Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2719215
Visitantes en línea: 2
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Mundo Románico EL CAMINO DE SANTIAGO La Catedral de Santiago La Catedral románica Características arquitectónicas

Características arquitectónicas

Planta ideal de la Catedral de Santiago según Kenneth John Conant.
Fig13. Planta ideal de la Catedral de Santiago según Kenneth John Conant.

La arquitectura románica de la Catedral.

Según el Calixtino, hacia 1122 se colocó la última piedra de la catedral de Santiago de Compostela. Ciertamente, nos hallamos ante un edificio paradigmático de lo que la historiografía ha tendido a definir como iglesias de peregrinación. Éstas compartían unas características arquitectónicas comunes que respondían a las necesidades del peregrino: planta de tres o cinco naves; crucero destacado en planta y cabecera con deambulatorio y absidiolas; alzado del muro organizado en dos niveles (arcos forneros y tribuna); gran profusión de torres. En este sentido, las principales iglesias de peregrinación de la cristiandad occidental eran: San Martín de Tours, San Marcial de Limoges, Santa Fe de Conques, San Sernín de Toulouse y Santiago de Compostela, de las que sólo se conservan las tres últimas. Para evocar la catedral de Santiago nada mejor que acudir la Códice Calixtino, uno de los manuscritos más preciados que nos legó la Edad Media donde se contiene el más variado acervo de datos sobre la catedral del siglo XII. En el capítulo IX del Libro V se habla de la ciudad y la Basílica de Santiago. En este texto, fechable hacia 1140, puede hallarse la más valiosa descripción del monumento. A propósito de la catedral de Santiago, Aymerid Picaud afirma:

La basílica de Santiago tiene de longitud 53 alzadas de hombre, a saber, desde la puerta occidental hasta el altar del Salvador. De anchura, en cambio, es decir, desde la Puerta Francesa hasta la del mediodía, tiene 39. Su longitud y anchura por fuera no hay quien pueda saberlo. La iglesia en sí consta de nueve naves en la parte inferior, y seis en la superior y una capilla mayor, en la que se halla situado el altar del Salvador, y una girola y un cuerpo y dos brazos, y otras ocho capillas pequeñas más, cada una con su respectivo altar.
Hemos de explicar que de las nueve naves, seis son pequeñas y tres grandes. La primera nave, la principal, va desde la puerta occidental hasta los pilares centrales, que en número de cuatro, sustentan toda la iglesia, y tiene una navecita a la derecha y otra a la izquierda. Las otras dos naves grandes se hallan en los doa brazos: la primera se extiende desde la Puerta Francesa hasta los cuatro pilares del crucero de la iglesia; y la segunda, desde los mismos pilares hasta la puerta meridional. Estas dos naves tienen a su vez dos navecillas laterales. Las tres naves principales alcanzan hasta el techo de la iglesia, mientras que las seis pequeñas alcanzan sólo hasta las medias cimbras. Las naves grandes tienen todas ellas una anchura de once alzadas y media de hombre. Hemos de explicar que una alzada de hombre son justos ocho palmos. En la nave mayor hay 29 pilares: 14 a la derecha y otros tantos a la izquierda, más otro en el interior, entre los dos portales, mirando al aquilón, y el cual separa los ciborios. En las naves del crucero, por otro lado, es decir, desde la Puerta Francesa hasta la del mediodía, hay 26 pilares: 12 a la derecha y otros tantos a la izquierda, y dos delante de las puertas en el interior, los cuales separan los ciborios y los portales. En el ábside de la iglesia hay otras ocho columnas exentas, entorno al altar de Santiago. Las seis naves pequeñas de arriba, en el triforio de la iglesia, tienen la misma longitud y anchura que sus correspondientes que están debajo de ellas. Por uno de los costados están soportadas por muros, y por el otro, por pilares que desde abajo, desde las naves grandes, ascienden hacia lo alto, y por unos pilares dobles, que los canteros llaman medias cindrias. En las naves de arriba hay tantos pilares como en las de abajo, y arriba, en el triforio, tantos arcos como abajo. Pero en las naves del triforio, entre pilar y pilar, hay siempre dos columnas juntas que los canteros llaman cindrias. En esta iglesia no hay grieta ni defecto alguno; está magníficamente construida, es grande, espaciosa, luminosa, armoniosa, bien roporcionada en anchura, longitud y altura, y de admirable e inefable fábrica. Además, tiene doble planta como un palacio real. Quine recorre por arriba las naves del triforio, aunque suba triste, se vuelve alegre y gozoso al contemplar la espléndida belleza del templo.

En relación al texto del Calixtino, la 39 alzadas equivaldrían a los 65 metros que nos dan las mediciones actuales: pero en ese caso, las 53 alzadas del brazo mayor se traducirían con 88 metros cuando desde la Capilla del Salvador hasta el Pórtico de la Gloria se miden 97. Adentrándonos en la descripción propiamente dicha, la iglesia presenta una planta de cruz latina con tres naves de diez tramos. La cabecera goza de un amplio deambulatorio en el que se abren cinco capillas absidiales, siendo la central dedicada al Salvador. De las primitivas capillas abiertas en la girola sólo quedan la central del Salvador y las laterales de San Pedro y San Bartolomé (antes de Santa Fe de Conques). En los brazos del transepto, cerrados por las puertas Francígena y de Platerías, se abrían dos pares de nuevas capillas que elevaba el total a diez si se cuenta el altar del presbiterio. La nave central estaba separada de las laterales mediante pilares con columnas adosadas. Sobre el primer nivel del muro se elevó una amplia tribuna abierta al centro por el triforio. En relación a la funcionalidad de la tribuna, cabe pensar que respondía a necesidades tanto estructurales como espaciales: por un lado, ésta era necesaria para albergar a las grandes oleadas de peregrinos que visitaban el templo. Del mismo modo, el triforio ayuda a frenar el empuje de la nave central, que se cubría mediante una bóveda de medio cañón. Para las naves laterales se proyectó una bóveda de arista entre fajones.


Muro occidental de la catedral de Santiago, según el dibujo de Kenneth John Conant.
Fig.14. Muro occidental de la catedral de Santiago, según el dibujo de Kenneth John Conant.

Cabecera de la catedral de Santiago, según el dibujo de Kenneth John Conant.
Fig.15. Cabecera de la catedral de Santiago, según el dibujo de Conant.

Los valiosos dibujos realizados por J.K.Conant, nos permiten reconstruir visualmente los volúmenes del templo, poniendo de manifiesto la armonía de proporciones que ofrece al ser contemplado. Sin embargo, los restos de la catedral románica se conservan, en gran parte, enmascarados por la arquitectura barroca de Fernando Casas de Novoa (s.XVIII). Pese a ellos, podemos adivinar la magnífica cabecera del templo original tras la fachada este o de la Quintana, y evocar las torres a través de los restos conservados como fundamento de la gran fachada barroca del Obradoiro.  

 


INFORMACIÓN RELACIONADA:
- Las Portadas de la época Gelmírez
- La Catedral Románica. Fases constructivas
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO