Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2720434
Visitantes en línea: 7
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Fueron Portada Repositorio de "En este mes comentamos" Enero 2010: "MARGINALIA"

Enero 2010: "MARGINALIA"
Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

MARGINALIA

De pronto descubrimos que el libro tenía márgenes y que tales márgenes habían sido utilizados cada vez de una forma más completa y sofisticada hasta que llegó la imprenta. Parecía que en los manuscritos se estaban transmitiendo mensajes, no siempre relacionados con el texto, incluso a veces discordantes, que nos provocaban risa en ocasiones y en otras admiración y perplejidad por la obra realizada. Era algo a lo que no habíamos prestado atención en nuestros estudios hasta finales del siglo XX, salvo aisladas intervenciones iniciales.

 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

En nuestra perplejidad descubrimos que el aprovechamiento de los márgenes, muchas veces con críticas grotescas, otras con temas profanos, a veces como ampliaciones de contenidos y otras sin saber de qué iban, no era una exclusiva de los manuscritos, sino que tal hecho se había llevado también a la escultura en los márgenes de los capiteles y en los canecillos, marginales en sí mismos, en las postrománicas misericordias de los coros de las catedrales, especialmente en Inglaterra, en las “artes menores” y hasta en las muestras de tejidos que nos quedaron del románico, como en el Tapiz de Bayeux de la segunda mitad del siglo XI en el que los márgenes superior e inferior facilitan información medioambiental, faunística, bestial y social del entorno en que se desarrolló la acción que se historia en el mismo.

Y a ese concepto lo llamamos “marginalia”, de margen, del latín margo, -inis, de la raíz indoeuropea merg, como marco, marqués, marca, y remarcar o enmarcar.
Parece a primera vista que el contenido marginalista pudiera ser de rango inferior, que lo importante estaba en el texto, y así debió ser, al menos en la mayor parte de los casos, pero como dijo Castell, quizás refiriéndose a manuscritos bajo medievales: “El centro requiere del margen para asegurar su supervivencia”.


 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

No solo eso, el contenido del margen se adaptó necesariamente a la cultura del lector a que se dirigía, en el nivel conceptual, en el pensamiento del comitente y en la naturaleza de los contenidos. Por eso, la decoración marginal de los manuscritos, de la eboraria… tiene un nivel intelectual distinto al de los canecillos, y por eso también, por ejemplo, en un ambiente postmilenarista naturalmente caótico, en el que Hildegarda de Bingen, citada por Boto, llegó a llamar “silva daemonium” a la vertiente más sombría del mundo creado, la de la espesura del bosque que encierra los peligros más temibles, las marañas vegetales que atosigan a híbridos humanos tanto en los capiteles como en los márgenes de los libros y otras manifestaciones artísticas románicas, pretenden ilustrar la vileza de la fronda demoníaca potenciando los riesgos que corre el cristiano desde ese mundo más alegórico que botánico. Es un mensaje que choca con las marginalias del gótico en las que la carcajada provocada por lo grotesco es un antídoto para conjurar el desorden y el miedo, entre otros beneficios, “para evitar que el alma se quiebre si no se concediera un descanso a la tensión espiritual” palabras del Evangelista citadas por Santo Tomás de Aquino, quizás también para intentar comprender lo que pudiera parecer antagónico con la ortodoxia, con el dictado del que paga. No es una mera licencia artística a la búsqueda de una libertad de expresión, búsqueda innecesaria pues como expone Schapiro “es el dominio sin restricciones del espacio y es también la configuración formal de las imágenes lo que dio suficientemente margen a los artistas.”
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

El margen en blanco es provocador, es un derroche y una oportunidad para que artesanos y lectores dejen sus indicaciones, para indicar al encuadernador el orden de los folios, para corregir errores, para explicar algún rasgo ininteligible y también para anotar comentarios. Es el lugar para que en el siglo X se escriban las glosas, las silenses, las emilianenses y otras dejando, de paso, constancia escrita del idioma hablado en la calle.
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

Pero si nos ceñimos al contenido decorativo del margen debemos pensar que las primeras expresiones quizás les correspondieron a los irlandeses. El Libro de Kells, como expresión sublime, escrito en siglos anteriores al X, nos deja amplia evidencia de esa decoración en diversas formas, y entre ellas con la incorporación de figuras de monjes al margen izquierdo y también con la sorprendente aparición de cabezas minúsculas en la página Xiro.
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

Desde el primer momento los manuscritos irlandeses, y luego los ingleses, desarrollaron letras mayúsculas desorbitadas cuya decoración llegó a extenderse por todo el folio y en la cual se dibujaron personajes trepando por los ribetes hasta conformar su historieta. Autores hay que afirman que tales manifestaciones fueron las precursoras del gótico lineal.
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

En la península ibérica, el códice ilustrado datado más antiguo, el Vital Patrum de 902, ya incorpora marginalia incluso con la integración de la figura de algún monje, aprovechando así el margen interior en blanco a que obliga la encuadernación.

Al paso notemos que si comparamos la estructura de los folios de esta obra con la anterior mostrada al referirnos a las capitales inglesas, que es de la misma época, podemos destacar la ausencia de margen exterior cuando el contenido del folio es básicamente textual, parece como que la estructura de márgenes a que estamos habituados en este tipo de folios se consolide a partir de la segunda mitad del siglo X.
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

La marginalia va cambiando, añadiendo nuevos elementos. La confección en el tiempo de diversas copias de otros manuscritos como los Morales de San Gregorio nos permite observar una evolución de la decoración en letras mayúsculas de mediados del siglo X, como en el caso del emilianense, hacia decoraciones columnadas en el siglo XII como en el de Calahorra.
 


En este desarrollo de la incipiente y espontánea marginalia en nuestros manuscritos, marginalia referida a la decoración de cualquier espacio en blanco, no sólo de los cuatro márgenes exteriores, nos encontramos con el Beato de Gerona, en el que el análisis de estos elementos decorativos nos permitirá evaluar al paso la riqueza documental de que se nutren los scriptoria:
 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

De una parte tenemos al personaje definido como “el jinete vencedor de la serpiente” que aparece en el folio 134v. La imagen, que ocupa dos tercios del folio y que no tiene nada que ver con el texto, ni con la storia ni con la explanatio, estaría desempeñando una clara función comunicativa. Se ha querido ver en esta imagen una contraposición entre el bien representado por el jinete y el mal representado por la serpiente, criterio que Werckmeister ha modificado en el tiempo para afirmar que el personaje debe ser considerado como un homólogo del demoníaco Herodes. En este sentido, el jinete agareno sería el opresor del cristianismo en asociación de ideas con Herodes y estaría evocándose la idea del martirio inflingido a las comunidades mozárabes en tierras andalusíes.
Por su parte, Carlos Miranda, autor del Libro de Estudio que acompaña al facsímil, considera que la apariencia oriental es consecuencia de una iconografía transmitida desde los talleres andalusíes y que más que un caballero islámico es un soldado cristiano de la Reconquista.

 


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

De otra parte, en el folio 157v, en su parte inferior vuelve a mostrarnos dos seres fabulosos quizás no relacionados con el texto contiguo, aunque alguien asocie al primero con el gobernante del abismo mencionado en Apocalipsis IX, 7-12 y la explicatio correspondiente. Sería el ángel del abismo mencionado en la quinta trompeta.
Este personaje está relacionado con los scriptoria carolingios y otonianos, lo que evidencia la corriente de información existente entre los diversos scriptoria y especialmente en el de Tábara, supuesto lugar en el que se produjo el Beato de Gerona, que une a estos conocimientos europeos los de los talleres andalusíes comentado con el jinete anterior.
Junto a este personaje oceánico, quizás en representación de la tierra, se muestra uno de los personajes grotescos incorporados a este "beato" que serán posteriormente frecuentados en manuscritos correspondientes a la Baja Edad Media, los famosos “adynatas” o amalgamas grotescas, y ello a pesar de la datación asignada, año 975, a esta obra.


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

Años más tarde, el Beato de Silos incorporará elementos profanos a los que Schapiro define como manifestación de la pujante y festiva secularización.
Pero si hasta aquí hemos asociado la marginalia con los folios de los libros, quizás podamos aplicar el concepto al conjunto de la obra, y en ese sentido la incorporación tardía del infierno al folio 2 del Beato de Silos, que estaba en blanco, pueda ser una muestra. Como dice Ángela Franco, tal infierno se incorporó por los benedictinos silenses para aojar a los cistercienses en represalia por su perversa y atosigante avaricia.


Repositorio de "En este mes comentamos". Enero 2010:  "MARGINALIA"

Este concepto marginalista que vemos en los beatos analizados no es exclusivo. Volviendo a las iniciales inglesas tenemos diversos ejemplos de integración de las mismas en ua marginalia que no ocupa los bordes del folio, sino que se introduce en el espacio central; son las primeras manifestaciones de un texto condicionado por la marginalia.
 


Desde mediados del siglo XII, especialmente en Inglaterra, tuvo lugar una dura crítica contra la relajación de costumbres que se estaba produciendo tanto en los clérigos como en algunos miembros de la aristocracia, y que se simultaneó con las críticas de San Bernardo a la escultura benedictina. Este desarrollo de la expresión crítica fue particularmente popular en la literatura medieval francesa, como queda, por ejemplo, evidenciado en el Cligés de Chretien de Troyes de 1170. Evolución social y expresión, también aprovechada por los juglares, a la que se unen los exempla y que darán lugar a una literatura acompañada por marginalia que recoge esta situación de crítica. Marginalia que se ve a su vez favorecida por los cambios en el diseño de la caligrafía, por la mayor abundancia y diversificación de libros y lectores y por otros diversos cambios socioculturales que terminarán dando a la misma un lugar insospechado en la época del románico.

Con el curso de los tiempos la marginalia gana presencia y al hacerlo se estructura.

Siguiendo el minucioso análisis de Gerado Boto, constatamos que las primeras obras peninsulares con marginalia estructurada como tal nacen en el siglo XII y en concreto con la obra de San Martín de León “Concordia Véteris…” realizada a partir de 1185 del que se han interpretado las numerosas iniciales pobladas por dragones, cuyos apéndices desbordan la letra y alcanzan los extremos del folio, como expresión de un generalizado temor de Dios. Y los calderones con que se enfatizan algunos contenidos como lógica consecuencia de la distribución espacial margen-texto, aunque se reconoce un contenido grotesco en algunos de sus gestos.

Pero esa es otra historia...

Enero 2010

______________

Boto Varela. Gerardo “Marginalia o la fecundación de los contornos vacíos” En el libro colectivo ed. J.Yarza “La miniatura medieval en la Península Ibérica” Nausicaa 2007

Villaseñor Sebastián. Fernando “Iconografía marginal en Castilla 1454-1492”. CSIC

 


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO