Imprimir Cerrar ventana
HOME

 Esperamos y deseamos que esta crisis sanitaria pase cuanto antes. Un año más, han vuelto los rigores del verano. Seguramente, la inmensa mayoría de todos vosotros este año no hayáis podido buscar el refugio del agua del mar para engañar al sol. Pero, como ocurre cada mes de agosto, los habrá más atrevidos. Con el calor que hace en este mes, algunos seguimos tan enganchados al Arte Románico que no perdemos la oportunidad de ponernos en camino para buscar la magia de estas piedras que expresan no solo una visión concreta de una fe, la cristiana, sino también algunos de los principios generales culturales comunes a toda Europa.
Como todos sabemos, desde su orígenes, el Cristianismo se fundamentó como una religión de la esperanza, ya que se basaba en el cumplimiento de una promesa, la de un Dios, Yahvé, que había prometido que enviaría un Mesías. En Jesús de Nazaret, la Iglesia primitiva encontró ese enviado de Dios. De hecho, en Él, vio al Hijo de Dios y, en su nacimiento, encontró su primera venida, la de la carne.
Esta esperanza la esculpió, pintó y representó el hombre europeo del Arte Románico de muchas formas y en diferentes manifestaciones. Pero, esta esperanza también tenía una fecha final, la de la segunda Venida de Cristo. Por eso, en esta hermosa plástica medieval, siempre resuenan los vaticinios del libro del Apocalipsis, el único libro profético del Nuevo Testamento, y las ideas de los que defendían la inminencia del fin del mundo, los llamados milenaristas.
Lo tenían claro. La Encarnación del Hijo de Dios había constituido para los cristianos la primera venida de Cristo. Pero, Jesús de Nazaret había muerto. A partir de aquí, había nacido la experiencia de la fe, pues un grupo empezó a creer que había resucitado y ascendido a los cielos. No únicamente eso, en sus palabras, vieron que había dejado muy claro que regresaría en una segunda venida gloriosa. Por esta razón, la Iglesia primitiva empezó a basar su idea de un segundo regreso o Parusía de Jesús en citas como la siguiente tomada del evangelio de San Juan: “Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo” (XIV, 3). Rápidamente, la Iglesia primitiva tomó partido y asoció esta idea tanto con el fin del mundo como con la idea de una resurrección y posterior juicio final.
Y los hombres del Arte Románico se apresuraron a representar cómo se imaginaban que sería esta segunda venida. Y tanto en los templos como en los claustros, en el mobiliario y los objetos litúrgicos como en los libros y hasta en las vestiduras sagradas dejaron expresadas estas imágenes de cómo ellos creían que sería esta segunda venida de Cristo.
Por eso, todos aquellos que, cerca de vuestras casas, dediquéis parte de vuestras vacaciones a inmortalizar con vuestras cámaras fotográficas y dispositivos móviles las diferentes técnicas artísticas del Arte Románico, seguramente, os traeréis imágenes que representarán las diferentes maneras de entender esta segunda venida de Cristo.
Si podéis y el dolor no os acompaña, disfrutad del merecido descanso y de nuestra pasión común, el Arte Románico, de todas las formas posibles: paseos, fotografías, libros, estudios... ¡Qué el mes de agosto sirva para que volváis a cargar de energía vuestra vida! Todos tenemos que recordar y valorar que nuestra salud es uno de los pilares básicos sobre el que debemos fundamentar nuestras vidas. Esperemos que el Covid19 nos respete a nosotros y a nuestras familias. Cuidaos mucho. Los de Círculo Románico seguimos trabajando en nuevos proyectos para todos vosotros.










Frescos románicos de las iglesias de Puig-reig
Por Xavier Díaz Carpi

En gran parte, el efecto del actual interés por las órdenes militares en la Edad Media tiene su origen en su tratamiento en multitud de publicaciones, bien sean libros, revistas o material audiovisual. Considerando esta circunstancia, es quizás la Orden del Temple la que más interés ha despertado, seguramente por hechos ajenos a la voluntad de sus integrantes.

Lejos de la actual "mitología" templaria, en este articulo ensayístico, se propone una relectura de las pinturas ubicadas en la encomienda de Puig-reig, una nueva interpretación basada no sólo en una revisión de algunos textos sino también avalada por la documentación de la época...

 

[Ver +]




HOME. Editorial

Esta página está dedicada a los hombres que hicieron, y a los que sufrieron, el arte románico, las iglesias románicas  y la cultura románica que permitió su desarrollo, porque nos transmitieron un lenguaje artístico que mil años después provoca gratas sensaciones a los que lo contemplamos y también, porque con su arte nos trasladaron y legaron una cultura que asumimos los que estamos en ella, que nos define.

[Ver +]


Libro LOS BUEYES DE GERYÓNES (Jesús Blázquiz Magán)
Sitio Iberia
Web amazon.es
Licencia de Creative Commons
Free Page Rank Tool
Support Wikipedia


© CÍRCULO ROMÁNICO