Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2719746
Visitantes en línea: 9
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Sincretismos e Influencias Visigótico "Los Visigodos". Parte I: Historia, Sociedad y Religión.

"Los Visigodos". Parte I: Historia, Sociedad y Religión.
por: Sara Reguero Rayado

_circuloromanico_4
Recesvinto y Wamba

Visigótico. "Los Visigodos". Parte I: Historia, Sociedad y Religión.

Los Visigodos fueron un pueblo germánico que entró en el Imperio Romano tardío, siendo la rama oriental de los Godos (una de las tribus se encontraban en los “limex1 del Imperio Romano a los que éstos llamaban bárbaros). Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, tuvieron un papel importante en Europa durante 250 años. Procedentes de la actual Suecia2 , cruzaron el Báltico y en el siglo II, siguiendo el curso del Vístula, avanzaron hacia el sur del mar Negro, perdiendo poblaciones a lo largo de su recorrido por las llanuras del Danubio. Estos diferentes pueblos se asentaron en la zona Centroeuropea.


Aprovechando la pasividad de los emperadores romanos con respecto a Germania, a principios del siglo III los godos se instalaron en las orillas del mar Negro. Hasta allí llegaron los Hunos, procedentes de Asia, aprovechándose de las diferencias existentes en el seno del pueblo godo para vencerles3 . Estas disensiones vienen provocadas por el trato desigual que recibían del Imperio Romano. Por este motivo se dividen en Ostrogodos y Visigodos. Encontramos en el nombre de los visigodos la procedencia de estos ya que el vocablo viene del alemán Westgoten o Wisigoten que significa “godos del oeste”. A partir de esto se suceden varias expediciones en el occidente de Europa, hasta que en el 332 se celebra el Tratado de Federación, gracias al cual consiguen de la mano de Constantino la condición de federados del Imperio, convirtiéndose éste en el feudatario de los visigodos. En este mismo año el obispo y el jefe godo Ulfilas tradujeron la Biblia al gótico.


Visigótico. "Los Visigodos". Parte I: Historia, Sociedad y Religión.

Alarico es nombrado “magister militum4 por Arcadio a finales del siglo IV. En el 401 marchó contra Italia, donde intentó ganar territorios mediante la negociación. Al no cumplirse los pactos, en el 410 conquista Roma. A su muerte es sucedido por Ataúlfo, quien acuerda con Honorio, emperador del momento, que abandonaría Italia si se le entregaba la Galia. Constancio, gobernador del sur de la Galia, no estaba de acuerdo con esta decisión y plantó cara a Ataulfo, bloqueando la llegada de alimentos y presionándolos militarmente. Esto llevó a Ataulfo a migrar hacia el noroeste de la Península (414)
A finales del siglo V los reinos bárbaros ya están constituidos. Entre el siglo V y el siglo VIII, en el conjunto de esos reinos bárbaros resultantes de las grandes invasiones, se produjo una lenta fusión de la herencia antigua y las costumbres bárbaras a la que se agregaron influencias mediterráneas y orientales que se renovaban sin cesar. No obstante, la condición necesaria para que se produjese esa ósmosis era la previa conversión al catolicismo de los pueblos germánicos paganos y de los bárbaros heterodoxos, puesto que la iglesia había terminado siendo la única estructura política y cultural de occidente con la que, en el seno del mundo antiguo en bancarrota, los jefes bárbaros tenían que pactar para afianzar su soberanía.
 

Visigótico. "Los Visigodos". Parte I: Historia, Sociedad y Religión.

El primer reino visigodo lo encontramos en Aquitania, a partir del 418 con capital en Toulouse (Tolosa) con Eurico. Desde aquí empiezan a marchar a la Península Ibérica en campañas de verano. Este reino termina en el 507, tras enfrentarse con los galo-romanos y ser derrotados en la batalla de Vogladum (Vouillé). De ahí se trasladan a Narbona, de donde finalmente fueron expulsados.
A la muerte de Eurico, tiene lugar una lucha por el poder entre Sigérico y Walia. Sigérico es asesinado, por lo que el reino pasa a manos de Walia, quien firma un pacto con los habitantes de Barcelona para expulsar a los bárbaros que llegaron: suevos, vándalos y alanos. Gracias a esto, establecen una primera capital en Barcelona. Más tarde se asientan en Mérida y Sevilla, y finalmente en el 567 se instalan en Toledo, dando a esta ciudad la condición de “urbs regia5 . Aquí se desarrolla el mayor esplendor del reino visigodo.
El gran protagonista será Leovigildo. Con él se produce un fortalecimiento de la monarquía: se efectúan reformas monetarias, se conquista el reino Suevo, se detiene el avance bizantino por el sur y se apagan las sublevaciones. Funda ciudades como Recópolis en Guadalajara o Victoriacum en el País Vasco y, además, consigue hacer de Toledo un estado independiente, con organización administrativa. Lo único que no consiguió fue la unión religiosa bajo el arrianismo.
Recaredo consigue hacer esa unión religiosa que su predecesor había intentado, convirtiéndose en el III Concilio de Toledo, celebrado en el 589, al catolicismo. Con ello se consigue un periodo de estabilidad en el que empiezan a levantarse monasterios de tradición hispano-romana, pero con influencias germanas.

En los diferentes concilios se establecen unas leyes para no atentar contra los soberanos, como la unción real, legitimizando así al monarca en el trono. Wamba fue el primer rey godo en ser ungido por voluntad del mismo monarca. Los ritos a seguir en esta ceremonia son aprobados en el IV Concilio de Toledo (633), estableciendo parte del proceso de entronización ordinario.
La unción real es una manifestación del poder del soberano, siendo la ceremonia real más importante de Hispania en el siglo VII. En esta ceremonia, el obispo ungía con óleos sagrados al soberano. La importancia de esta celebración radica en que quedaba señalado que el poder del soberano venía dado por Dios. Parece que esta ceremonia es creada por los visigodos, ya que ni en Roma ni en Bizancio se tiene documentada en época contemporánea, tomando modelos del Antiguo Testamento. A través de los irlandeses y junto a otras observancias litúrgicas hispanas, este rito lo incorpora al resto de Europa Carlomagno (¿742? – 814) cuando en la navidad del 800 fue coronado emperador por el Papa León III (795 – 816. Años de Papado) en San Pedro del Vaticano. En este suceso es donde vemos la importancia de esta ceremonia. Carlomagno y sus antecesores gobernaron el reino como Mayordomos de Palacio, por lo que su cargo no tenía legitimidad. En la misma época que toma el trono, el Papa León III estaba teniendo problemas por los sublevados que formaron un papado paralelo en Avignon. León III pide ayuda a Carlomagno quien se la concede pidiendo a cambio que fuera nombrado emperador por el Papa dándole legitimidad real, además de religioso. Con este suceso, el emperador era coronado por Dios, y se convertía en su representante en la tierra. Así, quien se sublevaba ante el emperador, lo hacía ante el mismísimo Dios.

La época de mayor esplendor viene con Chindasvinto (¿563? – 653) y con Recesvinto (¿? – 672), periodo en que la herencia romana se encuentra más viva, siendo San Isidoro de Sevilla (556 – 4 de abril de 636) el conservador y transmisor de la cultura clásica.
El reino visigodo llega a su fin con la invasión musulmana en el 711, tras perder la batalla de Guadalete.


La sociedad visigoda


En un principio la sociedad goda se constituía en clanes. Cada clan godo tenía un líder, pero las decisiones trascendentes las tomaba una Asamblea de hombres libres, que, en caso de decisiones importantes o de peligro para la población, nombraba un líder general, que se responsabilizaba de los clanes.
En la época en que migran desde la zona del Báltico hacia el sur de Europa (s. II), la familia de los Balthos, a la que pertenece Alarico, el primer rey, aparece como la estirpe más ilustre.
Gracias a la expansión y al contacto con el mundo romano, esta situación cambió: dejan de ser seminómadas para asentarse en los terrenos conquistados y vivir de la agricultura y de la ganadería, en menos medida, formándose grupos especializados. Encontramos dos clases sociales: la antigua de los guerreros y la de nueva creación de los campesinos. Nacerá también una aristocracia que acumulará las riquezas que se atesoran del comercio y de los beneficios de la agricultura.
Dentro de la clase noble encontramos diferentes consideraciones: en el lugar más elevado se encuentra la estirpe real. Por debajo de esta existió una aristocracia de sangre, cuyos miembros fueron llamados “seniores gothorum” o “seniores totius gentis6 . Se agrupaban en torno a ellos clientelas y séquitos militares, ligados a sus señores por especiales vínculos de fidelidad y de servicio.
Al desaparecer el reino de Tolosa, la Península Ibérica se convierte en el nuevo reino visigodo. Aquí la sociedad fue desigual y estratificada. La nobleza gótica constituyó un estamento social dirigente, con un fuerte componente militar.
En Iberia los señores visigodos siguieron llevando los mismos títulos que en el período tolosano. Varias inscripciones permiten reconocer la presencia de magnates godos en las tierras romanizadas del mediodía de la península.
Se configura un nuevo estamento dirigente, como resultado de la concurrencia de un conjunto de factores sociales, políticos y religiosos. Los obispos formaron parte de ese núcleo superior de la sociedad hispano-goda. Entre los magnates del reino toledano, los duques constituían el más alto grado de la jerarquía aristocrática. Es probable que los condes fuesen a veces personajes con fuerte arraigo en la comarca.
Individuos de estirpe hispano-romana se incorporaron al estamento dirigente por la vía del desempeño de altos cargos de la nueva administración.
Los funcionarios de la administración no debían tomar nada de sus administrados para su propio beneficio. Las concesiones de tierras por los reyes a los fieles y altos funcionarios pudieron ser en pleno dominio o a título de beneficio. Es probable que en ocasiones no se distinguiera con claridad entre las dos modalidades. Junto a los aristócratas laicos, los obispos figuraron en el estamento dirigente del reino visigodo católico.
Se consideró que la aristocracia de sangre habría desaparecido de resultas de las represiones que se dieron reiteradamente durante este periodo. En la primera mitad del siglo VII todavía quedaban algunas familias de potentes godos y muchas más de aristócratas hispano-romanos al margen del “palatium7 . El IV Concilio de Toledo (633) encomendaba la elección real a los “seniores totius gentis” y a los obispos.
La depuración de la nobleza llevada a cabo por Chindasvinto fue la más dura y la que mayor número de víctimas produjo.
Otro estrato social es la población libre, distinguiendo entre la población libre urbana y la población libre rural.
Entre la población servil encontramos a los “viliores8 , que trabajaban las tierras de los señores y vivían alejados de sus amos, y los siervos del rey, quienes gozaron de una condición privilegiada. Dirigían los servicios domésticos de la corte.
Por último encontramos a los libertos. La manumisión es el acto jurídico por el cual un amo daba la libertad a su siervo. Esta condición era inferior a la de aquel que era libre de nacimiento.

La Religión

Cuando los visigodos entraron en la Península Ibérica, esta era parte del Imperio Romano, por lo que la religión oficial era el Cristianismo católico. Aún así, se daban supervivencias paganas, intensas en las regiones poco romanizadas. En toda la Península afloraban supersticiones y residuos idolátricos provenientes de viejas tradiciones de estirpe romana o indígena. Además, encontramos una importante minoría judía, la cual sería un importante problema religioso y político en el siglo VII.
En las tierras del noroeste, el priscilianismo9 había conseguido un profundo arraigo. Con las invasiones bárbaras, este movimiento priscilianista sobrevive. Es una doctrina que se basa en los ideales de austeridad y pobreza, que en el Concilio de Braga (563) será considerada herejía.
Los visigodos eran arrianos, creencia cristiana que negaba la divinidad del Hijo, según la cual, su divinidad dependía del Padre, siendo el carácter de Dios absoluto, pues sólo el Padre es eterno. En el siglo III Arrio empezó a predicar que Jesucristo no era el verdadero hijo de Dios. Sus creencias se extendieron con rapidez por Oriente, por lo que el emperador Constantino convocó el Concilio Ecuménico de Nicea (325), en el que se excomulgó a Arrio y se estableció el Credo de la fe católica. Constancio, hijo de Constantino, favoreció el arrianismo, con lo que se extendió por Occidente a medida que iban avanzando las tropas godas. Será en el 381, en el Concilio de Constantinopla, cuando se de fin a esta herejía.
Recaredo unifica a los hispano-visigodos religiosamente en torno al catolicismo en el 589, tras la celebración del III Concilio de Toledo.

 

Manifestaciones artísticas

En el arte visigodo distinguimos dos etapas muy relacionadas con la evolución política y religiosa:
La primera se desarrolla desde su incursión en la península hasta la abjuración de Recaredo en el 587. Se caracteriza por una falta de unidad política y religiosa. En arte se da una continuidad de la tradición hispano-romana.
La segunda etapa inicia con la conversión de Recaredo al catolicismo en el 587 hasta la invasión musulmana en el 711.
San Isidoro de Sevilla, autor de Etimología10 , impulsó una “renovatio11 cultural, consiguiendo la conversión plena..

Notas:

1Del latín, “límites”
2En este aspecto hay discrepancias: algunos autores los ubican en la zona del Báltico sin especificar el país, y otros los sitúan en Suecia.
3ROSALES, J. Los Godos, Ariel (2004), págs 187-213
 4
Del latín, “Patrón de Soldados”
 5Del latín, “capital”
 6Del latín, “señores” 
7Del latín, “Palacio”
8Del latín, “siervos rústicos”
9 Doctrina cristiana predicada por Prisciliano en el siglo IV, basada en los ideales de austeridad y pobreza. En el Concilio de Braga de 563 fue condenada herejía. (www.wikipedia.es)
10Recopilación del saber de su tiempo, dividido en veinte tomos, (www.poesiadelmomento.com/luminarias/autores/77sanisidoro.html) escritas entre 627 y 630, poco antes de su muerte (www.wikipedia.es)
11Del latín, “renovación”
 

  Parte II: Arquitectura   -->

 

CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO