Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2722494
Visitantes en línea: 9
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Fueron Portada Repositorio de "En este mes comentamos" Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.
Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

Algunos autores afirman que la planta de esta iglesia de Las Merindades Burgalesas llama la atención por su excepcional forma de cruz griega. Braulio Valdivielso en su obra sobre el románico de la provincia de Burgos nos dice que la iglesia destaca por su planta de cruz latina y los pequeños absidiolos ubicados en la nave transversal, y la Enciclopedia del Románico nos indica que el espacio interior manifiesta un claro sentido basilical, con su eje interior bien definido. Quizás por ello J. Cobreros en su Guía total del románico ha preferido ni mentarla a pesar de ser Monumento Histórico Artístico desde 1983.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

El caso es que todos los que la tratan pueden tener razón si se tiene en cuenta que es una iglesia inacabada en la que en algún momento posterior se la cierra tajantemente por el oeste y se la añade, sin respeto a lo realizado, el porche de la entrada meridional y la sacristía.

No es sólo ésa de la planta la única sorpresa que nos depara la iglesia, una iglesia que quizás, antes del siglo X, formó parte de un monasterio del que no hay resto ni documentación alguna salvo la cita única de un estudioso que le llama Monasterio de San Quirce de Butrera. Quizás por ello, la iglesia, hoy parroquial, se ubica en las afueras del pueblo albergando el cementerio adosado junto a un lugar abierto en el que se descubrieron tumbas medievales en alguna reciente restauración y se determinó la presumible presencia de otras aún no investigadas.

Iglesia parroquial de un diminuto pueblo al nornoroeste de Villarcayo, inmerso en un pequeño valle cuyas próximas colinas rodean el lugar con espesos y ricos bosques alojando una nutrida fauna local cuyos jabalíes y venados son asiduos visitantes de la población que, además, a juzgar por lo oido, parece disponer de variedades de fauna salida de algún bestiario viviente. Pueblo con alcalde y parroquia de catorce casas habitadas en verano y dos en invierno, “aunque en invierno casi ni nos vemos”.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

En la iglesia de Butrera, de finales del siglo XII, trabajaron dos equipos sucesivamente, con diferentes proyectos uno de otro según nos da cuenta la Enciclopedia del Románico y al parecer, al menos ocasionalmente, debieron superponerse. El primer equipo realizó la cabecera y el pequeño presbiterio y el segundo el resto desde el transepto incluido. Lo importante, en todo caso, es que ambos talleres reflejaron su experiencia y conocimientos vinculando el resultado a lo realizado en otros lugares por lo que, además de la fuerte presencia específica de la influencia del segundo taller de Silos, es posible relacionar la obra realizada con Siones, de donde se repiten motivos, con Gredilla de Sedano, con Ahedo de Butrón, con Cerezo de Riotirón, con otros diversos lugares y hasta con los maestros que llegaron a Aragón desde Santo Tomé de Soria caracterizados por la decoración de minúsculos triángulos en los ropajes aquí mostrados en la vestimenta de La Virgen que hoy preside el ábside, una magnífica talla de piedra para ser adosada a una pared como probablemente lo estaba de inicio.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

En el interior, en la pared norte, un arco ciego, vinculado por Pérez Carmona al mostrado en Fuente Urbel en dicha ubicación, muestra en su arquivolta una escena pastoril que algunos han querido asociar forzadamente al Buen Pastor aunque en este caso no haya oveja descarriada recuperada y los personajes sean dos, uno de ellos con un libro.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

Butrera repite el excepcional capitel de campanas tubulares encontrado, además, sólo en Siones, Vallejo de Mena, Virtus y en San Román de Escalante. Un capitel del que, como ya expuso erróneamente en su obra sobre el románico cántabro al hablar de Escalante, el profesor García Guinea cree apreciar el estar formado por mocárabes, sin contemplar que tal decoración islámica no fue introducida en la península sino hasta siglos más tarde.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

“En los capiteles de las ventanas hay un monstruo de siete cabezas, quizás inspirado en Ap.13.1, pero que también puede ser una reminiscencia de la hidra de Lerna muerta por Hércules. Este tema se da también en San Cebrián de Zamora, San Pedro de Caracena y San Juan de Duero. Y en Vallejo de Mena por duplicado.

La ventana central lleva además de la arquivolta diez cabezas humanas aureoladas con unas serpientes. Como esta representación hay otras en Compostela, Santiago de Betanzos, Revilla de Orejana, y Garray y Tozalmoro en Soria. Pueden estar relacionadas con los ancianos del apocalipsis puesto que así se han interpretado las que existían en Cluny y actualmente en Bourg-Argental (Loire)”.
(José Pérez Carmona)


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

Son muchas las muestras de alto valor conceptual, arquitectónico y escultórico que se aprecian en Butrera y que definen las relaciones con otros lugares, muestras que se omiten en este comentario, pero que quedan expuestas en el Banco de Fotos, cerrando este apartado con el referente a los magníficos canecillos, algunos invisibles tras la incorporación de la sacristía, destacando de éstos el del monje que parece mostrar al espectador su alegría por haberse salvado “de la quema” y aquellas cabezas de fieras similares a las encontradas en Huidobro, Pecharromán y Biota (tejaroz portada sur) además de los lugares indicados.


Repositorio de "En este mes comentamos". Agosto/Septiembre 2009: Butrera (Bu) Descubriendo el románico.

Pero hay algo en Butrera que no comenta ningún estudioso y de lo que no da cuenta ni la Enciclopedia del Románico, algo que se repite en casi idéntico lugar y casi en idéntica forma en Gredilla de Sedano, donde también ha pasado desapercibido. Junto a la puerta meridional en ambos casos, a la altura de la vista, en posición vertical por tanto, hay un extraño pictograma cuya ejecución, en ambos casos, requirió su grabado en posición horizontal, lo que avala su autenticidad y valor románico. La foto adjunta nos muestra el de Butrera pudiéndose encontrar el de Gredilla en su lugar del Banco de Fotos.

En ambos casos el dibujo se realiza dentro de un cuadrilátero, casi un cuadrado, sin que fuera de él haya nada. Es un dibujo que permite imaginarse un esquema en tres dimensiones con el círculo central en el vértice superior de una pirámide cuya base coincida con los lados del cuadrilátero. Imaginado de esta forma los cuatro círculos idénticos que rodean al central quedan a un nivel más inferior. El dibujo se completa en Butrera con ocho lineas rectas desprendidas desde el círculo central hasta los límites del cuadrilátero, algunas de las cuales pasan por los cuatro círculos inferiores complementándose con lineas, dos por cada círculo, que surgiendo de los círculos inferiores se dirijen hasta los vértices del cuadrilátero. En el pictograma de Gredilla se incorporan algunos arcos que lo hacen diferente, pero que no impiden su lectura en la misma forma.

No se ha encontrado una representación semejante en el mundo esotérico ni en otros ámbitos examinados, y como se ha indicado, no hay comentario alguno entre el amplio número de estudiosos que se han investigado, pero el grabado debió tener importancia conceptual para los que lo hicieron, para los talleres que trabajaron en ambas iglesias citadas. Podría por tanto ser una identificación del taller dada la ausencia de marcas de cantero, pero su ubicación es inadecuada, el simbolismo de la puerta románica hubiese conducido a la fácil, en este caso, erosión inteligente a lo largo de los siglos de no tener un valor simbólico adecuado. Tampoco es el esquema de un juego que, a modo de los populares alquerques, hubiese sido grabado en un sillar reutilizado; no lo es porque además de merecer las mismas consideraciones sobre su inadecuacidad en la posición en que se encuentra, la perfección del trazado de los círculos y los arcos dibujados en el de Gredilla lo descalifican como tal. Quizás, como decía alguien hablando de Egipto, es que estamos perdiendo la capacidad de interpretar tales mensajes.

No hay nada fuera del cuadrilátero, parece estarnos hablando de la Creación: No hay nada fuera de la Creación. Estamos en el siglo XII y hay pocos teólogos y pensadores admitidos por la Iglesia en esa época que nos hablen de la Creación. Uno de ellos es Juan Scoto Eriúgena.

Pensemos que las lineas que hay en el interior del cuadrilátero, aquellas que emanan de los círculos si se acepta la propuesta, representan flujos creadores, capacidad de crear. En este sentido el cuadrilátero límite expresa el lugar de lo que no tiene capacidad de crear, y en él hay dos concepciones: aquellos puntos a los que llegan las fuerzas creadoras, identificadores de lo que es creado, pero que no crea y aquellos puntos a los que no llegan las “lineas creadoras” que, por tanto representa lo que no es creado y que no crea.
Todas las lineas nacen del círculo central y ninguna vuelve al mismo en la forma en que hemos querido contemplar el esquema. El círculo central muestra aquello que crea y que no es creado, a diferencia de lo que ocurre con los cuatro círculos inferiores, receptores de las lineas creadoras y dispersores de las mismas hacia los lugares que no crean; los cuatro círculos inferiores claramente se refieren así a lo que es creado y crea. El esquema interpretado de esta forma refleja los diversos componentes de la Creación en la filosofía del Eriúgena, refleja a Dios y está expuesto en la puerta porque es el lugar adecuado. Nada hay fuera de la Creación.


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO