Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2721926
Visitantes en línea: 3
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW REPORTAJES La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

la_conservacion_del_patrimonio_romanico__sobre_imagenes_originales_y_copias_circuloromanico_12

la_conservacion_del_patrimonio_romanico__sobre_imagenes_originales_y_copias_circuloromanico_13

la_conservacion_del_patrimonio_romanico__sobre_imagenes_originales_y_copias_circuloromanico_14

REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Al que hizo esto, ya no le duele la cabeza”. Esta es una máxima que no se cansa de repetir Miguel Ezquerra, maestro cantero, cada vez que quiere singularizar la perfección del trabajo de un taller de escultura románica. Y es que la propia experiencia no tiene precio.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Seguramente, de todas las formas artísticas que ha adoptado la memoria del hombre, la más estable sea la que ha dejado labrada en las piedras. Por eso, no resulta ninguna novedad afirmar que, desde antiguo, han existido hombres capaces de encontrar la expresión de su conciencia en los mágicos dibujos que se esconden dentro de sus duras y sólidas vetas.

En nuestros días, Pedro Ania y José María (Chema) Laborda, maestros canteros escultores del Taller de cantería OLNASA con sede en Uncastillo (Zaragoza), también poseen el don de saber arrancar a cada piedra sus propias imágenes. Son canteros que, en la actualidad, forman parte de un pequeño grupo de elegidos que se atreven a encontrar, en el misterioso interior de las piedras, las mismas formas que otros hombres labraron, como parte fundamental de su memoria, en la segunda mitad del siglo XII.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

A estas alturas, para muchos de los que leeréis este breve artículo, no supondrá ninguna noticia nueva que escribamos acerca del magnífico trabajo que sobre la conservación del patrimonio románico está realizando el taller OLNASA, dirigido por sus fundadores Jorge Olano e Ignacio Navarro. Además, seguramente, también más de uno conozcáis de forma directa el singular trabajo de reproducción de una portada románica que, desde hace algunos años, está llevando a cabo este taller de cantería.

A pesar de que los hombres, a veces, abandonamos a su suerte el destino de nuestra memoria, el lenguaje de las piedras siempre transciende al lento pasar del tiempo. Tal vez por eso, como en su día ya recogió en su número 86 la revista Litos: La revista de la piedra natural, en un artículo titulado Reproducción de una portada románica (nº 86, septiembre-octubre 2006, páginas 144-155), el taller OLNASA está llevando a cabo la realización de una copia fiel de la portada meridional de la antigua iglesia de San Miguel de Uncastillo.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Como se recoge en dicho artículo y debido a una curiosa historia, la portada original de San Miguel de Uncastillo se encuentra en la actualidad en el Museo de Bellas Artes de Boston, en Estados Unidos. En 1915, esta portada, junto al resto del edificio, fue vendida, por el que, ahora, sin duda, nos parecerá un módico precio, 800 de las antiguas pesetas, al anticuario barcelonés Francesc Bartellet. Lo más curioso del caso es que, como vendedores, ejercieron el obispo de Jaca y uno de los curas de Uncastillo.

La historia no acaba allí. Una vez enviada a Boston, la reconstrucción de la portada tuvo que hacerse a partir de una fotografía, pues el desmontaje de la portada se había hecho de tal manera que, en origen, no sólo se olvidaron de hacer un plano o dibujo de la portada sino que se desmontaron las piezas sin utilizar siquiera un sistema de numeración o, al menos, unas marcas de montaje que indicaran la ubicación original de las piezas. La portada estaba constituida por 215 piezas que fueron trasladadas a Boston en 250 cajas cuyo peso final rondaba las 24 toneladas. Debido a que la piedra se encontraba en mal estado, la portada original de San Miguel de Uncastillo conservada en Boston fue sometida en 1991 a un largo proceso de restauración que duró cuatro años.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Volvamos al presente; pues, todavía hoy, el firme paso de las estaciones sólo sirve para confirmar una dura realidad: será muy difícil que la portada original de San Miguel vuelva a su primer emplazamiento en Uncastillo. Sin embargo, ya hace un tiempo y por suerte para todos los que amamos el románico y, en especial, para las gentes de tan singular y hermosa villa, dos de sus vecinos, Jorge Olano e Ignacio Navarro, se pusieron al frente del taller de cantería que de forma tan brillante dirigen para realizar su copia fiel. Hasta el momento, el taller ya ha realizado tanto la reproducción de las jambas como la del tímpano y la de la primera arquivolta. En estos momentos, un equipo formado por unas diez personas está trabajando de forma directa en el desarrollo escultórico de la segunda arquivolta.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

No obstante, dentro de este equipo, destaca el trabajo escultórico de Pedro Ania y José María (Chema) Laborda, los responsables finales del acabado último de todas las imágenes escultóricas que componen esta segunda arquivolta. Y es que su magnífico trabajo sirve para confirmar que todavía existen maestros canteros escultores que son verdaderos artesanos de las piedras.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Desde sus primeras piezas, la reproducción de esta portada se está realizando con la denominada piedra de Uncastillo, la misma con la que se realizó la portada original que ahora se exhibe en Boston; un tipo de piedra arenisca que se extrae en bloques en la propia cantera del taller OLNASA. Como para el resto de sus trabajos de cantería, en la elaboración de esta copia fiel de la portada de San Miguel de Uncastillo, el taller OLNASA está utilizando piezas pétreas de gran calidad. Unas piezas que forman parte de un banco de piedra al que, previamente, se le ha extraído la capa de tierra que lo recubría. Como sucede siempre con todos los bancos de piedra con los que trabaja el taller OLNASA, la calidad del banco de piedra seleccionado para llevar a cabo este trabajo de la reproducción de una portada habrá pasado por un triple control de calidad:


1. En primer lugar, se habrá producido la verificación de la posible existencia de zonas blandas en la estructura del banco.
2. En segundo lugar, habrá tenido lugar un proceso de verificación, tanto mecánica como visual, con el objeto de garantizar que el banco de piedra no contenga arcillas.
3. En tercero y último lugar, se habrá realizado la comprobación visual de la homogeneidad del banco, ya que se habrá comprobado que no se produzca la presencia de vetas de colores en su estructura interna.

Según las explicaciones de Miguel Ezquerra, el encargado jefe del taller de esta cantería, el proceso (que se ha utilizado en el banco de piedra origen de los bloques con los que se está realizando la reproducción de la segunda arquivolta) es el mismo que se aplica a todos los bancos de piedra con los que trabajan; ya que, todo este proceso inicial sólo tiene una finalidad: a través del control exhaustivo de la calidad de la piedra, se pretende lograr la total uniformidad de las piezas que serán utilizadas.

Además, como en los demás casos, al banco de piedra, origen de las piezas con las que se está confeccionando esta segunda arquivolta, también se le acabó realizando previamente lo que se denomina el corte, una operación que permite dividirlo en bloques más pequeños. En nuestros días, esta operación se realiza con máquinas especializadas, aunque se sigue practicando con la misma técnica tradicional. Los bloques de piedras resultantes de esta operación de corte acaban pesando entre 10 y 20 toneladas. Debido a su peso, en la actualidad, estos bloques de piedra se transportan a la sede de la cantería OLNASA utilizando modernos camiones.

Una vez que estos primeros bloques han llegado desde la cantera a su destino final, el taller de la cantería, se procede a su corte en piezas más pequeñas, al mismo tiempo que se les acaba eliminando los posibles desperdicios que todavía puedan contener, con el objeto de darles su primera forma a través de un proceso mecánico que se realiza, fundamentalmente, con una moderna máquina llamada de hilo diamantado. Gracias a todo este proceso, en el taller OLNASA sólo se acaba trabajando con una piedra de gran calidad. Una piedra que ya estará preparada para ser sometida a un segundo proceso de cortado realizado, en este caso, por las llamadas cortadoras de disco.

Para acabar y en función del trabajo que sobre ella se va a desarrollar, la piedra se acabará escuadrando con la intención de conseguir el grueso que necesite. Realizados estos procesos iniciales, el banco de piedra se habrá convertido en una serie de bloques líticos, de medidas y pesos diferentes, que estarán preparados para ser utilizados en función de las necesidades del taller de la cantería.

En líneas generales, este es el proceso que también acabaron pasando las piezas de piedra con las que se está realizando la copia fiel de la segunda arquivolta de la portada de San Miguel de Uncastillo. Después de esta inicial transformación más industrializada de la piedra, las máquinas dejaron paso al proceso manual de cantería. Tal y como ha venido sucediendo desde antiguo, en ese preciso momento, una vez más, las piedras tuvieron que volver a dialogar con los hombres.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Parece como si esta portada de San Miguel de Uncastillo tuviese una primera ley no escrita que siempre debe cumplirse. Si el montaje en Boston de la portada original se pudo realizar gracias a una fotografía, lo mismo está sucediendo con la reproducción que está llevando a cabo el taller OLNASA. A partir de fotografías y a la manera de los antiguos cartularios, se dibujan precisos bocetos que permiten que las imágenes sean trasladadas sobre cada pieza. La recreación del boceto definitivo siempre será el resultado final de un dibujo a escala.

Una vez que la pieza tiene impreso el boceto en la forma de un dibujo, que vendrá a ser la copia del motivo escultórico realizada a lápiz, se procede al marcado de la piedra que se va a tallar. Esta operación de marcado se realiza con una herramienta denominada escoplo. A continuación, se inicia el proceso denominado el desbastado de la piedra.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Desbastar una piedra no es una tarea fácil cómo podría parecer a simple vista, ya que se tiene que conocer muy bien la morfología y la cristalización de la piedra con la que se está trabajando, en este caso la llamada piedra arenisca de Uncastillo. Con el desbastado, el maestro cantero traza los límites precisos tanto del dibujo como del volumen del elemento escultórico que está trabajando, intentando siempre no romper la forma cúbica que toda imagen posee.

Sin embargo, si esta operación de desbastar la piedra no está realizada por unas manos expertas, puede complicarse mucho, ya que es un trabajo difícil de realizar que necesita habilidad y precisión. Tradicionalmente, el cincel entraba sobre la piedra gracias al golpe de la maceta de cantero; hoy en día, lo hace acoplado a un moderno martillo neumático. Si el maestro cantero no lo utiliza con la precisión de un cirujano, la piedra puede estallar en mil pedazos; por lo que, como ya hemos señalado, el maestro cantero, además de conocer perfectamente las herramientas con las que trabaja, también tiene que conocer la naturaleza de la composición de la piedra sobre la que está realizando esta operación. A modo de ejemplo, el maestro cantero tiene que conocer tanto las limitaciones como las potencialidades de la piedra con la que trabaja, pues no es lo mismo trabajar una escultura sobre mármol que sobre arenisca, como es el caso que nos ocupa.

El proceso de cubicación, también conocido como rectificación o preparación, por el que el maestro cantero acaba consiguiendo las diferentes formas y cavidades de la pieza escultórica, se realiza gracias al uso de taladros con brocas, cinceles acoplados al martillo neumático y las llamadas gradinas, en definitiva, herramientas de diferentes tamaños.

Para realizar esta segunda arquivolta de la portada de San Miguel de Uncastillo, el taller de cantería OLNASA ha desbastado y reducido al tamaño deseado piedras en bruto de gran calidad. Este proceso de cubicación que hemos descrito no hubiese sido posible sin el uso de rayadores (alguno de ellos basado en la reconstrucción de una pieza tradicional realizada en madera), de reglas, de escuadras y de todo el amplio abanico de herramientas como serían, entre otras, las radiales y amoladoras con las que cuenta un verdadero maestro escultor en la actualidad.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Después, llega el momento final de cada pieza; un momento delicado y especial en el que las manos de Pedro Ania y Chema Laborda no pueden temblar. La piedra no se puede romper, pues, después de este largo proceso preparatorio, debe acabar dibujando la copia fiel de cada pequeña escultura que componen esta segunda arquivolta de la portada de San Miguel de Uncastillo. Con la ayuda de lijas y asperones y como si tuviesen que restañar las heridas del tiempo, los dos maestros escultores van puliendo cada una de las imágenes que componen esta arquivolta y que representan oficios de una época en la que, a través de su fe, los hombres hicieron hablar a las piedras.


REPORTAJES. La conservación del patrimonio románico: sobre imágenes originales y copias

Si todo se concluye en el tiempo que se han marcado, esta segunda arquivolta podrá contemplarse, formando un todo con el resto de la portada ya acabada (las jambas, el tímpano y la primera arquivolta), dentro de la Feria Internacional de la Piedra, en el mes de mayo, en la feria IFEMA de Madrid. Para su montaje se utilizarán carretillas elevadoras que permiten que las piezas sean elevadas, ya que encajan por ellas mismas; pues , en realidad, la portada es un magnífico puzzle que se sostiene por sí mismo. Sólo por razones de seguridad y tal y como se hacía ya en la época románica, las piezas con más peso se acaban sujetando por detrás con las denominadas grapas.

Hace unos cuantos años, Jorge Olano e Ignacio Navarro, fundadores y actuales directores del Taller de Cantería OLNASA con sede en Uncastillo (Zaragoza), tuvieron un sueño: realizar la copia fiel de la portada de San Miguel. Sin saberlo, nos hicieron un espléndido regalo a todos; un regalo que unos pocos privilegiados hemos ido viendo crecer y que, como ya hemos indicado, se podrá acabar contemplando de forma pública en Madrid. Sin embargo, no contentos con ello, Jorge e Ignacio han emprendido un nuevo proyecto que consiste en crear un pequeño museo de la piedra en la sede central de su taller de cantería.

El taller de cantería OLNASA en sus trabajos no sólo piensa y actúa en clave de presente:
▪ Crea fachadas modernas
▪ Renueva pavimentos y mobiliario urbano
▪ Fabrica hogares
▪ Construye escudos medievales
▪ Trabaja lápidas y hornacinas...
sino que también cuida el pasado a través de la reconstrucción artística.

Tal vez, cuando Jorge Olano e Ignacio Navarro vieron, con el primer golpe del cincel sobre la piedra, cómo surgía la primera imagen, nació en ellos la esperanza de poder volver a ver, algún día, esta magnífica y única portada románica en su hermosa villa, aunque sólo fuese en forma de una copia fiel realizada por los magníficos maestros canteros que trabajan en su taller.

 

Grupo Ailbe.  Abril 2.008


Imágenes adicionales:

.

.

CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO