Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2722212
Visitantes en línea: 9
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
Rincón del Usuario Artículos De contenido libre Mati Novas Lorenzo LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN
por Mati Novas

la_tristeza_de_san_simon_circuloromanico_18
Ensenada de San Simón, ría de Vigo

Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

En la ría de Vigo, si nos vamos un poco hacia el interior, algo más lejos del puente de Rande, nos encontramos con la ensenada de San Simón donde tuvo lugar la famosa batalla naval entre las tropas anglo-holandesas, y las franco-españolas que defendían los galeones que cargados de riquezas provenían de las Indias. Era la llamada Flota de la Plata, que el 22 de Noviembre de 1702, sucumbió y fondeó varios barcos cuyos tesoros hicieron a Julio Verne la invitación a pasearse por la ría de Vigo en su periplo de dos mil leguas de viaje submarino.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

En medio de esta ensenada hay dos islitas unidas por un puente de tres arcos. La más pequeña se llama San Antón, y la que es un poco mayor San Simón.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

En ellas hubo vida religiosa desde el siglo X, pues estas islas pertenecían a los monjes benedictinos de San Juan de Poyo por donación de la reina Doña Urraca en documentos del año 1225.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Hacia el año 1517, los franciscanos se establecieron en la isla por aforamiento de los monjes antes citados, fundando en ellas la casa matriz de la Custodia de los Pascualinos, hecho que hace fray Juan Pascual, fundador franciscano de la Orden en Vigo hacia 1572. Se podía ganar en la iglesia de estas islas, el jubileo de la Porciúncula, por lo cual había gente que hasta aquí venía en romería


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Más tarde se extingue la Custodia en la Congregación General del año 1583 en Toledo, volviendo las islas a manos de sus verdaderos dueños, los monjes negros, que a causa de la peste en 1596, se refugian en ellas, encontrándose tan a gusto allí que intentaron la fundación de un monasterio de Recolección independiente del de San Juan de Poyo. Tratándose esto en el Capítulo General de 1589, no hubo acuerdo por lo que los benedictinos tuvieron que volver a Poyo, quedando deshabitada nuevamente la isla hasta que en 1602 volvieron los franciscanos con permiso de los monjes, pero los repetidos ataques de los piratas entre ellos Drake, y la batalla de Rande que tuvo aquí lugar en el contexto de la Guerra de Sucesión, trajeron consecuencias nefastas para los frailes y el Convento de San Simón, de tal manera que la Orden se retiro de la isla en 1724.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Años más tarde, el Estado aprueba un proyecto de construcción de un lazareto marítimo en esta isla que estará en actividad desde 1842 hasta 1927, acogiendo a millares de enfermos o sospechosos de enfermedad infecto-contagiosas donde pasan la cuarentena la tripulación y pasajeros para evitar problemas en tierra. Este nuevo destino para la Isla de San Simón será un factor decisivo de crecimiento para el puerto de Vigo y su ciudad, convirtiéndose en un espacio donde se encuentran la humanidad y la desgracia con las repatriaciones llevadas a cabo después de la derrota en las guerras coloniales de Cuba y Filipinas, en 1898.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

La guerra civil se encargará de escribir una de las páginas más tristes en la historia de estas islas. En 1936, pasa a ser cárcel de presos políticos, la mayor parte en situación preventiva, procedentes de todo el Estado Español, llegando a contar con seis mil personas entre los años 36 al 43.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

En la isla más pequeña de San Antón, llamada también la “isla sucia” confinarían a los más enfermos y desahuciados, siendo en ésta donde se haya el paredón de fusilamiento, mientras en la mayor de San Simón, vivirían los jefes quienes estaban a cargo el presidio así como el cura, y también los reclusos que gozaban de mejor salud.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Una casa de dos pisos servía de dormitorio. En el suelo cada uno disponía de un espacio de 38 cms para acostarse de costado, de manera que al darse uno la vuelta la daban los demás evitando así echarse unos sobre otros. Esta isla “limpia” llegó a albergar más de dos mil presos en condiciones lamentables, sin más ropa que la puesta y con escasez de comida y de tan mala calidad que les obliga a cazar ratas y otros animalejos para su alimentación, con lo que se desencadena el cólera que se cobra numerosas vidas. Poco les importaba a los carceleros que con frecuencia cargaban barcazas de reclusos para llevarlos a los montes de las poblaciones cercanas, Vigo, Vilaboa, etc. para ser fusilados. Son presos sin juzgar por lo tanto más vulnerables y menos propicios a echar en falta. En la islita pequeña, como antes dije, está el paredón que servía de “matadero”.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Todavía en el puente que une ambas islas se ven los postes donde estaban dos portones de hierro para incomunicar una isla con otra, Quien lograba cruzarlos salía siempre con los pies por delante. También tenían ocho garitas de vigilancia para controlar las posibles fugas de los que intentaran escapar, y los muertos eran enterrados en fosas comunes en el cementerio de Pereiró en Vigo.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

En la toma de Teruel por los republicanos, los presos construyen un paseo empedrado alrededor de la isla que aún hoy conserva el nombre,


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

así como la preciosa avenida de los “buxos” (boj).


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Después de penal en San Simón se adecentan las instalaciones y se transforma en albergue nacional, donde pasan las vacaciones veraniegas la guardia de Franco, un caso luctuoso ocurrido en Agosto de 1950, con el vuelco de una lancha llamada “Monchiña” en la que perdieron la vida 43 miembros de esta organización, determina la clausura definitiva del albergue, y la isla queda desierta.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

El último uso que tuvo la isla fue en 1955, cuándo se constituye en San Simón el hogar Méndez Nuñez, dirigido a servir de centro escolar a niños huérfanos de marineros o familias muy pobres, donde aprendían lo más básico de la enseñanza hasta el año 1963 en que se cierra y queda la isla en el abandono y ruina.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

A partir de 1977, la Xunta de Galicia inicia un proceso de reconocimiento de la historia de este lugar, con su declaración de bien de Interés Cultural. La rehabilitación de las islas lleva más de ocho años, constituyendo en la actualidad un valor patrimonial y ambiental, especialmente ligado a la “memoria histórica”. Un arquitecto de Vigo, Cesar Portela, se encarga de la restauración de los edificios, y, personal adecuado del tema forestal.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

El resultado es una isla preciosa, dedicada a visitas gratuitas y guiadas, por ahora, que tienen gran afluencia de público de todas las edades, incluso gente en sillas de ruedas, ávidas de conocer lo que siempre era un “mito” cuándo lo veíamos desde la carretera que va a Pontevedra.


Mati Novas Lorenzo. LA TRISTEZA DE SAN SIMÓN

Y no obstante San Antón y San Simón, el Lazareto, como se le llamó y llama, guarda muchos secretos que jamás serán desvelados, pues la documentación se perdió o se quemó, pero ello no es motivo para el olvido de lo allí sucedido a lo largo de los años, pues las piedras, entre el rumor del mar y los últimos rayos del sol dorado de la tarde, se vuelven tristes.
mati


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO