Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2720451
Visitantes en línea: 4
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Mundo Románico EL CAMINO DE SANTIAGO El Camino "Francés" La sirga peninsular Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja
por Raimundo Escámez (CR)
La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

“Después de su tierra (Navarra), pasados los Montes de Oca, en dirección a Burgos continúa el territorio español con Castilla y Campos. Es una tierra llena de tesoros, de oro, plata, rica en paños y vigorosos caballos, abundante en pan, vino, carne, pescado, leche y miel”. (Guía del Peregrino, Codex Calistinus, cap. VII: Nombre de las regiones y caracteristicas de las gentes del Camino de Santiago." Aymeric Picaud).

Aymeric Picaud relataba así su incursión en tierras riojanas, iniciada en un puente romano que formaba parte de la ruta jacobea y que cruzaba el río Ebro, restaurado por iniciativa de san Juan de Ortega, discípulo de Domingo de la Calzada, para facilitar el paso de peregrinos y viajeros.

Cruzando este puente, Logroño se erige como el primer hito de la ruta jacobea por La Rioja. La historia de la ciudad aparece documentada por primera vez en el siglo XI. Comenzó su desarrollo urbanístico en 1095, cuando Alfonso VI le otorga los fueros. Como toda ciudad surgida al amparo del Camino, sus murallas se realizaron longitudinalmente, en este caso paralelas al recorrido del Ebro. Aprovechando un cubo de esta muralla y los lienzos adyacentes de la misma, se construyó en el siglo XII la Iglesia del Apóstol San Bartolomé, con tres ábsides, de planta semicircular el central y rectangular los laterales, siendo cubiertos estos últimos laterales y el anteábside de la capilla central con una bóveda de cañón apuntada.

Además de esta, existían otras nueve iglesias, algunas de ellas provistas de hospital u hospedería, y que pertenecían a los diez barrios en que se articulaba la ciudad. Con restos románicos podemos citar también:

- la Iglesia Concatedral Santa María la Redonda, debe su nombre a una antigua iglesia románica levantada sobre el mismo sitio que la actual, de forma poligonal, y que aproximadamente debió de ocupar un espacio equivalente a la mitad del templo de nuestros días. Posteriormente sufrió numerosas modificaciones.

- en el claustro de la actual iglesia Imperial de Santa María de Palacio estuvo ubicada la iglesia de Santa María la Vieja. Debe su nombre a la donación que realizó Alfonso VII de su palacio en 1130 para que se erigiera la primera fundación de la orden del Santo Sepulcro en el Reino de Castilla. Esta iglesia tiene uno de los patrimonios en vírgenes románicas más importante de La Rioja: la Virgen de Santa María la Antigua, imagen sedente de la que no se conserva la cabeza original, y la Virgen de Santa María de Palacio, de piedra policromada.

- Iglesia de Santiago el Real que, siendo el templo medieval de mayor popularidad entre los habitantes de la ciudad, muestra la dependencia de la misma con el Camino jacobeo; del templo románico se conservan algunos fragmentos escultóricos: una talla de Cristo crucificado y una cabeza barbada.


La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

Tras salir de Logroño, la primera población que encontraba el peregrino del siglo XII era Villarroya, uno de los pocos lugares riojanos que cita Aymeric en su “Guía”: Vienen luego...Villarroya, la ciudad de Nájera, Santo Domingo, Redecilla, Belorado, Villafranca-Montes de Oca, Atapuerca, la ciudad de Burgos...". Existió aquí un hospital auspiciado por la Orden del Santo Sepulcro, pero la villa fue despoblándose a la par que prospera la cercana Navarrete, destacada plaza fuerte frente a Navarra desde que en 1195 Alfonso VIII le concediera sus fueros. Respecto al tema de la peregrinación, hay que destacar la fundación en 1185 del Hospital de San Juan de Acre por Dña. María Ramírez, quien lo encomendó a la Orden de los Caballeros Hospitalarios de Jerusalén. El edificio se componía de una iglesia a la que se adosaba el hospital y alberguería. La escultura es tardorrománica (tanto por el estilo como por la temática), y se enmarca en lo que se está realizando en nuestro románico final: Biota, Zaragoza, Tudela, etc. Los restos que se conservan forman parte del cementerio de la localidad. La portada tiene cinco arquivoltas de baquetones con dientes de sierra y cuadrifolios; impostas de tallos y entrelazados y capiteles de profunda talla. En el piñón que remata la portada, hay un capitel se representa un tema repetido a lo largo del camino: la leyenda de Roldán y Ferragut. Las ventanas se rematan con cruces florenzadas, son de medio punto y doble derrame con doble arquivolta, y cada una posee doble pareja de columnillas acodilladas con cimacios decorados con elementos vegetales y figuras humanas, una de las cuales hace referencia a la alimentación del peregrino.


La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

Prosigue el Camino hacia el municipio de Ventosa, donde el Convento de San Antón ofrecía refugio a los caminantes. Para llegar desde este lugar a Nájera existían varias opciones; la que trascurría hacia el sur atravesaba los parajes de Alesón, donde según Aymeric tuvo lugar el enfrentamiento entre Roldán y Ferragut. A continuación, la ciudad de Tricio, por donde pasaba una vía romana y donde se erigía la Basílica de Ntra. Señora de Arcos que, tras la invasión musulmana, fue reconstruida en el siglo X , cubriéndose el ábside de la iglesia paleocristiana con una cúpula vaída; conserva algunos mosaicos decorados de los siglos III y IV, así como una necrópolis romana utilizada entre los siglos XI y XIV en los enterramientos del interior del templo. Destacan las pinturas románicas al fresco en el ábside, organizadas en dos alturas: en el piso superior hay escenas de la Pasión de Cristo y en el bajo cruces.

Nájera, del árabe Naxera, “lugar entre las peñas”, se menciona desde el siglo X en los relatos sobre enfrentamientos entre musulmanes y cristianos. Reconquistada por Ordoño II de León el año 923, junto con Sancho Garcés I de Navarra, que la incorporó a su reino y luego la cedió a su hijo García Sánchez I. Durante X y XI fue capital del reino de Nájera-Pamplona. Con Sancho Garcés III el Mayor (1004-1035) la villa alcanza gran importancia, como capital de un imperio que abarcaba todas las tierras reconquistadas hasta el momento, y como centro comercial y de comunicaciones entre el este y el oeste de la península: el rey estimuló las peregrinaciones a Compostela creando alberguerías y hospitales, y haciendo de ciudad un hito clave de la ruta jacobea. El monarca otorgó aquí el famoso Fuero de Nájera, origen de la legislación navarra y base del derecho nacional.

Como ocurría en Logroño, la ciudad crece, condicionada por el Camino, a lo largo del río Najerilla, y el peregrino debía internarse en ella también por un puente, ya documentado en el año 1020, y que pudo ser rehabilitado y ampliado por san Juan de Ortega en 1152.
 

La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

A la par que se creaba el Hospital de la Abadía , García IV funda en este lugar, en 1052, el Monasterio de Santa María La Real; la iglesia se consagra cuatro años más tarde, para lo cual el monarca y su esposa Estefanía ofrendaron un retablo de oro que no se conserva, pero del que se sabe su autor, un tal Almani, de origen germánico y por ello relacionado con otra importantísima obra del arte figurativo de la región y de la época: el Arca de San Millán. Aunque del antiguo templo románico quedan tan sólo algunos fragmentos de muro en la vertiente interna del lado de la epístola, un fragmento de cornisa decorado a base de ajedrezado, restos de canecillos y algunos capiteles, lo más destacado dentro de este arte es el sepulcro de Doña Blanca de Navarra y la imagen de Santa María la Real; la tapa del sepulcro de doña Blanca es a dos vertientes: en una se representa a Cristo en Majestad, inscrito en la mandorla y rodeado por el Tetramorfo y en el otro el óbito de la reina y el duelo de la corte; en la cara principal, la muerte de la princesa y la elevatio animae.
Desde un alto situado a las afueras de Nájera, el peregrino divisa Azofra, donde el Camino vuelve a ser un eje vertebrador en su conformación. En el año 1168 doña Isabel fundó aquí un Hospital de peregrinos, cuya iglesia estaba dedicada a San Pedro y disponía, además, de un cementerio para aquellos que fallecían en su peregrinar.
Los peregrinos, movidos por el deseo de venerar los restos de los santos que se encontraban en los aledaños de su ruta, solían tomar aquí un desvío que, a través de Cañas les conducía a San Millán de la Cogolla. En Cañas, el Monasterio de Santa María de San Salvador alberga a una comunidad de monjas benedictinas que acogían al caminante en su paso por estas tierras. Las columnas, pilares y capiteles del crucero de la iglesia son tardorrománicos. El muro sur de la nave de la epístola está construido con columnas adosadas destinadas a soportar los arcos fajones de una bóveda de cañón. Estos restos hacen suponer que durante el mandato de doña Urraca fue demolida una iglesia románica para ser sustituida por otra que no terminó de realizarse durante su mandato. En su interior se conserva la imagen de Nuestra Señora de Hayuela, de mediados del siglo XII, de madera dorada y policromada, tallada solo de frente y con las espaldas huecas.

 

La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

Cerca de las cuevas en las laderas donde vivieron eremitas como San Millán de la Cogolla en el siglo VI, el monasterio de Suso ofrecía al peregrino la posibilidad de rezar a las reliquias de aquel santo, que se contenían en una bellísima arqueta de marfil donde se relataban diversos acontecimientos de su vida. Evocación del arca del Libro del Éxodo, y conforme a los usos medievales, reproduce la forma de la nave de una iglesia cristiana, es una imagen de Ciudad celeste. Sus autores fueron monjes del monasterio, en el cual también existió un taller de forja y eboraria así como un escritorio donde se copiaron valiosos códices (Psalterio y Liber Canticorum, Himnario, Comentario al Libro de Daniel, Misal de San Millán, Antifonario, Vitae Sanctorum, Beato). El taller de eboraria emilianense, que junto al de San Isidoro de León constituyen los dos talleres que a lo largo del siglo XI crearon obra más importantes, y que estarían relacionados con Nájera, conocen los cánones artísticos del románico, pero en los marfiles de la arqueta, se aprecian influencias mozárabes, al igual que en los capiteles de la iglesia de Suso. Este templo estuvo constituido por dos naves que tenían por cabecera los tramos de la nave visigótica; durante el reinado de Sancho el Mayor fue ampliada prolongando las dos naves con un quiebro en planta manteniendo la iglesia pegada al monte; esta es la obra del primer románico mejor conservada en La Rioja. En el siglo XII se reformó la cueva central dividiéndola en dos estancias, la capilla sepulcral, donde se conserva la lauda de San Millán, y el oratorio con los tres altares tipo hornacina en el muro derecho. Dice la leyenda que al trasladar los restos del santo a Nájera por mandato del rey García, los bueyes se negaron a seguir su camino en el lugar donde, por esta milagrosa razón, el monarca decidió levantar otro monasterio, el de Yuso; en éste fueron finalmente depositadas las reliquias de San Millán junto con las de su maestro, San Felices de Bilibio.

La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

Aunque en un principio el Camino se dirigía de Nájera a Briviesca, cambió posteriormente su trayecto al consolidarse Burgos como capital de Castilla y con la construcción de Santo Domingo de la Calzada. Situada junto al río Oja, con sus viviendas dispuestas longitudinalmente de este a oeste, su origen histórico está relacionado con Domingo de la Calzada, que construyó aquí un puente sobre dicho río, una ermita, y un pequeño hospital para los peregrinos. Una vez reconquistada La Rioja por Alfonso VI, en 1076, le fueron concedidos privilegios a Santo Domingo para que pudiese construir alrededor de su fundación. En 1106 la antigua ermita se sustituye una iglesia, que se convertirá en colegiata en 1152, y después en catedral: en 1158 el obispo Rodrigo coloca la primera piedra. Se considera al Maestro Garsión como constructor (fabricator) de la misma, en lo referente al proyecto más que a la totalidad del edificio. La ciudad estaba defendida por muralla, foso y torreones, los cuales han desaparecido en su mayor parte.
“Se ha de visitar en España el cuerpo de santo Domingo, confesor, quien hizo la calzada que hay entre la ciudad de Nájera y Redecilla del Camino” (Codex Calistinus). La Catedral de San Salvador es un templo con planta de cruz latina y tres naves, con el brazo del crucero acusado en planta y alzado Por otro lado, presenta una cabecera semicircular con tres capillas radiales de ábsides redondos, cubiertos con medio cañón y horno. En los elementos románicos destacan la cabecera, formada por un deambulatorio o girola separado del presbiterio (dedicado a la Santísima Trinidad) por ocho pilastras y, en torno, tres capillas (dedicadas a los apóstoles Pedro, Santiago y Bartolomé) de las que solamente la central, dedicada a San Pedro, conserva su traza y ornamento románico: sobre capiteles historiados, tres arcos, cortados por parteluces, coronados por las figurillas de Abraham, Isaac y Jacob. También debemos destacar los capiteles situados en los extremos de las embocaduras de la girola; la manera de concebir estos pilares constituye un elemento único del estilo. La torre de la catedral es la tercera de las que dispuso; la primera, situada en el ángulo de la Catedral donde se aloja el célebre Gallinero (que hace alusión al celebérrimo “milagro del ahorcado” la “gallina que cantó después de asada”) sería obra del s. XII- XIII. El mausoleo del Santo, del gótico florido en alabastro, tiene románica lauda sepulcral; según Isidro Bango, es más probable que los que proyectaron el templo pensaban más en los peregrinos que acudían a venerar esta tumba que en aquellos que iban de paso hacia Compostela.

 

La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

En cuanto al programa iconográfico que presenta la cabecera de Santo Domingo, se aprecia la intención de enfatizar la Trinidad, la Virgen y el Salvador. El programa trinitario se encuentra en la zona central, la capilla de la Trinidad; en la entrada de la girola se muestran los capiteles cuya escultura resulta más monumental: la visión de la segunda venida de Cristo y la Asunción de la Virgen. Uno de los pilares hace referencia al evangelio de Juan: la imagen San Juan Bautista alude a su papel de precursor, señalando al Verbo Emanuel; por encima, el Verbo hecho carne en la representación de la Virgen, y finalmente “el que ha de venir” figurado por la cruz, sobre la que se encuentra la paloma del Espíritu Santo. La idea de desarrollar una teoría de imágenes en vertical se encontraba ya en las miniaturas merovingias. En una tabla de cánones de los Evangelios de Flavigny se observa como las arcadas se apoyan en pilares y que, en una de sus basas, san Juan Bautista se encuentra también señalando a la figura del Mesías que se encuentra sobre él. En otro pilar se representa de forma elegante y precisa al rey David tocando su violín; tanto este personaje como el de Isaías, representado en un pilar vecino pertenecen al Antiguo Testamento y ambos se refieren a la genealogía humana del Salvador, por lo cual pueden también tener una lectura trinitaria. Además de la aparición de un ángel en uno de estos pilares centrales, en los capiteles se muestran dos grupos de ángeles con la manos veladas, que serían la representación del coro angélico del Gloria in excelsis, unos de los principales himnos de exaltación de la Trinidad. En el presbiterio se sitúa otro capitel en el que se representa la parábola de las vírgenes necias, mientras que en el cimacio los veinticuatro ancianos portando instrumentos musicales, que en conjunto suele ser interpretado como una alusión al Juicio Final.

La sirga peninsular. Del Ebro a Grañón. El Camino en La Rioja

En la privilegiada posición de un arco de acceso a la girola se encuentran los capiteles con la representación del Salvador (idea de la segunda venida, la del Hijo del hombre) y la Asunción de la Virgen, ambos en alusión a las advocaciones originales del templo. También se desarrollan en la escultura de los capiteles historiados de la cabecera el tema de la conversión de los apóstoles, la Natividad, Daniel y los leones, la historia de Job o de Tobías (según opiniones), y distintos motivos zoomórficos y bustos de cuidada ejecución. Los personajes representados en los canecillos del ábside presentan igualmente unos gestos de gran expresividad y que recuerdan a alguno de los talleres que trabajaron para el Maestro Mateo en el Pórtico de la gloria.

El Camino de Santiago abandona La Rioja por Grañón, lugar estratégico y fronterizo entre los reinos de Castilla y Pamplona-Nájera, y en cuya iglesia parroquial de San Juan Bautista se encuentra una pila bautismal románica.

INFORMACIÓN RELACIONADA:
- De Roncesvalles a La Rioja
- Burgos y Palencia. El Camino en Castilla
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO