Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2720129
Visitantes en línea: 5
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Fueron Portada Repositorio de "En este mes comentamos" Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media
Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Fortificaciones en la Alta Edad Media

No hay nada más bello que ir conduciendo y ver la silueta recortada de un castillo en la lontananza; a todos nos ha pasado, nos guste o no la historia, el arte o la arquitectura. Cuando lo ves te asaltan un sin fin de preguntas sobre él, pero una vez sobrepasado, el castillo desaparece de tu mente y con él una historia, seguramente, emocionante.
La Asociación Española de Amigos de los Castillos, tiene inventariados más de 10.000 castillos, no todos medievales, algunos mejor conservados que otros y por lo que pone en su página web, aún les quedan algunos por censar. Pasemos a ver que tipo de castillos se edificaron en la Alta Edad Media en España.


Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Sabemos que los castillos han existido desde mucho antes de la Edad Media, se trataba de construcciones de madera de las que nada nos ha llegado, pero que conocemos de su existencia gracias a documentos o planos realizados de ellos en siglos posteriores, no será hasta el siglo X, cuando empieza a introducirse la piedra en su construcción. La llegada de las tropas árabes a la Península (711) favoreció la edificación de estas fortalezas que eran auténticos puntos estratégicos para el avance de las tropas cristianas ya que cumplían a la perfección su misión de defensa y vigía de los territorios y de los núcleos poblacionales que surgían bajo su protección.
Es complicado precisar la cronología de estos castillos, ya que muchos de ellos se han levantado sobre restos de una primitiva fortaleza, o bien, han trabajado obreros cristianos y alarifes árabes en su edificación. A veces, el cambio de dueño supone un cambio radical en la estructura interior del recinto, como sucedió con los castillos que recibieron las Órdenes Militares, que añadieron edificios de carácter religioso a los ya existentes de carácter militar.


Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

La mayoría de estos primeros castillos pertenecen al tipo: torre y recinto, son pequeños recintos en torno a una torre, que es bastante alta aunque de planta es pequeña. Este recinto exterior que solía rodear los límites del tozal, era de escasa altura y no solía tener cubos ni contrafuertes. Como acabo de mencionar, se construyen sobre un tozal o cerrete, estando aislados y en sus muros se emplea la mampostería; durante el siglo XI se revisten de sillarejo y a partir del XII y en el XIII se emplea la sillería con piedras labradas perfectamente. Las aperturas en los muros son escasas, limitándose a saeteras defensivas y alguna ventana estrecha; además de los accesos. Estas torres podían tener diferente planta: rectangular, pentagonal, hexagonal, y circular, aunque debido a su sencillez constructiva la planta que más se empleó fue la rectangular. El castillo de torre rectangular y recinto amurallado es el más frecuente en la Europa de los siglos X al XII; exceptuando la zona mediterránea, donde la influencia bizantina y musulmana, daba mayor complejidad a las fortificaciones. Será el precedente del donjon francés, ya que esta torre es diferente de la posterior Torre del Homenaje, en la que se realizará la investidura de los caballeros.
Estos castillos corresponden al tipo de castillos roqueros y de montaña. El castillo roquero es aquel que se asienta sobre peñascos con difíciles pendientes que complican su ascenso; o bien en acantilados o en espolones. El castillo montano es el que se construye en una cima relativamente llana y amplia, de una pendiente más suave y rocosa. El problema más grave que se les presentaba era el abastecimiento de aguas y víveres; el primero fue solucionado con la construcción de pozos y el segundo con la realización de pasadizos que comunicaban con la población, dónde podían proveerse, en caso de asedio.
Desde mediados del siglo XI al segundo cuarto del XIII la planta de esta torre y recinto se fue complicando. Era raro que la torre se construyera en el centro, solía incorporarse a la zona más estratégica del recinto. Además, la muralla creció en altura, robustez y en defensas, con la incorporación de cubos en las murallas, de almenas,...


Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Su tipología varía según quiénes sean sus dueños:
Donjon y recinto- el donjon está compuesto por una torre que servía de alojamiento, rodeada por una muralla en la que se insertaban torres a cierta distancia. La distribución del interior de la torre era: la primera planta dedicada a bodegas y almacenes, la segunda era la que servía de alojamiento al señor y su familia, encontramos aquí, la sala del fogón; en la tercera estaban los desvanes y en la última la capilla; todo ello debidamente separado por suelos de madera. Destaca la sala, donde se efectúa la ceremonia vasallática, de ahí que este tipo de torre reciba el nombre de Homenaje. Este tipo de castillo viene del norte de Francia y de Inglaterra, y su auge se produce en los siglos XI y XII. Su influencia no fue excesiva en los países mediterráneos, en los cuales se daba escasa importancia a la torre de Homenaje. Se completa con un recinto murado donde se alojaban los caballos y el servicio.
Castillos-recinto- fue Felipe Augusto, rey de Francia quien lo trajo a Europa tras regresar de la III Cruzada, aunque en España lo introdujeron los musulmanes, tal y como vemos en las alcazabas de Málaga, Mérida o Jerez de la Frontera. Se inspiran en los palacios bizantinos y musulmanes; destacan por la dureza y espesor del muro frente a las torres, que suelen ser un elemento añadido; es raro que sean demasiado elevadas y su planta suele estar poco acusada. Tiene una superficie de grandes dimensiones y por lo general es de planta rectangular u octogonal, es raro encontrar una planta circular. Sus muros aparecen en el zig-zag típico de la técnica musulmana y con la puerta principal en recodo. Al carecer de torre de Homenaje; la cual se incluirá en el siglo XIII, y será por influencia cristiana, las estancias se construyen en el muro con tapial grisáceo u hormigón: formado por una mezcla de tierra apisonada y piedras.


Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Castillos-convento- alberga las estancias propias del castillo y las de un convento. Los hay que tienen el claustro como eje principal, es el elemento organizador de las dependencias, tal y como ocurre en los monasterios; pero por otro lado tenemos los que presentan una planta irregular, con los edificios o bien aglomerados, o bien dispersos. Son de grandes dimensiones, su estilo es románico y la capilla se revaloriza frente al resto de los edificios. No es lo mismo un castillo-convento que un monasterio amurallado; el primero tiene la función religiosa como algo secundario, se ha construido un castillo en un lugar estratégico, con fuertes medidas defensivas y será habitado por monjes-soldados; el segundo es una comunidad religiosa que se ha rodeado de murallas, que pueden ser más o menos fuertes; pero no se asienta en un lugar estratégico, ni sus habitantes están preparados para guerrear.
Castillo-refugio- se trata de recintos con una cerca, levantados a parte del caserío y su utilidad era la de servir de refugio a los vecinos y al ganado, en caso de guerra. En su interior encontramos una iglesia parroquial.

Vanessa Montesinos Muñoz


Repositorio de "En este mes comentamos". Octubre 2013. Fortificaciones en la Alta Edad Media

Nota de Autor: Para continuar investigando en este tema, os invito a visitar en Área Abierta- Arte Románico: Arquitectura Militar

BIBLIOGRAFÍA:

• JIMÉNEZ ESTEBAN, Jorge: “Castillos de España. Patrimonio Cultural de España”. Ediciones Rueda J.M., S.A. Madrid, 1995
• MARTÍNEZ PRADES, José Antonio: Los castillos románicos y la tipología “Felipe Augusto”: su reflejo en las fortalezas aragonesas. “Homenaje a D. Federico Balaguer Sánchez”, 1987.
• SARTHOU CARRERES, Carlos: “Castillos de España" Espasa-Calpe. Madrid, 1998
• VILLENA, Leonardo: Arquitectura Militar en la Península Ibérica. “La fortificación Medieval en la Península Ibérica”. FSMR. Aguilar de Campoo, 2003


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO