Su última visita fue: Fecha actual Sab Ene 22, 2022 1:08 am


Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 245 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 21, 22, 23, 24, 25
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Aprender el Románico
Mensaje sin leerPublicado: Lun Dic 06, 2021 9:54 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6454
Hola a todos

Muchas veces, las imágenes pétreas románicas se convierten en símbolos que van más allá de la simple correspondencia unívoca con un pasaje de la Biblia. En un lugar como el claustro de la catedral de Santa María de Girona, donde el poder del obispo se dejó patente hasta en la manera de dirigir el trabajo de los maestros canteros:

Imagen

la representación iconográfica del Diluvio universal y el tema del Arca de Noé:

Imagen

bien pudo ser leída de forma analógica por lo canónigos que en ella servían al altar de Dios:
Citar:
«En el símbolo del diluvio, en el que los justos fueron salvados en el arca, está profetizada la futura Iglesia, que salva de la muerte de este mundo para su Rey y Dios por medio de Cristo y del misterio de la Cruz»
(San Agustín, De catechizandis rudibus, 18).

Según San Agustín, en el arca está profetizada la futura Iglesia, esa que representa el obispo y el cabildo catedralicio. Esa comunidad que conocía muy bien el pensamiento del santo obispo de Hipona.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Aprender el Románico
Mensaje sin leerPublicado: Sab Dic 18, 2021 10:16 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6454
Hola a todos

En el Arte Románico los detalles plásticos que hablan de su pensamiento se dan hasta en las llamadas artes menores. Pongamos un ejemplo sobre el trabajo de forja sobre el hierro. Cuando vemos lo que quieren ver nuestros ojos, podemos hacernos preguntas de este tipo: "¿Qué ves?"

Imagen

Y nos encontramos con respuestas de este tipo: "¡Qué quieres que vea, una puerta con hierros!"

Sin embargo, las preguntas pueden continuar con insistencia. De nuevo: "¿Se podrá leer el pensamiento teológico de esos hierros?" Y la respuesta: "¡Cómo quieres que se puedan leer!, el artesano era analfabeto y los colocó para llenar el espacio."

Sin embargo, en la forja de esta puerta, es evidente que se delimitaron tres espacios iconográficos. ¿Qué representarán?

En el nivel inferior, la primera de las edades, la de la Creación con la presencia de los dos árboles del Paraíso, con una simbología numérica de hombre, el seis (6), los seis días de la creación.

¿Y si se ve la serpiente junto al Árbol del conocimiento?

Imagen

¿Qué pinta ese detalle plástico solo, al margen de la representación de lo que puede interpretarse como dos árboles? Además, junto al Árbol de la vida no hay ningún detalle plástico.

Se puede ver mejor así:

Imagen

Ahora, subamos al segundo nivel, al central, el de la cruz y el de la naturaleza humana de Cristo, la parte central de la puerta. De nuevo, el número seis (6), el de su humanidad y su suma, el doce (12), el de la Jerusalén Celeste, el Cielo, una clara referencia a su divinidad.

Pero, subamos al nivel superior, con esas dos cruces que remiten al número ocho (8) y a la divinidad de Cristo.

Si como señala Cristo en el evangelio de San Juan, Ego sum ostium, Yo soy la puerta, qué mejor que explicarlo así a través de la teología neoplatónica:

Cristo es el Árbol de la vida plantado en el Paraíso junto al Árbol del conocimiento. De este árbol, salió la madera de la cruz, signo tanto de la humanidad como de la divinidad de Cristo. Como ya comentábamos, hasta los hierros de las puertas románicas pueden leerse. Se trata de la puerta del templo de. Sant Julià i Santa Basilisa, en Jujols, Francia.

Pero, un solo ejemplo no sirve para general conclusiones. Habrá que ver un segundo ejemplo.


Imagen

Aunque quedan cinco elementos, bien pudo existir un sexto elemento como en el primer ejemplo comentado.

Imagen

Si, como proponíamos en el primer ejemplo, se trata de un símbolo que hace referencia al concepto del árbol del conocimiento, en este segundo ejemplo, ¿también se contará con la presencia de la serpiente?

Imagen

Parece ser que sí.

Imagen

Se trata de la puerta del templo de Sant Vicenç de Rus, en Castellar de n'Hug, Barcelona.

De nuevo, parece ser que, hasta en uno de los accesorios arquitectónicos de los templos románicos como son las puertas, los detalles plásticos (que no los estilemas o rasgos formales de los maestros artesanos en las diferentes disciplinas artísticas) nos hablan del pensamiento y de la fe de la época románica con toda su fuerza.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Aprender el Románico
Mensaje sin leerPublicado: Sab Ene 01, 2022 10:42 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6454
Hola a todos


Antes de nada, FELIZ AÑO NUEVO 2022.

Empecemos el año con una iconografía especial en el templo de Saints Pierre et Paul, en Sigolsheim, la Alsacia francesa. Construyeron una imagen compuesta por la unión del tímpano y su dintel.

Imagen

En el tímpano, la escena iconográfica elaborada se propuso como doble, pues a la presencia iconográfica de la denominada Traditio Legis (San Pablo recibe la Ley divina), hay que unir la denominada Traditio clavis (San Pedro recibe las llaves del cielo).

Expliquemos un poco lo que vemos.

De entrada, para que las cosas queden claras, se repiten los símbolos o atributos correspondientes a San Pedro y a San Pablo. Veamos la escena. Cristo, con su mano derecha, hace el gesto de entregar las llaves a San Pedro; pero, este ya lleva un juego de llaves colgando de su brazo izquierdo. Con su mano derecha, parece que San Pedro está sosteniendo lo que podría ser una cruz latina o la planta de un templo románico. Por otra parte, Cristo, con su mano izquierda, le está entregando la Ley divina en forma de libro a San Pablo, quien la recoge con su mano derecha. Pero, San Pablo sostiene una filacteria o rollo profético con su mano izquierda. No se debe olvidar que es autor de cartas (de allí el símbolo de la filacteria) y no de un evangelio. Si fuese autor de un evangelio, en este caso le correspondería con más propiedad el símbolo de un libro.

A la derecha de la Maiestas Dómini, la figura de San Pedro, el destinatario de las llaves. Pero, también, como veremos después, está ubicado en el lugar simbólico que representa el Cielo.

A la izquierda de la Maiestas Dómini, la figura de San Pablo, el destinatario de la ley divina. Pero, también, está localizado en el lugar simbólico que representa la Tierra.

A la derecha de San Pedro, un personaje (por los atributos que distingo, connotado como peregrino, saco de viaje y bastón en forma de Tau) de rodillas y en actitud de oración. El personaje está presentado rogando por su futura vida en el Cielo, pues, mientras la Maiestas Dómini, San Pedro y San Pablo están connotados con la aureola o nimbo de santidad, el personaje arrodillado junto a San Pedro no. Además, este personaje alza la cabeza y está esculpido como si mirase hacia el Cielo.

A la izquierda de San Pablo, un personaje también de rodillas que ofrece un recipiente. Esta figura, como la anterior, también representa a un hombre y no a un santo. Nuevamente, el personaje está connotado sin aureola. Ahora, toca hablar a la función simbólica del lado izquierdo, el que representa la vida en la Tierra. El creyente debe ofrecer parte de sus frutos a la Iglesia según marca la Ley divina. Por eso, el personaje está esculpido de tal manera que mira de frente, tal y como se camina por la Tierra.

Sería como decir: mientras en el Cielo, rige la potestad de la Iglesia de Roma que simboliza San Pedro; en la Tierra, rigen las leyes de la Iglesia de Roma que simboliza San Pablo.

De hecho, es la iconografía del dintel la que se encarga de confirmar esta visión dualista (Cielo/Tierra) a través de la presencia plástica del Agnus Dei y del Tetramorfos.

En medio del dintel, el Agnus Dei Apocalíptico, justo debajo de la Maiestas Dómini y mirando hacia su derecha.

A la derecha del Agnus Dei, los dos símbolos de los Vivientes que representan los dos acontecimientos salvíficos de Cristo que nos hablan de su Divinidad: el águila de San Juan, símbolo de su Ascensión; el león de San Marcos, símbolo de su Resurrección. Es decir, las dos experiencias de fe que le quedan por cumplir al personaje que está representado a la derecha y en una actitud de súplica por su futura vida en el Cielo ante un San Pedro connotado explícitamente con las llaves del Cielo.

A la izquierda del Agnus Dei, los dos símbolos de los Vivientes que representan los dos acontecimientos salvíficos de Cristo que nos hablan de su Humanidad: el hombre de San Mateo, símbolo de su Encarnación; el ternero de San Lucas, símbolo de su Muerte redentora. Es decir, las dos experiencias de fe que obligatoriamente tiene que vivir el personaje que está representado a la izquierda, esculpido en actitud de ofrecer las primicias por su actual vida en la Tierra, tal y como ordena la Ley divina representada por la figura de San Pablo.

Cada vez tengo más claro, que el Arte Románico tenía muy claro lo que se traía entre manos (las de los maestros artesanos, claro), pero que el papel de los redactores de los programas iconográficos fue clave para que estas obras hayan podido llegar hasta nosotros en la forma que lo han hecho.
Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Aprender el Románico
Mensaje sin leerPublicado: Jue Ene 06, 2022 11:05 am 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6454
Hola a todos

Ante una consulta que me han realizado, una pequeña aclaración sobre la relación de pensamiento que se produjo entre los dos teólogos redactores del programa de los relieves del claustro del monasterios de Santo Domingo de Silos y su influencia sobre los conocidísimos y admirados canteros conocidos como primer y segundo maestro de Silos.

Imagen

El teólogo redactor, al contemplar los seis relieves labrados por el primer maestro de Silos que le hablaban de la Pasión, de la Resurrección y de la Ascensión de Cristo, de tres de los cuatro acontecimientos salvíficos de la historia de la salvación de Cristo, comprendió que tenía que interpretar el tema de la Encarnación en los dos nuevos relieves. Y, aquí, empiezan las sorpresas.
Para idearlos, el nuevo teólogo redactor no utilizó la misma técnica que empleó el primer teólogo que ideó los seis relieves, la de recurrir a la utilización de textos bíblicos de forma directa. Las imágenes lo dejan claro. El teólogo redactor de estos dos últimos relieves de los pilares del claustro tomó una decisión personal, la de no recurrir de forma directa a los textos bíblicos que hablan de la Encarnación. Las piezas hablan por sí solas.

El primer relieve, el de la Anunciación, no deja de ser más que una reelaboración teológica del tema, tal y como demuestra el detalle plástico de la corona y todo lo que significa, teológicamente, proponer en una imagen la coronación de la Virgen María antes de la obra salvífica de su propio Hijo, Cristo.

Imagen

El segundo, el de la Trinidad Vertical, es una gran lección teológica acerca de la Trinidad, pero con la persona del Hijo presentada en clave de Encarnación. Para hablar iconográficamente de la Encarnación, el teólogo redactor disponía de otros temas bíblicos más expresivos como, por ejemplo, el de la Adoración de los Reyes Magos, el bautismo histórico de Cristo o los grandes temas del ciclo de la Navidad y no los utilizó.

Todo esto fue debido gracias a que, además de tomar una decisión personal, el redactor teológico de Silos sabía que le tocaba reinterpretar el tema teológico de la Encarnación del Hijo de Dios porque se tomó la decisión de representarlo como niño y no como Redentor, en la cruz.

Imagen

Los dos relieves sobre los que, ahora, dialogamos constituyen en sí mismos una lección teológica basada en el concepto de la Encarnación, el tema que faltaba por esculpir en ese Tetramorfos analógico que configuran los cuatro pilares y los ocho relieves del claustro de la Abadía de Silos. Pero, además, en los dos relieves que faltaban, el teólogo redactor no programó cualquier lección teológica, sino que, a través de sus detalles plásticos, dejó ideada una doble página pétrea que se puede leer ya que reproduce la teología del monje más famoso a finales del siglo XII, la de Joaquín de Fiore.

Por eso escribimos, buenos muy buenos los dos maestros canteros de Silos a los que tod@s admiramos; pero, al menos igual de buenos, los dos teólogos redactores que fueron capaces de complementarse y, además, asociar su pensamiento en los ocho relieves y, especialmente, por su originalidad, el segundo, aunque ninguno de los dos haya pasado a la historia ni con un solo nombre genérico.

Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Aprender el Románico
Mensaje sin leerPublicado: Mar Ene 11, 2022 6:31 pm 

Registrado: Lun Jul 13, 2009 10:31 am
Mensajes: 6454
Hola a todos

No nos cansamos de escribir que los detalles iconográficos plásticos menores hablan por sí mismos, en el Arte Románico.

Imagen

La imagen representa el momento del reconocimiento del pecado original. Se trata de uno de los mosaicos bizantinos de Santa María la Nueva, en Monreale, Palermo.
Citar:
7 Entonces se abrieron los ojos de los dos y descubrieron que estaban desnudos. Por eso se hicieron unos taparrabos, entretejiendo hojas de higuera. 8 Al oír la voz del Señor Dios que se paseaba por el jardín, a la hora en que sopla la brisa, se ocultaron de él, entre los árboles del jardín. 9 Pero el Señor Dios llamó al hombre y le dijo: "¿Dónde estás?".10 "Oí tus pasos por el jardín, respondió él, y tuve miedo porque estaba desnudo. Por eso me escondí". 11 Él replicó: "¿Y quién te dijo que estabas desnudo? ¿Acaso has comido del árbol que yo te prohibí?". 12 El hombre respondió: "La mujer que pusiste a mi lado me dio el fruto y yo comí de él". 13 El Señor Dios dijo a la mujer: "¿Cómo hiciste semejante cosa?". La mujer respondió: "La serpiente me sedujo y comí".
(Génesis III)

Intentaré ser breve. De nuevo, los detalles iconográficos nos hablan de dos maneras:

a) Para darnos la clave de su interpretación teológica: estamos ante una interpretación de la teología neoplatónica.
1. El Paraíso solo está representado por dos árboles. Únicamente se representaron dos árboles: el del bien (junto a Cristo) y el del conocimiento (en medio de Adán y Eva).
2. La creación se hizo en el logos, en el principio, en Cristo. Por eso, Cristo sostiene en su mano izquierda una filacteria o rollo profético. Precisamente, proféticas fueron esas palabras pronunciadas por Dios.

b) Para darnos la lectura del fragmento se utilizan los detalles plásticos menores:
1) Ante el requerimiento de Cristo, Adán señala a Eva y esta hace lo propio con la serpiente, pero con solo un dedo.
2) La serpiente se vuelve contra Cristo.

La correspondencia entre el texto bíblico y los detalles plásticos menores del conjunto es asombrosa. Sin embargo, no deja de llamar la atención el detalle de Cristo sosteniendo en su mano izquierda una filacteria o rollo profético. Pero, no se debe olvidar que por, ahí, anduvo el pensamiento del abad Joaquín de Fiore y, también, su persona, claro está.

Un abrazo a tod@s


Arriba
Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 245 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 21, 22, 23, 24, 25

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Theme created StylerBB.net & kodeki
Adapted by ESERNET for Círculo Románico
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com