Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2721694
Visitantes en línea: 5
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Investigación Lugares Eunate Eunate, el paradigma de la antigüedad perdida

Eunate, el paradigma de la antigüedad perdida

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_4
Por CARLOS SÁNCHEZ-MONTAÑA

Eunate. Eunate, el paradigma de la antigüedad perdida

© Carlos Sánchez-Montaña


Sobre la iglesia de Santa María de Eunate muchos han escrito con anterioridad y con mayor conocimiento que este arquitecto, al pie detallo alguno de los enlaces en la red sobre este singular edificio. Este breve texto trata de exponer algunas consideraciones sobre el origen del conjunto arquitectónico. Es un tenue bosquejo sobre el edificio que se levantó en este lugar siglos antes, en la antigüedad romana, cuando el emperador Augusto y Marco Agripa gobernaban sobre estas tierras de Hispania, y el tiempo se medía según la cronología del príncipe del imperio.

 Se preguntarán, y con razón, cómo alguien puede saber alguna cosa sobre esa vaga hipótesis. Cómo puede construirse tal presunción sobre algo casi trece siglos anterior al conjunto románico, y que pueda presentarse con cierta verosimilitud. 

Es la geometría del conjunto de Eunate la que nos explica de manera muy precisa la forma del edificio que allí fue levantado en la antigüedad, y también es la geometría la que nos ofrece las claves para interpretar por qué fue construido en este preciso lugar del territorio y su pleno significado.

De las diversas explicaciones que se han ofrecido sobre el origen del topónimo Eunate la que más me gusta es la que indica que el nombre original sería Onate, que en euskera querría decir "la buena puerta" (Ona Ate), sin olvidar que Ehun = "cien"; Ate = "puerta" en euskera significa "cien puertas".

Es Eunate, según mi opinión, el paradigma de la antigüedad perdida, y son los posibles significados de su nombre ejemplos de esta idea que trato de desarrollar: como "la buena puerta" de la antigüedad se convirtió en las “cien puertas” de la edad media.

Su limpio emplazamiento en medio del territorio, su soledad en el margen del camino-río, configuran una belleza y una espiritualidad difícil de olvidar para quién se acerca a Eunate por primera vez. Su singular planta octogonal con los tres elementos arquitectónicos: nave, arcada y muro, asocian el conjunto con otras singulares obras de la arquitectura de otros tiempos y lugares.


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_5
Cúpula de la Roca de Jerusalén ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_6
Iglesia redonda de Cambridge ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_7
Planta imperfecta de Eunate ©Carlos Sánchez-Montaña


Sin embargo la geometría de Eunate no es perfecta, su planta octogonal se encuentra “deformada”, y si bien su arquitectura aparece ante nuestros ojos como trazada por maestros, si se compara con otros edificios de similar planta, comprobamos con facilidad, que está trazada por “solo hombres”.

Mi interés trata de establecer que el origen de primer edificio erigido en Eunate, posiblemente en el siglo I a.C., fue por orden de Augusto y Agripa, y para ello debo de tener a Vitruvio, y a su tratado, como axioma de mi exposición.

Escribe Vitruvio:
"En estos volúmenes he puesto al descubierto todas las reglas de la Arquitectura...
...La disposición de los templos depende de la simetría, cuyas normas deben observar escrupulosamente los arquitectos. La simetría tiene su origen en la proporción, que en griego se denomina analogía. La proporción se define como la conveniencia de medidas a partir de un módulo constante y calculado y la correspondencia de los miembros o partes de una obra y de toda la obra en su conjunto."

La simetría de Vitruvio es la simetría griega, -symmetria-, un sistema de medidas basado en una proporción. Es la simetría la correspondencia exacta en forma, tamaño y posición de las partes de un todo. La simetría como relación de las partes de acuerdo a una medida o proporción llamada en griego analogía. Es la analogía griega la relación de ideas, un acuerdo o nexo entre elementos. Se produce una simetría cuando los elementos se relacionan entre sí de acuerdo con ciertas medidas preestablecidas o módulo. Un acorde musical es una simetría, una columnata de un templo es una simetría, y la cara de un hombre es una simetría.

"Es imposible que un templo posea una correcta disposición si carece de simetría y de proporción, como sucede con los miembros o partes del cuerpo de un hombre bien formado."

Sin lugar a dudas Vitruvio se sorprendería de la actual planta de Eunate, y de la proporción de su arquería y muro perimetral. Es evidente que carece de “symmetría”, es decir de un módulo común a sus ocho lados.

 

Arquitectura Medieval


El análisis arquitectónico de algunos templos paleocristianos, prerrománicos y románicos y su comparativa con las plantas de los templos descritos por Vitruvio permite afirmar que algunas de estas edificaciones fueron levantadas utilizando la cimentación preexistente de antiguos templos romanos. (*)

Si pudiésemos realizar un análisis de su cimentación, similar al que se verificó en San Xiao de Lugo, observaríamos que parte de los nuevos muros fueron levantados sobre cimentación romana y que algunos elementos edificados en la edad media fueron para producir un cambio en su orientación y culto.

La entrada al templo se cambia en la nueva edificación medieval a occidente, de acuerdo con lo estipulado en el culto católico, y en contra de la orientación antigua, de manera que la entrada pagana por oriente se cubre por un ábside.


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_9
Comparativa de iglesia prerromanica y templo romano ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_8
© Gráfico: Planta de Santa María de Eunate - Kalipedia.com

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_10
En rojo cimentación romana, en azul cimentación medieval ©Carlos Sánchez-Montaña


Eunate. Eunate, el paradigma de la antigüedad perdida

Estas modificaciones eran fácilmente observables en la planta descubierta en San Xiao de Lugo. En Oviedo podemos analizar en San Julián de Campos cómo el cuerpo central de tres naves guarda exactamente las proporciones 6/5 que Vitruvio establece en su tratado para los templos de planta toscana.

El análisis arquitectónico del templo de Eunate y su comparativa con una planta octogonal “symmétrica” permite afirmar que en este caso concreto la edificación románica fue levantada utilizando la cimentación preexistente de un antiguo templo de planta octogonal. Ambas pertenecen a un mismo edificio en su origen. El cambio de culto, de pagano a católico, modificó la orientación del acceso (de oriente a occidente) y la estructura de la planta. Se mantiene la cimentación original romana en la nave octogonal central y se añade el ábside para ocultar la puerta original.

La adicción del cuerpo del ábside obliga a modificar los elementos del perímetro para obtener una planta octogonal, pero imperfecta. Podemos comprobar como este alargamiento de dos de los lados del octógono original se realiza utilizando parte de la cimentación preexistente, dando como resultado esta irregular figura geométrica. El pórtico de seis arcadas, el mayor de los ocho, pasa a ser la fachada al camino de acceso, distorsionando aún más la planta antigua.

La arquitectura romana permanece en las cimentaciones de innumerables templos católicos, pero sujetos en la mayoría de los casos a este cambio de orientación. En algunos casos cuando la nueva puerta no puede ser emplazada en el muro de orientación E., los arquitectos medievales la emplazan en el lado S. y en algún caso al N.

En Eunate la nueva construcción sobre la cimentación romana resolvió el cambio de orientación, de oriente a poniente, según el nuevo rito católico, y añadió el cuerpo auxiliar del ábside en su fachada E., obligando a una deformación de su antigua planta octogonal “symmétrica”. Se alargan dos lados hacia el E. para habilitar espacio para el ábside y mantener la distancia de este cuerpo con la arquería y el muro. Y se presenta una nueva fachada de seis arcos al camino.

El ejemplo de Eunate, como paradigma, puede extrapolarse a otros muchos de los templos católicos construidos sobre templos antiguos. Es muy fácil en un primer análisis comprobar que al acceder por el camino que se dirige al templo, quien nos recibe es el ábside de la edificación, cuya misión por el cambio de culto, no fue otra que la cubrición de la puerta original "orientada" al “Oriente”.

Dice Vitruvio en su tratado sobre arquitectura en lo referente a la orientación de los templos situados en los caminos; 'si cerca de los caminos públicos, (los templos) se pondrán de suerte que los pasajeros, vean la puerta y puedan hacer sus acatamientos'. Señala que desde el camino se podrá observar directamente la puerta del templo y así hacer directamente el acceso sin rodeos. A la vez la divinidad podrá contemplar a los viajeros y ofrecerles su protección.


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_14
Detalle Capitel

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_11
Llegada a Eunate por el Camino de Santiago

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_12
Detalle Capitel


Cuando nos dirigimos a Eunate, por el antiguo camino desde el O., quién nos recibe en su fachada E., y en ella su ábside, esta es la imagen fotografiada más repetida por los peregrinos. Su puerta antigua cubierta por el ábside románico. Su “Buena Puerta” que recibía a los peregrinos del siglo I en su viaje al Finis Terrae.

 

Eunate. La Buena Puerta.


Sobre la razón general que establece como necesaria la construcción de este templo, “la Buena Puerta”, en esta geografía determinada de Hispania, estoy preparando una investigación mucho más amplia y que requiere mucha mayor extensión. 

Si en un mapa actual del Mediterráneo, sobre lo que fueron los dominios de Roma en época de Augusto, trazamos una línea que una la antigua ciudad de Efeso con Lucus Augusti, la ciudad sagrada de Augusto en el Finis Terrae del N.O. de Hispania, en la Callaecia, esa línea así dibujada pasará por la ciudad de Roma rememorando el decumanus trazado por Agrippa en su Orbis Terrarum.

Esa línea geométrica presente en el mapa trazado por Agripa y que fue expuesto en todas las capitales del imperio fue materializada con el nombre del “Sendero de Jano”, el "Callis Ianus", antecedente antiguo del actual Camino de Santiago. 


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_15
"Orbis Terrarum" de Agripa ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_13
Mapa del imperio de Augusto ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_16
Emplazamiento de Eunate sobre el Callis Ianus y sobre el Camino de Santiago ©Carlos Sánchez-Montaña


Anticipo -para Círculo Románico, sus usuarios y lectores- la investigación inédita en estos textos:

Orbis terrarum (El Círculo de la Tierra) Carlos Sánchez-Montaña. Mapping, ISSN 1131-9100, Nº 100, 2005 , pags. 63-65.

Callis Ianus, el origen del camino. Carlos Sanchez-Montaña

En Hispania el “Callis Ianus” nacía en el templo de Venus Pyrenea, en el actual Cap de Creus, y moría en el Ara Solis en Touriñan, un verdadero teorema trazado con compás y escuadra. Los peregrinos que se dirigían a tierras lucenses en el siglo I, y que alcanzaban primero la costa de Hispania desde Roma, se dirigían al templo de Venus Pyrenea citado por Mela, Plinio y Tolomeo, un templo cuyos cimientos ocuparon el macizo que penetra en el Mediterráneo en el actual Cap de Creus. El límite geográfico entre Hispania y la Galia.

Venus recibía también a los navegantes que alcanzaban la costa desde Roma hacía el Finis Terrae. Pero como el lugar es extremadamente abrupto, los barcos fondeaban un poco al sur del cabo, y se tomaba tierra en el actual Port LLigat, el "Puerto de Llegada" que recibía a los peregrinos hacía el oeste en el fondeadero más cercano al templo de Venus Pyrinea.

Desde el templo de Venus partía la ruta del “Callis Ianus” y que siglos más tarde fue llamada "Camino de Santiago". Esta ruta antigua queda configurada sobre el territorio peninsular uniendo los dos extremos. oriental y occidental de la Hispania Citerior: el Cap de Creus en Oriente, donde se emplazaba el templo de Venus Pyrenea, y el Ara Solis en el extremo occidental en el actual cabo Touriñan.  Esta ruta hispánica se desarrolla entre la vieira de Venus en oriente y el sol poniente de occidente. Ambos símbolos están muy presentes aún hoy en día en el camino a Galicia.

Esta ruta tiene sesenta y tres etapas que son detalladas en una investigación en curso aún incompleta, y Eunate era una de las más importantes. (Ver: El Tablero de la Oca)


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_17
Callis Ianus sobre el Camino de Santiago ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_18
Eunate sobre el Callis Ianus ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_19
Trazado del camino sobre fotografía satélite del SIGPAC


El camino original de acceso a Eunate se modifica, tal como se aprecia en la foto del satélite del SIGPAC se llegaba por el E. y se continuaba camino por el O.

Siglos más tarde, cuando Cluny traza el nuevo camino de origen francés, y que pasa a ser hegemónico “sepultando” el “camino hispánico”, debe de mantener el tramo de la “Buena Puerta” como lugar de acceso a los peregrinos de Europa. Desde Estella el “nuevo camino” discurrirá por una nueva ruta hasta Compostela y Finisterre. Olvidando las etapas anteriores a Sabiñánigo y el Cap de Creus, y las posteriores a Estella, a Lucus Augusti como ciudad sagrada de la Callaecia antigua, y capital religiosa anterior a Compostela, olvidando a Touriñán, verdadero extremo occidente, y olvidando la Playa del Rostro, donde los peregrinos alcanzaban el destino esperado en el Fin de la Tierra.

Si pudiéramos observar la cimentación “symetrica” del conjunto de Eunate seguramente comprobaríamos como esta arquitectura formada por los tres elementos: nave, arquería y muro, es una reproducción exacta de una fundación romana según los postulados de Vitruvio.

Su planta octogonal atiende a un trazado cosmológico romano, la arquitectura de Eunate posee un simbolismo cósmico muy específico, esta geometría básica se referencia siempre a la imagen y semejanza del universo y el movimiento celeste (ver: Eunate -Melodía de las Esferas Celestes). Su nave, con cimientos de planta octogonal, atiende a la geometría sagrada. "En la geometría plana, el círculo es símbolo del cielo y el cuadrado de la tierra, y el octógono intermedia entre uno y otro, y a través de él se logra la cuadratura del círculo, la unión indisoluble del espíritu y la materia".

La modulación de la planta antigua atiende a los postulados de Vitruvio, un perfecta "symmetria". Un octógono inscrito en un cuadrado de 64 codos romanos de lado modulado 16x16.


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_20
Planta octogonal "symmetrica" ©Carlos Sánchez Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_21
Un perfecta 'symmetria' ©Carlos Sánchez-Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_22
Planta octogonal medieval ©Carlos Sánchez-Montaña


“Los ritos de construcción, que propiamente corresponden a la arquitectura sagrada, son una "fijación" en el espacio del tiempo en constante movimiento cíclico, se establece realmente la cuadratura del círculo.” ( El rito fundacional de la ciudad. Josep María Grácia. Dr. Arquitecto )

El conjunto de Eunate establece los elementos propios de la arquitectura sagrada romana, es su plasmación concreta lo que hace de Eunate un “lugar” principal en el Camino hacía occidente. La “Buena Puerta”. 

Eunate, paradigma de la antigüedad perdida.


La reconstrucción de Eunate en el siglo XII, siguiendo los nuevos postulados dictados por Cluny y Roma, con la necesidad del cambio de acceso, desde el O., y con la construcción del ábside en el E., donde se situaría el nuevo altar (el oficiante sigue manteniendo su mirada hacía el este), es buen ejemplo de la transformación que recibieron las antiguas arquitecturas romanas en la época medieval.

El edificio antiguo, tan preciso en su “symetría”, se transforma con el nuevo cuerpo del ábside medieval, esto modifica toda la planta y transforma la arquitectura antigua y su significado simbólicocambiando la percepción de la arquitectura desde el camino de acceso. El nuevo templo se presenta hermético y cerrado a la vista del caminante, del peregrino.

A pesar de estas modificaciones tan fundamentales según los postulados de la antigüedad, los nuevos constructores del llamado “camino francés”, los monjes de Cluny, y los anónimos constructores de Eunate, reconocen el lugar y su valor de “Buena Puerta” en la antigua ruta hacía occidente, manteniendo esta etapa -de preciso simbolismo-, en su nueva ruta hasta Compostela. Eunate es ejemplo de la transformación que el culto católico produce sobre los antiguos templos romanos, que mantienen el lugar sagrado original y reconocido aún a pesar de transformar su arquitectura y sus puertas.

El ejemplo de Eunate puede extrapolarse a otros muchos templos construidos sobre templos antiguos. Es muy sencillo, en un primer análisis, comprobar como al acceder por los caminos que se dirigen a las iglesias, quien nos recibe es el ábside de la edificación, cuya misión en el cambio de culto, no fue otra que la cubrición de la puerta original al “oriente”.

Los caminos a Galicia muestran su verdadero pasado presentando los ábsides de sus templos al caminante que se aproxima. La "Buena Puerta" de los templos olvidados. 

Lugo, 16 de Julio de 2008.

EPÍLOGO:


Veinte días después de la publicación de este artículo en el portal de “Círculo Románico” y hojeando la completa edición de Wightman, G.J., Sacred spaces. Religious architecture in the ancient world. (Leuven, Peeters, 2007), (Ancient Near Eastern studies. Supplements, 22), encontré referencia de un templo galo-romano de planta octogonal y dimensiones análogas al templo de Eunate.


eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_23
Le Hérapel ©Carlos Sánchez Montaña

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_24
Reconstrucción Le Hérapel © www.cocheren.free.fr

eunate__el_paradigma_de_la_antiguedad_perdida_circuloromanico_25
Caminos de Europa


El dibujo de la planta que en el libro aparece llama mucho la atención por su parecido con la supuesta planta romana que yo creo debió existir en Eunate, y que describo en este artículo.

La planta octogonal pertenece al templo de Hérapel, y se encuentra cercana al pequeño pueblo de Cocheren, un municipio en el departamento de Moselle en Francia y muy próximo a la frontera con Alemania.

Ampliando la información he encontrado una pequeña reseña sobre él: Emile Huber lo descubrió en 1884, y sus muros se alzaban en la cima de la colina Hérapel, estaba compuesto por una nave octogonal de 14 m. de diámetro y rodeado por una galería octogonal de 30 m. de diámetro. Y por lo tanto era muy similar en dimensiones y forma al templo romano de Eunate. Pulsando el enlace a la web de dicha población, podemos encontrar una reconstrucción del templo en la época galo-romana.

Para completar las similitudes entre el templo de Eunate y el de Hérapel señalar que ambos se encuentran en el actual Camino a Santiago, y sobre lugares que pueden ser entendidos como la entrada a sus respectivos territorios. Este último se encuentra en un camino galo-romano secundario llamado "divertículum", y de relativa importancia, que permitía el acceso a "Hérapel", la colina sagrada de Cocheren, el lugar en donde los romanos construyeron un "oppidum" en Sarreguemines. Esta ruta galo-romana pasaba por Cocheren, Folkling, Théding, Nousseviller y Welferding, uniendo los territorios de Germania y la Galia, y "Hérapel" era el hito sagrado en este camino de conexión entre los dos territorios.

"Herápel" y Eunate poseen una comprobada “symetría”, y si unimos a ello su especial emplazamiento, podríamos considerar que ambos templos fueron construidos como “puertas de acceso” en un camino hacía el Oeste y patrocinado por Augusto y Agrippa.

Hérapel se encuentra en la ruta a Santiago, a Galicia, camino que parte desde la ciudad alemana de Colonia, de antigua tradición peregrina medieval y fundada en época augustea. Desde Colonia se realiza el recorrido por Trier, hasta llegar a "Hérapel", y desde aquí existen dos rutas: una norte-sur para llegar hasta Arlés y así alcanzar la Vía Augustea, y otra de prevalencia medieval por Metz, Reims, (y quizás hasta París) para alcanzar Roncesvalles. En ambos casos parece que "Hérapel" es la puerta de entrada desde las tierras de Germania.  El mapa superior de los "Caminos de Europa" permite comprobar la centralidad del emplazamiento. Hacia "Hérapel" apuntan varias rutas europeas grafiadas en ese documento.

Posiblemente ambos templos, "Hérapel" y Eunate, fueron "buenas puertas" abiertas por Roma a los peregrinos, en su camino hacía el Finisterre.

Lugo, 6 de Agosto de 2008.


© Carlos Sánchez-Montaña
-----------------------------------------------------------------------
NOTAS

-Círculo Románico

-© Gráfico: Planta de Santa María de Eunate en Kalipedia.com

-Iglesia de Santa Maria de Eunate

(*)-De Lares y Julianes. Carlos Sánchez-Montaña.

-El rito fundacional de la ciudad. Josep María Grácia. Dr. Arquitecto

-Orbis terrarum (El Círculo de la Tierra). Carlos Sánchez-Montaña. Mapping, ISSN 1131-9100, Nº 100, 2005 , pags. 63-65

-Callis Ianus, el origen del camino. Carlos Sanchez-Montaña. www.callisianus.info/


Eunate. Eunate, el paradigma de la antigüedad perdida

Datos Personales

Carlos Sánchez-Montaña
Arquitecto en la especialidad de Proyectos, Historia y Urbanismo por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, España


INFORMACIÓN RELACIONADA:
- Santa María de Eunate, Melodía de las Esferas Celestes
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO