Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2721693
Visitantes en línea: 4
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Fueron Portada Repositorio de "En este mes comentamos" Julio 2012 Coleccionismo o expolio

Julio 2012 Coleccionismo o expolio
Repositorio de "En este mes comentamos". Julio 2012 Coleccionismo o expolio

 

 COLECCIONISMO O EXPOLIO

El coleccionismo ha existido desde siempre, la afición a recopilar objetos con características comunes se conoce desde el Antiguo Egipto. El coleccionismo de arte se inicia en el Renacimiento, momento en el que las piezas de arte son valoradas por su mérito y originalidad. El expolio va ligado al nacimiento del coleccionismo; los romanos, por ejemplo, fueron grandes coleccionistas de antigüedades griegas. El saqueo del patrimonio artístico ha servido para abastecer las colecciones de muchos museos y satisfacer los gustos de particulares.
El descubrimiento de un claustro, posiblemente románico, en una finca privada de Palamós, nos da pie a echar la vista unos años atrás y recapitular cómo nuestro patrimonio románico ha sido sacado del país.


Repositorio de "En este mes comentamos". Julio 2012 Coleccionismo o expolio

Existió en España, a principios del siglo XX un personaje americano, que se encargó de mal comprar bastantes piezas del románico español para un magnate de la misma nacionalidad: Arthur Byne y William Randolph Hearst, respectivamente. El primero se aprovechó de la situación que vivía España para satisfacer el compulsivo afán de comprar de su cliente. Arthur Byne es el responsable de que gran parte de piezas españolas fueran embarcadas hacia EEUU; entre ellas destacamos:
-Monasterio de Sacramenia. Segovia- construido en el siglo XII, durante una de las desamortizaciones que se produjeron en el siglo XIX en España, fue a parar a manos de particulares, que en 1925 vendieron por 40.000 dólares el claustro, la sala capitular y el refectorio. Fue desmontado y llevado a Nueva York, donde permaneció sin ser montado hasta 1964; los motivos fueron que al ser las piezas embaladas con paja, las autoridades sanitarias estadounidenses no permitieron que se abrieran las cajas por miedo a la fiebre aftosa. Después los problemas económicos de Hearst lo impidieron. En 1952 fue vuelto a comprar, los nuevos dueños se encargaron de reconstruirlo en 1964. Actualmente está en Miami, y forma parte de la abadía de la iglesia episcopal bajo el nombre de monasterio de San Bernardo de Claraval.
-Monasterio de Óvila. Guadalajara- construido en 1186. Con la desamortización de Mendizabal (1835) comenzó su expolio: las iglesias parroquiales de los pueblos cercanos se hicieron con parte de su ajuar litúrgico; los libros de su biblioteca fueron robados y malvendidos, un ejemplo de ello fue su “Cartulario” hoy día en manos de particulares. Pero su fin definitivo fue en 1928, cuando el Estado se lo vendió por 3.000 pesetas a Fernando Beloso, que a su vez volvió a venderlo por partes a Hearst, que lo quería para montarlo en su mansión de California. Desgraciadamente, sus piezas: claustro, sala capitular, refectorio y dormitorio de novicios, se encuentran dispersas en los jardines y almacenes de Golden State de San Francisco.


Repositorio de "En este mes comentamos". Julio 2012 Coleccionismo o expolio

No fueron los únicos que expoliaron o se aprovecharon, del patrimonio español.
Podemos ver piezas románicas en alguno de los museos más importantes de Estados Unidos. En Boston en el Museum of Fine Arts, se encuentran los frescos románicos de Santa María de Mur (XII), en 1919 Josep Farrás, rector de Mur, los vendió a un anticuario americano, alertada la Junta de Museos, se intentó que no salieran de España, pero no se llegó a tiempo. Este fue el motivo por el que parte de los frescos de las iglesias catalanes fueron arrancados de sus lugares originales y trasladados a Barcelona, donde hoy los podemos ver expuestos en el MNAC.
En este mismo Museo encontraremos la puerta románica de la iglesia de San Miguel de Uncastillo, vendida en 1915 por el obispo de Jaca, pese a las negativa de los ciudadanos de la población.


Repositorio de "En este mes comentamos". Julio 2012 Coleccionismo o expolio

En Nueva York encontraremos parte de los frescos de San Baudelio de Berlanga, a pesar de ser Monumento Nacional desde 1917, los vecinos se encargaron de vender parte de las pinturas en 1922. Hoy día se conservan en el Museo del Prado de Madrid y en The Cloisters.

Pero hagamos una mención especial a este museo neoyorquino, nacido de la colección del escultor George Grey Barnard y de John D. Rockefeller Jr. Entre los años 1905 y 1913 el escultor estadounidense se encargó de adquirir objetos medievales procedentes de España y Francia, su plan era construir un museo a partir de estos objetos. Pero la inversión que debía hacer era muy elevada, por lo que vendió las piezas al segundo de nuestros protagonistas; el hijo del magnate petrolero se la cedió al Metropolitan Museum. En 1931 se le encarga al arquitecto Charles Collens la construcción de un edificio a base de las piezas de los claustros que poseía la colección, así nació The Cloisters, compuesto a partir de los claustros de Saint Guilhem, Saint-Michel de Cuxa, Bonnefont en Comminges, Trie en Bigorre y Forville y la capilla segoviana del monasterio de Fuentidueña.
Entre sus piezas podemos encontrar parte de las pinturas de San Baudelio de Berlanga (Soria) y del monasterio de Arlanza (Burgos), el ábside de San Martín de Fuentidueña (Segovia), un grupo escultórico de la iglesia de Nuestra Señora de la Llana de Cerezo de Riotirón (Burgos), la portada de la iglesia de San Vicente el Mártir de Frías (Burgos). Además de piezas de eboraria o miniaturas.


Tampoco tenemos que ir tan lejos, en Madrid, en la sierra de Guadarrama, José María Palacio, conde de Las Almenas, construyó en 1920 una casa que tras la Guerra Civil regaló al General Franco, muerto éste, la finca fue vendida y abierta al público, para descubrir que se había construido a base de fragmentos arquitectónicos de edificios fechados entre los siglos XII y XVII.

Lo malo de todo esto es que muchas de estas piezas han sido vendidas, quedando un contrato que lo atestigua, por lo que no se pueden reclamar, aunque la venta haya sido algo testimonial.

Actualmente, en el siglo XXI el robo de piezas de arte sigue existiendo, en agosto de 2011 se llevaron tres columnas, tres capiteles y una basa de la ermita románica de Nuestra Señora de la Calzada en Brías (Soria) mientras se celebraban las fiestas patronales. Por no mencionar el mediático caso del Codex Calistinus sucedido en julio del año pasado. Muchas de las piezas no están inventariadas en ningún sitio, cómo sucede con el claustro encontrado en Palamós, lo que propicia que el mercado ilegal de obras de arte continúe creciendo, por eso es muy importante catalogar las piezas, aunque sean fragmentos insignificantes, porque nunca se sabe dónde puede aparecer una.

Vanessa Montesinos Muñoz


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO