Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2721405
Visitantes en línea: 5
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Investigación Lugares El Cim d'Estela El Cim d'Estela

El Cim d'Estela
Toponimia estelar de un posible calendario perpetuo.

Sant Marc de Gironella
Sant Marc de Gironella

'… et dixit illi haec tibi omnia dabo si cadens adoraveris me' 
-Y le dijo: Todo esto te daré si te postras y me adoras-.

Mateo 4:9

Sant Marc de Gironella es un templo arcaico, aparentemente desorientado en una vaguada y rodeado de vegetación, quizá eremitorio en primer tiempo y al que sus defensores menos optimistas conceden una antigüedad no inferior a X siglos, con aspecto deforme y en la mayor parte reedificado durante diversas épocas.

Su característica más evidente nos muestra un ábside excavado dentro de una roca de aspecto neolítico y no orientado canónicamente, desligándose así de los postulados del 'Ego Sun Lux Mundi', en los que, como es ciertamente sabido, parecía ser preceptivo orientar el eje absidial de las iglesias cristianas, hacia el punto sobre el Este que marca el nacimiento del Sol el día del santo al que el templo se advocaba o se iba a consagrar. Sin embargo, a unos 310º NW, por el único ventano existente en el ábside, quizá interiormente se podría observar tan sólo alguna posición estelar o lunar extrema, lo que con unos conocimientos de aficionados a la astronomía muy básicos, configuramos inicialmente respecto de Deneb -la estrella más luminosa de la constelación Cisne-, que tras permanecer prácticamente en el cénit de la bóveda celeste durante la gran mayoría del año,  su ocaso transitorio podría suceder visualmente en el valle del curso medio del río Llobregat tras las montañas que lo cierran al norte, hacia las 24h del día 24 de Diciembre, no volviéndose a ver de manera interrumpida, hasta la noche del 24 de Marzo, tras el paso del equinocio en primavera.

Este ocaso transitorio, debería ser anunciado al visualizarse la estrella en el ventano absidial de Sant Marc hacia el 8 de Diciembre, comienzo de su declinación definitiva que sucederá quince días después. Dado que la estrella desde las poblaciones del fondo del valle, permanecerá 'invisible' durante los tres meses de invierno y no exenta de cierto simbolismo, una tradición secular en la zona recogía un comportamiento similar, reflejado en alguna costumbre de estos lugares del prepirineo, la de mantener encendido un grueso tronco que ha de permanecer quince días consumiéndose, conocida como la festividad del Tió Nadal;  llegado el momento, las brasas del tronco se apagan a la misma hora del mismo día. Entendíamos así, la posiblidad de que la estrella declinase al finalizar la Nochebuena hacia los 310º NW, coincidente con la extraña orientación del templo y por tanto, habría de 'resurgir' el día señalado del equinocio a 40º NE (310+90) de la eclíptica, al cambiar de cuadrante hacia el lado Este de las montañas; no obstante lo anterior, presumiblemente desde un lugar elevado y cercano a Sant Marc -el monte conoc¡do como Costa del Tibidabo (528m)-, mientras la constelación del Cisne rota tras las montañas, posiblemente otra estrella o constelación irá marcando sobre el perfil de la Sierra del Cadí los diferentes espacios de tiempo que separan a Deneb del equinocio, momento este en el que aparecerá nuevamente visible en un punto del E, desde el que iniciará su imparable ascensión que la situará de nuevo en el cénit del observador, para el que permanece visible durante toda la noche en las tres estaciones anuales restantes, es decir, primavera, verano y otoño. De esta manera podría quedar configurado un calendario agrícola perpetuo, que indicaría el cambio estacional del invierno o el comienzo de las tareas de siembra. Otra costumbre más,  el "Fia Faia", se perdió en la comarca del Berguedá, aunque en algunos lugares  todavía se mantiene la tradición ancestral de bajar de las montañas con fallas la noche del 24 de diciembre; Guardiola , Sant Juliá de Cerdanyola y Baga , aún lo celebran.

Con estas elucubraciones nos atrevimos a trazar un mapa utilizando imágenes del SIGPAC de un posible enclave, prolongando la orientación del eje absidial del Templo de Sant Marc, y el resultado, tras comprobar que la orientación incluía en ambos extremos algunos puntos interesantes, parecía constituirse de por sí en un auténtico alineamiento, pues uno de los puntos extremos de la línea llegaba hasta un lugar en el mapa conocido como 'Cim d'Estela', y en el otro extremo, diversos montículos situados en línea con el collado de Canudes, se alineaban perfectamente al coincidir esos altozanos con la prolongación  del eje del propio Templo y el mirador del Cim d'Estella; con lo que desde este momento consideramos los 310º NW, como eje 'inamovible' de la investigación, hasta sondear en qué punto no nos fuera posible continuar con tales conjeturas.


Sant Marc. Gironella.
La Serra del Pic-en-Cel desde el Cim Sant Marc.

Sant Marc. Gironella.
Sant Marc y primer plano del Cim d'Estela, al fondo el Pic Cim d'Estela.

Sant Marc. Gironella.
Ábside de Sant Marc


El Cim d'Estela. El Cim d'Estela


CONSIDERANDO ARGUMENTOS FAVORABLES A CIGNUS Y DENEB

La fotografía2 del tímpano de la Iglesia de la Sagrada Sangre de Brujas, hace alusión al Bautismo de San Basilio, uno de los grandes doctores de la Iglesia al que está advocada este templo desde su construcción. Probablemente el cisne que desciende no es tal sino una rudimentaria imagen del Espíritu Santo en alusión a los conocimientos del santo, y por supuesto, tampoco tiene contenido alquímico, que todavía "no se había inventado" cuando lo hicieron. Como vemos, la referencia visual al Cisne constelar en esta imagen del Espíritu Santo, es plenamente coincidente con la imagen mitológica adquirida en las fuentes clásicas, griegas o romanas. Abajo, la imagen tomada de Wikipedia3, nos muestra la constelación del Cisne o Cygnus en latín, en la que vemos a Deneb -nombre árabe-, que forma la cabeza de la 'Cruz del Norte', un asterismo de la constelación Cisne o parte de la misma constelación con forma propia, en la que Deneb es la más brillante estrella y cabeza ligeramente inclinada del crucificado. Cygnus es conocida también por la Cruz del Cielo, Cruz del Norte o Vera Cruz y según parte de la tradición cristiana 'Deneb es la estrella que anunció a Cristo su destino, y de ella nace la costumbre de hacernos el signo de la cruz, para invocar sobre nosotros buenos augurios y protección'1; al ocupar la parte superior de la llamada Cruz del norte, marca el Destino de Cristo, la Encarnación y su Nacimiento lo condujeron hacia su Muerte en una Cruz y a su Resurrección; con esto los posibles argumentos teológicos no faltan para defender por qué dejar esta iglesia en esta orientación, aparentemente tan extraña. 

En la cadena de argumentos que sustenta la idea de que Deneb pueda ser un indicador cosmológico que confirme el comienzo de la primavera, en 1580, dos años antes de la famosa reforma del calendario gregoriano (1582), en Valencia, el astrólogo Bartolomé Antist4, elaboró una previsión de calendario para el 1581, Almanache o Pronostico en donde señaló para el mes de Septiembre, que el día 13 sería el equinoccio y que el día 14, el de la fiesta de la Exaltación de la cruz, momento en el que Cauda Cygni se pondría por la mañana. Sin embargo, no sólo habla de Cauda Cygni este día, pues es el 11 de marzo el día que señala como clave de Pascua y escribe: Cau. Cigni. Se po.d tar; o lo que es lo mismo: Cauda Cygni se pondrá de tarde. De esta manera en 1581, la fiesta de la Exaltación de la Cruz todavía está estrechamente relacionada con la estrella Cauda (Deneb, la cola) de la Constelación Cisne y no sólo, pues esta última efeméride estaría anunciando la llamada Clave de Pascua, cálculo del calendario necesario para la más importante fecha del orbe Cristiano. 

El relato mitológico griego5, cuenta como Faetón, hijo de la Aurora, consiguió de su padre Helios que le dejase gobernar el carro del Sol, pero finalmente no pudo controlar a los briosos caballos del dios y estos se salieron de su camino, comenzando a recorrer el cielo a su antojo. En la versión más antigua del mito, Eridano marca el camino que siguió el carro solar en el cielo, que llegó muy cerca de la Tierra, con lo que se quemaron las cosechas e incluso algunos hombres, que a partir de entonces fueron de piel más oscura; Zeus tuvo que intervenir matando con un rayo a Faetón, que cayó del carro hasta el río Eridano, mientras en otras versiones se dice que cuando Zeus mató a Faetón para evitar que la Tierra fuese abrasada por el carro del Sol y cayó al rio Eridano, su amigo Cignus se zambulló en las aguas para rescatar su cuerpo. Apolo se apiadó de este amigo y lo subió al cielo transformado en cisne. 

Para los egipcios, Eridano simbolizaba el Nilo, y para los babilonios el Éufrates. Para los griegos era el río Eridano cuyas aguas desembocan en la laguna Estigia que cruza Caronte en su barca con los muertos que llegan al Erebo. Otros mitos relativos con diferentes protagonistas como Helios, Zeus u Orfeo, quienes son reiterativamente asociados a la constelación Cygnus en diversos sucesos mitológicos, más los referidos a la interpretación cristiana de la Cruz del Norte, en los que quizá Cauda Cygni no fuese la estrella que guió a los Magos de oriente en su ruta el Oeste, ni tampoco la Cruz que vio Constantino en el cielo... lo cierto es que, en las noches de verano, el Cisne -con su asterismo interno, la Cruz--, parece volar a través de la Vía Láctea avanzando desde el Este, hacia Santiago de Compostela.

En la tradición precéltica de los druídas de Europa, la planta de Newgrange asemeja a Cygnus. Los argumentos en contra, teniendo en cuenta que partimos de una elucubración, pueden ser infinitos, pero principalmente la falta de documentación escrita que avale cualquiera de las circunstancias que se narran respecto a la existencia de un calendario agrícola, formado por la fenomenología estelar en un aula natural enclavada en el valle del curso medio del río Llobregat, a la que continuamos, teniendo en cuenta lo anterior, aludiendo como probabilidad en nuestro estudio.


Sant Marc. Gironella.
Sant Marc de Gironella y el Cim de Sant Marc (X.Díaz Carpí)

Sant Marc. Gironella.
WIKIPEDIA: Cygnus.

Sant Marc. Gironella.
Casas del Cim d'Estela, el río Llobregat y la Gorg del Diable; derecha de Sant Marc, Costa del Tibidabo


El Cim d'Estela. El Cim d'Estela


LOS TEMPLOS VISIGODOS, SERRA DEL PIC-EN-CEL Y EL ROMÁNICO DEL VALLE
 Si mucho es lo que se ha escrito de la iglesia de San Quirze de Pedret, poca es la documentación existente respecto de su historia y orígenes, pero se sabe que fue ordenada construir desde Toledo para consolidar el cristianismo en una zona en la que había existido un dominio estable de islámicos, en las primeras décadas del s. VIII. Está situada dentro del condado de Berga, bajo la jurisdicción del obispado de Urgell y el lugar es mencionado por vez primera en el año 983, como uno de los dominios del monasterio de Sant Llorenç prop Bagà. El 20 de marzo de 1168 el obispo de La Seu d'Urgell, Arnau de Preixens, consagraba el oratorio de Sant Miquel i Sant Víctor de Pedret, si bien no consta que este oratorio fuera independiente de Sant Quirze o que se tratase de un oratorio del mismo templo. Una primera fecha concreta, es 1248 en la que el capellán y rector de la mencionada iglesia, la dejaba al monasterio de Sant Pere de la Portella; a pesar de la falta de información se considera que en el edificio actual hay zonas de diversas partes prerrománicas que comienzan hacia el siglo VIII o anteriores y al igual que en Obiols, parte visigoda y otra plenamente románica del siglo XII, superpuestas.   

San Vicenç de Obiols es un templo situado en el municipio de Avià , en el margen derecho del río Llobregat, a unos 4 kilómetros de Gironella en dirección norte. Arquitectonicamente esuna mezcla de estilos, modificaciones y reparaciones, que si bien se han respetado escrupulosamente, si da una imagen de la historia de la iglesia. La iglesia dependía del monasterio de Santa Maria de Ripoll, como parroquia, resultado de una donación del conde Guifré el Pelós y de la condesa Guinedilda del año 888, si bien, al no conocerse la fecha de consagración y observarse los diferentes estilos constructivos, que comienzan desde lo paleocristiano, es prácticamente seguro que ésta del 888, se trata de una 'refundación'. En el siglo XVI pasó a formar parte del obispado de Solsona.

Santa María de la Quar es también de origen visigodo. Aparece documentada su consagración en el año 839 con el nombre de Illa Corre. Volvió a ser reconstruida y consagrada en el 899, segunda consagración que pudo ser realizada por el obispo Felix d'Urgell y en 1069, donada al Cenobio de La Portella. En la iglesia se veneraba la Virgen de la Quar , notable talla de madera del siglo XII o XIII, trasladada a Sant Maurici en el siglo XVII. En este mismo municipio existe un asentamiento prehistórico de Les Heures, donde pueden observarse unos círculos de monolitos, posible lugar de rituales religiosos o calendario solar según algunos estudiosos. La Serra del Pic-en-Cel, que cierra el valle del Llobregat por su ribera izquierda, alberga también las iglesias de La Portella y Valldaura, de tradición visigoda y románica, y ya en una estribación próxima a Gironella, San Martí de Biure, del s.XI, sobre la población y collado del mismo nombre.  

Esparcidas por todo el valle se alzan las iglesias románicas de Sant Marti de Capolat, Mare de Deu dels Tossals, Serrat dels Tres Hereus (próxima a un poblado ibero-romano), Sta Maria d'Avia, Santuario de Queralt, Sant Quirze de Madrona, Sant Joan de Berga, Santa Eulalia de Gironella, ciudad que cuenta también con puente románico, Sant Andreu de Sagas, Sant Vicençs y Santa María de Lluça. La importancia poblacional durante el medievo, queda en evidencia con el agrupamiento de municipios en torno a todos estos monasterios y centros religiosos.


el_cim_d_estela_circuloromanico_12
La Quar (X.Díaz Carpí)

Sant Marc. Gironella.
Broche hallado en las Excavaciones de 1985

Sant Marc. Gironella.
Marca en 'El Elefante' (X.Díaz Carpí)


El Cim d'Estela. El Cim d'Estela


SANT MARC, LA COSTA DEL TIBIDABO Y ALEDAÑOS 

Lo primero que sorprende de Sant Marc al observar su exterior, es su apariencia neolítica, en cuyas proximidades observamos al menos tres enormes bloques, de los que dos se encuentran a los flancos algo  retrasados del que forma el ábside, pero permitiendo circunvalar la iglesia entre medias de ellos.  

El bloque absidial se encuentra en una ladera encarando el sudeste, en una especie de plataforma a media altura y rodeada por detrás por una escarpada pétrea que rodea el Cim de Sant Marc o monte tras ella, a modo de faja, protegiéndole de los vientos y hacia la que asoma su ábside en una orientación aproximada a los 310º NW en su lado convexo. Aún cierta esta proximidad, desde el interior de la iglesia y a través del ventano absidial -posíblemente modificado en diversas épocas- puede verse un amplio espacio angular de cielo, desde el que el día 15/08/2009, hacia las 12h de la mañana hora local, pudimos ver en esa orientación, la Luna en cuarto menguante sobre la ladera. También es nuestro creer, que en el anochecer del 1 de Noviembre o la del 8 de Diciembre como confirmación de la leyenda del Tió Canigó, sobre la vertical misma del ventano se observaría Deneb o Cauda Cygni, estrella principal de la constelación Cisne que forma la cabeza del asterismo conocido como Cruz del Norte y uno de los vértices del Triángulo, astro que situado sobre la Vía Láctea es visible la mayor parte del año.  

En otro enorme bloque monolítico vertical, a unos quince pasos tras el ábside hacia el N, se observan unos extraños agujeros simétricos, y repartidos por toda la zona que denominamos Cim San Marc, una serie de extrañas marcas a modo de indicadores de diversos puntos cardinales o de orientaciones a otras cimas y puntos concretos. Sin otra explicación aparente, estos pétreos grabados que también son visibles en Obiols, pudieran ser considerados como marcas calendares o de alineamiento, desconociéndose la época en que llegaron a poder ser hechas y su significado.

Documentalmente las construcciones de Ripoll, Obiols y la Quar se construyeron durante la dominación visigoda; respecto de la de Sant Marc, sin características constructivas aparentes, fue datada como tal al encontrarse una 'hebilla o broche de cinturón' en un enterramiento durante las excavaciones realizadas en 1985 por don Antonio Caballé i Crivillés6. Sobre si los visigodos tuvieron conocimientos astronómicos que les permitieran emplear un calendario astronómico de estas características, el "Libro III. Quadrivium: las matemáticas, geometría, música, y astronomía" y en "De natura rerum", San Isidoro expone todo el conocimiento científico de la época, astronómico, cosmográfico y meteorológico, inclusive en una cita que realiza de Sisebuto, rey visigodo del 612 al 621, conocido del cartaginés, quien sostenía que la tierra era esférica y defendía una teoría sobre los eclipses relacionada con esa esferidad. En el "Liber rotarium"poco más o menos coincidió en el tiempo con la primera parte de un libro de Las Cruces, ampliado, completado y publicado por el astrónomo islamista al-Dabbi en el siglo VIII bajo el mismo título "Libro de las cruces".


Sant Marc. Gironella.
El Pic Cim d'Estela y las estribaciones del roquedal de Sant Marc desde Costa Tibidabo

Sant Marc. Gironella.
Marca Tibidabo

Sant Marc. Gironella.
Biure desde Costa Tibidabo


El Cim d'Estela. El Cim d'Estela

La Costa del Tibidabo (528m), es un monte que cierra el valle del curso medio del Llobregat, tras Cal Bassacs, sobre el que se yergue sugerente un altozano formado por una serie de bloques graníticos, desde el que se domina una amplia visión del Pic Cim d'Estela, las serras del Cadí y del Pic-en-Cel, así como de Biure. Desde esta cima -situada en 42º 00' N y 01º 51' E y 528 mts de altura8- estimamos la existencia de un calendario estelar agrícola y religioso en un aula natural formada por las cimas del valle, desde el que se pueden medir de manera cierta, el paso de las estaciones climáticas al dictado de sus efemérides estelares más corrientes. Desde este Tibidabo parece igualmente hacerse cierta la cita bíblica que se imprime al comienzo de este artículo, .. 'todo esto te daré, si te postras y me adoras', que anagógicamente aludiría, junto con las espléndidas vistas, a la transmisión del conocimiento sagrado y astronómico de la época. Una línea imaginaria que parte del Tibidabo, pasa por el Cim d'Estela y le une al NE con Pedret en un ángulo de 2º de arco aproximadamente.

 

 


EL CALENDARIO


Sant Marc. Gironella.
Cielo Nocturno 1 de Noviembre

Sant Marc. Gironella.
2º NE - San Quirze de Pedret

el_cim_d_estela_circuloromanico_19
Cielo Nocturno 24 de Diciembre


La primera de las imágenes que introducimos se corresponde con una vista aproximada del cielo nocturno en la noche del 1 de noviembre; a la izquierda vemos un primer momento en que sobre las 4 de la madrugada, Cygnus desaparece completamente por el Oeste, a la izquierda de Pedret, donde unas tres horas más tarde, en los minutos previos a la salida del Sol, próxima a la vertical de esta iglesia, veremos salir Deneb ya en el cuadrante Este (2º NE), como refleja la simulación que hemos realizado tomando la posición y latitud que corresponde.
 
La segunda, refleja el escenario nocturno el día de Navidad, desde las 00 horas en que Cauda Cygni se oculta tras el Pic Cim d'Estella (329º NW), mientras que al amanecer, la Cruz del Norte, ya es completamente visible sobre la serra del Pic-en-Cel, tras rebasar -invisible- la eclíptica detrás de Pedret, que en el relato mitológico marcaría el punto tras el que comienza el camino trazado por Faetón al conducir el carro de Helios, quemando las cosechas y abrasando la corteza terreste. En el relato mitológico, Faetón ha caído sobre el río Eridano fulminado por el rayo de Zeus, tras osar conducir el carro de Helios. Su amigo Cygnus se sumerge varias veces en el río tratando de salvarle, hasta que finalmente Apolo -como premio por su lealtad- le convierte en un Cisne. Tras suponer que estos sucesos astronómicos puedan quedar expuestos en los diversos hitos del relato, anunciando el paso de las estaciones y visto así desde la Costa del Tibidabo, la precisión del calendario agrícola sería áltamente necesaria en un valle en el que el florecimiento y establecimiento en la zona de conocidas civilizaciones ancestrales, manifiestan un necesario interés por su superviviencia, justificando por si sólo la existencia de este centro neurálgico y el especial cuidado por la presevación de su conocimiento a través del monacato, la cantidad de templos y lugares de culto fundados en este valle desde remotos períodos históricos, que sin querer ser agoreros nos remontarían hasta posiblemente el neolítico. Ecos de algunas tradiciones también parecen oirse en esas fechas en los festejos del Tió Canigó y el Fia Faia. Durante las horas siguientes a la aurora y en los días sucesivos, la constelación se diluirá al amanecer, al ir creciendo paulatinamente la luz del Sol hasta el 24 de marzo, en que correspondiendo con el alineamiento de Biure (70º NE) desde la Cima del Tibidabo, marcará -en las primeras horas de la noche- el comienzo de la primavera, coincidente con la posición astronómica del renacimiento de Deneb por el Este, muy alta ya, como volando convertida de nuevo en Cisne, en mitad de la Vía Láctea o Camino de Santiago.
...
La orientación de San Marc en relación a Deneb nos estaría hablando del fin del ciclo productivo agrícola, en los días siguientes el campesino altomedieval festeja ese final en su casa con la familia, junto al hogar, con glotonería. Ha comenzado el invierno, las noches son más largas y hace frio; en estas circunstancias el campesino no realiza tareas en el exterior, hace quesos, se calienta en el hogar, remeda sus zapatos y otras prendas y sólo al final del invierno quizás comience a realizar alguna pequeña tarea; mas será sólo al llegar la primavera cuando, ya con noches más cortas y menos frío, el trigo comience a germinar y se reanude el ciclo productivo. Y en ese momento, Deneb vuelve a asomar sobre el E. Será un momento de festejo, de alegría, porque además se habrá terminado la Cuaresma y algún año celebraremos la Pascua en tal ocasión. Es lo que nos dice la historia, y también los calendarios románicos7 que luego veremos en las iglesias, como es el caso del de Ripoll que nos confirma que también en esta zona la vida era así. Con esta interpretación, podríamos considerar Sant Marc como el punto de partida del invierno en este otro calendario, al marcar el declinar de Deneb y por tanto, Costa del Tibidabo como el lugar desde el que se efectuaron tales mediciones, con lo que aguardaremos el resultado de las consultas que realizaremos a entidades y especialistas en temas astronómicos y geográficos, hasta verificar la idoneidad de estos cálculos para afirmarlo.
 

Miguel A. Martín García.
Fernando Ezquerra Lapetra.
Xavier Diaz Carpi y
Jesús Blázquiz Magán.

© Agosto 2009 - Círculo Románico.


Sant Marc. Gironella.
Plano del Valle del Llobregat


N O T A S:

  1. DÍAZ, Mª Ángeles; Aspectos simbólicos de la Navidad. El folklore catalán y la memoria de los orígenes.
  2. MONTESINOS, Vanesa; Banco de Fotos. Círculo Románico.
  3. WIKIPEDIA; Cygnus.
  4. ANTICH, Bartolomé; Almanache o Pronóstico para 1581 '...También es esto de mucho provecho, para los que se huelgan de conocer las estrellas, porque quando se dize, tal día una estrella nace de parte de noche, tiniendo cuenta con ello la estrella grande que verán salir por Levante, quando el Sol se pone, han de entender que es la que en el Calendario se señala, y ansí sabrán su nombre, y por la figura que con otras haze podrán de allí adelante conocella. Y quando se señala tal día nace una estrella de mañana, la verán de allí a 15 días al amanecer. Y quando se escrive que cierto día se pone, de allí se collige que 15 días antes se dexa de ver, como antes destos quinze días se descubriesse por la tarde..'
  5. BAUTISTA CARRASCO, Juan; Mitología Universal, (1864) p.503: 'Phaeton hijo, según Hesiodo, de Céfalo y Aurora; en Apolodoro, de Tithan y Aurora; en Ovidio y Nonno, de Sol y Climene, una délas Oceanidas: otros autores le dan por madre la ninfa Rhode, hija de Neptuno y Amfitrite. Este mito procedente de Chipre se refiere sin duda á la tradición de que Aurora produce la luz. Los Atenienses le dieron entonces por padre á su Céfalo, como los pueblos de Asia á su Tithon ó Tithonus. Por la tradición mas antigua que vemos en Hesiodo, Phaeton, estremadamente bello, fue amante de Venus haciéndole esta su Synnaos, es decir, habitando en su mismo templo; cuyo mito se refiere á la isla de Chipre y á la luz del dia: los reyes de Chipre derivan de él su origen, pues le suponen padre de Aslynoüs y abuelo de Sandocus, de quien era hijo Ciniras. Phaeton se jactaba de serhíjo del Sol, cuandoEpapho le disputólo contrario: quéjase aquel á su madre y esta le manda á Sol para saber de él la verdad de su nacimiento. Phaeton se presenta á Sol, le esplica el motivo de su venida, y le ruega le otorgue una gracia que pruebe indudablemente al Universo que es su hijo. El Sol condolido de su pena, jura por el Estigio concederle cuanto le pida: entonces el joven temerario le solicita el permiso de conducir su carro por un solo dia: Phehus comprometido por un juramento irrevocable, procuró de persuadir á su hijo no hiciera semejante cosa; pero todo fue inútil porque Phaeton persistiendo en su demanda monta en el carro y toma las riendas : los caballos desconocen la mano de su nuevo conductor, se encabritan, sacuden el freno, y desviándose de su camino ordinario, ya se elevan muy alto que amenazan abrasar el cielo, ya descienden muy abajo que parece secan los rios y queman las montañas: entonces fue, cuando los Etiopes ó Abisinios tomaron el color negro que todavía tienen y el África perdió su verdor. La Tierra toda calcinada quejóse á Júpiter, quien para evitar el trastorno del Universo hirió con su rayo al hijo del Sol cayendo precipitado en el Erídano, Po, rio en Italia. De aquí fue el primer nombre de Phaeíon: las ninfas del rio hallaron su cuerpo, al que tributaron los honores fúnebres, y las Phaetontides sus hermanas (V. Heliadas), lloraron amargamente su perdida, por lo que fueron metamorfoseadas en álamos.
  6. CABALLÉ I CRIVILLÉ, Antonio; Memòria-informe tècnic dels traballs d'excavació d'urgencia a l'entorn de Sant Marc de Cal Bassacs. Generalitat de Catalunya. Departament de Cultura i Mitjans de Comunicació.
  7. CÍRCULO ROMÁNICO; Banco de Fotos. http://www.circulo-romanico.com.
  8. DATOS UBICACIÓN, MARCAS, SANT MARC Y TIBIDABO: Xavier Díaz Carpi.


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO