha actual Dom Dic 03, 2023 7:39 pm


Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 904 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 87, 88, 89, 90, 91
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Sab Sep 16, 2023 3:49 pm 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6628
Hola a todos

Por diferentes motivos, he tenido que estar ausente de este foro durante un largo periodo de tiempo. Intentaré volver a darle un poco de ritmo.

Existen iconografías que deben su correspondencia no a referencias directas de pasajes de la Biblia, sino a las lecciones de filosofía teológica que se pueden extraer de sus páginas.

Pongo un ejemplo sobre el que ya reflexioné en otras ocasiones. Si San Juan Evangelista había afirmado: “A Dios nunca le vio nadie” (I Juan, 4, 12), los teólogos neoplatónicos lo tuvieron claro:
Citar:
“Así pues, Cristo es nuestra epifanía –esto es, nuestra aparición y nuestra manifestación. En efecto, aunque son tres las sustancias del Bien sumo, una sola de ellas se nos apareció en Cristo Hombre –esto es, en el Verbo encarnado- y se hizo comprensible a los sentidos corpóreos. Así es: nadie ha visto al Padre, ni al Espíritu Santo en unidad de sustancia con la criatura.
(Juan Escoto Eriúgena)

Además, como ya he comentado otras veces, así lo han interpretado los estudioso actuales:
Citar:
“Si Dios es el incognoscible, si es verdad, como dice el Evangelio de Juan, que "A Dios nadie lo ha visto jamás", se comprende que Erígena pueda escribir (citando por otra parte a Ambrosio y a Dionisio) que "Dios, entiendo la Trinidad suprema, no ha aparecido jamás en sí misma a nadie, no aparece jamás, no aparecerá jamás".
(FOUSSARD,J-C. Non apparentis apparitio. El teofanismo de Juan Escoto Erigena, 1ª parte.

¿Cómo expresar entonces la Unidad y la Trinidad de Dios en la manifestación de Dios a los hombres?

En el templo de San Justo, en Segovia, como en otros templos, lo tuvieron claro, a través de un símbolo. Aquí, los vanos practicados a la pared del ábside.

Imagen

Mientras la Trinidad de Dios se produce en el Cielo, esa que no ha visto nadie, (tres vanos en la parte superior); la Unidad de Dios se produce en la Tierra (un vano a nivel bajo, en la mirada humana) a través de la doble manifestación del Hijo, en su Encarnación y en la Parusía. Por eso, cuando vuelva, no vendrá solo pues puede ser contemplado tanto por los santos como por los ángeles.

Imagen

Muy buenos, pero que muy buenos los teólogos redactores de los programás iconográficos del románico y, también, los MAGISTER MURI que les hicieron caso.

Por eso, como he escrito en otras ocasiones, para acercarse al Románico con otros ojos no basta con el peso de la historia, detrás está la fe que, para su correcto análisis, necesita también de otras disciplinas, como todo el mundo sabe.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Mar Oct 10, 2023 2:50 pm 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6628
Hola a todos

Hoy, hablamos de una correspondencia que exige conocer muy bien la exégesis de un pasaje concreto del Evangelio según San Mateo. En el templo de San Ciriaco, en Genrode, Alemania, se planteó así su cabecera o ábside este con una sola ventana absidial y muy baja, con la posible idea del uno (1) o la Unidad de Dios:

Imagen

El resultado en el interior es el siguiente:

Imagen

Sin embargo, en el lado oeste, también se practicó un segundo ábside; pero éste lleno de ventanas absidiales, tres (3) que nos hablan de la idea de la Trinidad de Dios:

Imagen

El resultado en el interior es el siguiente:

Imagen

Mientras que, en el interior del ábside este (idea de Unidad) , se plasmó una Maiestas Dómini en forma de Ascensión; en el interior del ábside oeste (idea de Trinidad), se planteó una Maiestas Dómini en clave judicial apocalíptica.

Y con este juego simbólico de los dos ábsides se plantea una gran correspondencia.

Desde mi manera de ver el tema, hubo un teólogo redactor de estos programas escultóricos que, al idear la construcción de los dos ábsides tuvo una determinada idea, porque para llevarla a cabo recordó que, a esta disposición arquitectónica, se le podía aplicar la interpretación exegética del versículo 27 del capítulo XXIV del Evangelio segúin San Mateo:
Citar:
“Como el relámpago que sale del oriente y brilla hasta el occidente, así será la Venida del Hijo del hombre.”

Cristo, en su Parusía o Segunda venida, volverá por el occidente (es hora de recordar ese Finisterre tan nuestro), pero su venida se produjo por el este (la ubicación de Belén y Jerusalén). Una vez más se pone de manifiesto el diálogo no solo entre el Magister Muri y el teólogo redactor del programa pictórico sino de los dos con el maestro artesano y su cuadrilla de pintores.

Lo escrito, una forma de correspondencia basada en una buena interpretación exegética de un versículo del Evangelio según San Mateo. En el fondo, el Arte Románico se sustenta no solo en el trabajo artesano y físico, también en la gran preparación intelectual de los grandes olvidados de la inmensa mayoría de los estudios: los teólogos redactores de los programas de imágenes.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Jue Oct 19, 2023 9:05 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6628
Hola a todos

Hoy una correspondencia un poco especial: la CLAVIS, ¿la llave o clave en manos de qué personaje se debe representar?

Seguramente, a todos nos ha salido a la primera, la respuesta es obvia: San Pedro. Y para muestra tenemos este argumento:
Citar:
“18 Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. 19 Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".” (Mt. XVI)

Es una evidencia que, en el Románico, se representa a San Pedro iconográficamente con las llaves o llave como en uno de los Discipularios de Santa María la Real de Sangüesa, Navarra:
Imagen

Pero, hay otro personaje que puede llevar la CLAVIS.

Mientras San Pedro tendría las llaves del Reino de los Cielos siguiendo el Evangelio según San Mateo, para San Juan Evangelista, en su Apocalipsis, Cristo se reservó el derecho de las llaves de la muerte y del Infierno (Hades):
Citar:
“12 Me volví a ver qué voz era la que me hablaba y al volverme, vi siete candeleros de oro, 13 y en medio de los candeleros como a un Hijo de hombre, vestido de una túnica talar, ceñido al talle con un ceñidor de oro.14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos, como la lana blanca, como la nieve; sus ojos como llama de fuego; 15 sus pies parecían de metal precioso acrisolado en el horno; su voz como voz de grandes aguas. 16 Tenía en su mano derecha siete estrellas, y de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro, como el sol cuando brilla con toda su fuerza. 17 Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. El puso su mano derecha sobre mí diciendo: "No temas, soy yo, el Primero y el Ultimo, 18 el que vive; estuve muerto, pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la Muerte y del Hades.(Ap. I)

Así lo interpretaron también en el románico, como en el Beato de Lorvao:
Imagen

Así con esta representación iconográfica de la CLAVIS se nos estaría diciendo: mientras el derecho de las llaves sobre la muerte y el infierno estarían en manos de Cristo, el derecho de las llaves del Reino de los Cielos recaería en las de San Pedro. Un bonito juego de correspondencias, ¿no?
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Correspondencias
Mensaje sin leerPublicado: Sab Dic 02, 2023 10:04 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6628
Hola a todos

Parece ser que todo vuelve a la calma, después de este largo mes en el que no lo hemos pasado bien. Os propongo un juego de correspondencias, ahora en una pieza de imaginería románica considerada menor. De entrada, los llamados canecillos se interpretan de forma autónoma, es decir, por separado. Hoy, intentaré hacer una lectura que sea una correspondencia de lectura entre varios canecillos colocados juntos:

Imagen

Estos tres canecillos se encuentran en el templo de San Miguel, Ayllón, Segovia.

De entrada, hay que reconocer que sería más fácil escribir que estos tres canecillos solo admiten una lectura de este tipo: Los tres canecillos (el músico, el maestro cantero y el grifo) son tres esculturas de relleno, sin interpretación teológica. Nos encontramos ante tres esculturas menores que reproducen de forma aleatoria dos oficios de la época y un animal típico del bestiario en una parte del templo sin ninguna función didáctica ni catequética.

De hecho, para muchos de los que en la Edad Media contemplasen estas tres esculturas menores, ésta podría ser la lectura convencional.

Sin embargo, hay que recordar que hubo otros receptores de la iconografía románica que bien pudieron realizar una lectura a otro nivel, me estoy refiriendo a las personas con instrucción teológica, esas que irían todos los días al templo o los que habían seguido la creación del programa iconográfico. Vayamos, primero, con una serie de preguntas.

1. ¿Qué puede significar la colocación correlativa de estos tres canecillos para alguien que sea conocedor de la teología neoplatónica cristiana medieval y que tenga acceso a los libros o haya cursado estudios teológicos?

2. ¿Pudo alguien intencionadamente (me refiero al teólogo redactor) hacer colocar estas tres esculturas de forma correlativa, ordenada, como si se tratase de una secuencia teológica?

3. ¿Qué puede representar la representación iconográfica de un grifo junto a un maestro cantero y un músico?

Intentemos buscar una explicación teológica a esa aparente colocación aleatoria de tres figuras menores.

En primer lugar, para los que se han instruido en la teología neoplatónica, el grifo no es únicamente un símbolo de guardián de las puertas o alegoría de la doble naturaleza de Cristo, también es un símbolo de la castidad. El maestro cantero puede llegar a ser el símbolo del verdadero creyente y, sobre todo, del propio sacerdote.

El músico, el símbolo del camino que conduce al alma de retorno o regreso a Dios a través de la piedad, entre otras muchas cosas. Solo he querido poner una referencia de aceptación al uso del canto y la música dentro de la Iglesia.

El cantero, el hombre que construye tanto el templo exterior a Dios, como su propio templo interior, el de la fe de su alma.

Es decir, a través de estas tres figuras y de forma metafórica, con los hombres de la Iglesia hemos dado. La interpretación analógica de estas tres imágenes se puede realizar a través de lo que escribieron eminentes neoplatónicos.

Una pincelada sobre música:
Citar:
“Así estoy vacilando entre el daño que del deleite de oír cantar puede seguirse y la utilidad que por la experiencia sé que puede sacarse; y más me inclino (sin dar en esto sentencia irrevocable ni definitiva) a aprobar la costumbre de cantar, introducida en la Iglesia, para que por medio del aquel gusto y placer que reciben los oídos, el ánimo más débil y flaco se excite y aficione a la piedad.”
(S. Agustín, Confesiones, cap. XXIII)

Una pincelada sobre piedras:
Citar:
“Somos edificados a manera de piedras vivas como casa y altar de Dios Todos los que creemos en Cristo Jesús somos llamados piedras vivas, de acuerdo con lo que afirma la Escritura: Vosotros, como piedras vivas, entráis en la construcción del templo del Espíritu, formando un sacerdocio sagrado, para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por Jesucristo.

Cuando se trata de piedras materiales, sabemos que se tiene cuidado de colocar en los cimientos las piedras más sólidas y resistentes con el fin de que todo el peso del edificio pueda descansar con seguridad sobre ellas. Hay que entender que esto se aplica también a las piedras vivas, de las cuales algunas son como cimiento del edificio espiritual. “
Orígenes, Homilía 9 sobre el libro de Josué (1-2: SC 71, 244-246)

Un poco más sobre piedras:
Citar:
“Por tanto, muchos pensaron que el Paraíso era el alma en la que se propagaron algunos gérmenes de las virtudes, y que el hombre fue colocado para labrar y custodiar el Paraíso, esto es, la mente del hombre, y es evidente que la virtud de la mente cultiva el alma, y no sólo la cultiva, sino que también, una vez cultivada, la custodia.”
(Juan Escoto Eriúgena, Periphyseon)

Una pincelada sobre el símbolo del grifo:
Citar:
“Sin embargo, de las virtudes naturales de estos, bastan estos pocos ejemplos. Cuentan que el grifo posee tanta castidad, que cuando pierde la primera vez a su compañera conyugal, conserva siempre su castidad inviolada, acordándose de su consorte primera.”
(Juan Escoto Eriúgena, Periphyseon)

En fin, otra manera de leer tres esculturas menores de forma unitaria; unas esculturas que, tradicionalmente, tienden a recibir lecturas autónomas o se interpretan como elementos que casi reflejan la estética del arte por el arte. Pero, claro está, el significado real del símbolo románico depende de la perspectiva de la mirada del que lo contempla y de la instrucción intelección en la que se haya formado.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 904 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 87, 88, 89, 90, 91

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Theme created StylerBB.net & kodeki
Adapted by ESERNET for Círculo Románico
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com