Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2718839
Visitantes en línea: 8
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Fueron Portada Repositorio de "En este mes comentamos" MONTECASSINO (anterior a 2009)

MONTECASSINO (anterior a 2009)

Si el románico ha contribuido a la formación de una cultura europea occidental, pocos lugares han aportado tanto al románico como este, hoy pequeño, enclave ubicado a 80 kilómetros de Roma y cuya posición estratégica le ha valido una existencia de continua destrucción y reconstrucción física paralela a su devenir monacal e intelectual.

Para empezar por el principio, en Cassinum, población ubicada en las laderas del monte se practicaba el culto a Apolo hasta bien entrado el siglo VI. Recinto amurallado todavía según obra imperial, en lo alto del monte mantenía un templo pagano y en los bosques que le rodeaban se realizaban sacrificios en consonancia.

Pero en 529 llegó Benito de Nursia. De difícil carácter, por suavizar los términos, de vida poco ejemplar en su primera época, expulsado de otros monasterios por su despotismo y superviviente de un intento de envenenamiento, Benito y sus acompañantes transforman el templo pagano en su monasterio, advocan la zona boscosa a San Juan Evangelista y levantan en la misma diversas construcciones auxiliares entre las que destaca el cementerio en el que San Benito será enterrado al final de sus días y en el que permanecerá hasta el traslado de sus restos a la francesa Sant Benoit-sur-Loire donde hoy se custodian.

Fue en Montecasino donde San Benito redactó su Regla, que fue seguida a rajatabla en el monasterio, caracterizado por la rigidez en que se desenvolvía su vida monástica. Hasta que en el 577, ya muerto San Benito 30 años antes, el monasterio fue destruido por los longobardos y los monjes alejados, a Roma, permaneciendo el sitio sin vida hasta que Gregorio II decide revitalizarlo a principios del siglo VIII, y lo consigue iniciando una época de esplendor que atrae vistas de importantes personajes, como la de San Bonifacio, fundador de Fulda y del monaquismo germánico, Carlomán, el rey de turno de los longobardos, ahora en son de paz, y en el 787, trece años antes de su coronación, el mismísimo Carlomagno, que posteriormente impondría obligatoriamente la Regla de San Benito en todos los monasterios de su imperio, cosa que lograría con el incondicional apoyo de su ex noble y ahora clérigo, Benito de Aniano, vía Concilio de Aquisgrán.

Pero el destino del monasterio estaba marcado y pocos años más tarde, en el 883 sufre una nueva destrucción, ahora a manos de los sarracenos, permaneciendo de nuevo sin vida hasta que entrado el siglo X vuelve a reiniciar lo que ahora será la época de su mayor esplendor.

Es la época del Abad Desiderio, 1.058 a 1.087. Antes que él, ya en esta época de renacimiento, algún Abad ha sido nombrado Papa e incluso San Odilón de Cluny ha cursado visita en 1.025. Benito-Carlomagno-Cluny, sólo falta Gregorio VII, y aquí viene. El reformador, que es amigo personal de Desiderio y santo, será el predecesor de su amigo en el solio pontificio, al que se elevará con el nombre de Víctor III. Y ambos impulsan Montecassino, es la época de su mayor esplendor, de la implantación de su scriptorium, del desarrollo en el monasterio de las artes menores, de la miniatura y, muy especialmente del inicio de la pintura románica, de la pintura ítalo bizantina, compañera en el tiempo con la pintura desarrollada en el imperio germánico.

Ocurrió que desde la caida del imperio romano el arte de la pintura se había mantenido en Roma a través de pequeños talleres casi familiares cuyos principales valedores fueron los sucesivos pontífices que encargaban sus obras para mayor realce de la Iglesia frente a nobles y emperadores. Para ello, los talleres se basaban en modelos de la antigüedad romana, con refrencias ocasionales a las miniaturas, constituyendo un tipo único de pintura que perdura hasta el siglo XIII y cuyo cénit se alcanza en torno a 1.100 en la decoración de San Clemente de Roma.

Pero Desiderio quería una decoración diferente y para ello trajo a Montecassino a artistas griegos de la musovaria que le ayudasen a decorar su abadía, artistas de clara influencia bizantina y, por tanto, distanciados de la pintura carolingia de la época, y de la romana. La decoración, aunque de mosaicos, tuvo una gran aceptación popular y vió su fiel reflejo en los frescos con que se decoró, entre 1.071 y 1.087 la iglesia capuana de Sant´Ángelo in Formis, gracias también al empeño de Desiderio y, por cierto, a la riqueza de las obras realizadas en su scriptorium. A partir de ahí, nuestra querida pintura románica.

Nueva destrucción del monasterio, ahora por causas naturales, gracias al terremoto que en 1.349 no deja casi piedra sobre piedra, y nueva reconstrucción años después que permitirán su saqueo a las tropas de Napoleón ya en 1.799.

Y para remate, los aliados. En su intervención desde Sicilia las tropas aliadas desarrollan hasta cuatro batallas con los ocupantes para la toma de Montecasino. Cuatro batallas que de nuevo destruyen el monasterio y del que se salvaron sus 1.400 manuscritos gracias a que los ocupantes nazis habían trasladado los mismos, previamente, a Roma.

Un monasterio, pues, cuya magnífica construcción actual esconde episodios históricos fundamentales en nuestro románico.


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO