Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 3019823
Visitantes en línea: 4
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW Investigación Conceptos La transmisión del Conocimiento the transmission of knowledge La transmisión del Conocimiento

La transmisión del Conocimiento
Capítulo IVº: Hermann de Carinthia, De Essentiis y El Almagesto.

Old drawing of Euclid (left) and Herman Dalmatin (right, holding an astrolabe in his hand).
Euclides y Hermann de Carinthia

the transmission of knowledge. La transmisión del Conocimiento

 En los siguientes párrafos continuaremos examinando los detalles mas relevantes del conjunto de sus estudios, tratando de contrastar la profunda transmisión de conocimientos que efectúa el Dálmata en 'De Essentiis', esta vez como autor. Por tanto, al referirnos a su obra cumbre debemos señalar la claridad de análisis de los principios matemáticos, astronómicos y filosóficos que le han valido el continuo reconocimiento, incluso en su tiempo actual, como vimos con Gundisalvo y la Escolástica. En lo que hemos comprobado al encontrar textos alusivos, es la fácil comprensión e ilustración, tanto de la matemática astronómica de Ptolomeo y los movimientos de los astros, como lo referido a la Melodía de las Esferas celestes pitagóricas y los pensamientos filosóficos expuestos; sin obviar en todo ello, las referencias explicativas basadas en poemas y mitología clásica, para intentar explicar, utilizando metáforas, los diferentes conceptos científicos. Iniciamos con la transcripción18 de una sinopsis -en libre traducción- de la pag. 221 de Medieval Science, Technology and Medicine. An Encyclopedia, de Thomas Glick, Steven J. Livesey, and Faith Wallis,  interpretación que hacemos llegar a modo de pensamiento general respecto de la obra: 

"Sobre las Esencias fue completado en Béziers, que es donde encontramos a un conocido pupilo de Hermann, Rudolph de Bruges, componiendo un trabajo sobre el empleo del astrolabio en 1144. Es probable que posteriormente Hermann fuese trasladado a Sicilia, donde es responsable de una copia traducida del Griego al Latín del perseguido Almagesto, que le es atribuida en un manuscrito. Hermann se preocupa por la calidad literaria y eso puede apreciarse en cada parte de sus trabajos, y muy especialmente en 'De Essentiis' (Sobre las Esencias), que es bañado de los ecos de los poetas latinos y de la Mitología clásica. Esta combinación de mito y ciencia, resultó favorecida por las Escuelas Francesas en los comienzos del s.XII, ya que el aparato no estaba preparado para recibir directamente el discurso científico en el que los postulados de Aristóteles eran los temas centrales. Pero las nítidas ideas vertidas por Hermann en Sobre las Esencias, se verán reconocidas de forma extensa en el trabajo de Domingo Gundisalvo, mientras la traducción de la Gran Introducción a la Astrología fue mandada imprimir tres veces durante el Renacimiento."


Santa María de Eunate
Santa María de Eunate

San Pedro Ad Vincula de Echano
San Pedro ad Vincula de Echano

Santo Sepulcro de Torres del Río
Santo Sepulcro de Torres del Río


the transmission of knowledge. La transmisión del Conocimiento

Byterri debería decir en lugar de Béziers, ya que nos es inevitable describir la soslayada omisión que determinados autores han realizado en detrimento de los verdaderos lugares donde se realizaron las traducciones y la primera edición de 'De Essentiis'. De Acuerdo con el Padre Don Manuel Alonso, previamente, el 1 de junio de 1143, Hermann completó la traducción de Planiferio, también de Claudio Ptolomeo. La obra está firmada en Tolosa, que Jourdain y Clerval traducen 'Toulouse' (FR), a los que replica Duhem: 'Cette interprétation me parait en désaccord avec les témoignages que nous avons cité et qui nous montrent Hermann et Robert sucessivement sur les bords de l'Ebre, à Pampelune, à Léon, mais toujours en Espagne" (P.DUHEM, Le système du monde... II, pag. 173, nota 2.) -también se inclinó por Toulouse, Charles Homer Haskins- a pesar de ir contra la autoridad de Steinschneider y Björnbo, dando como razón que el De Essentiis se firma el mismo año en Béziers. Asi interpreta Haskins el Byterri, pero esa interpretación va contra el mismo De Essentiis que se escribe al rumoroso sonido de las olas del Atlántico' (Fotografía 1 del primer párrafo) y no junto al mediterráneo (Bezièrs), y se declara concluído en el Beterri (en vasco=pueblo de abajo=región de hacia la costa; -en Guipuzoa- costa.), como vemos en la línea final del párrafo en la segunda fotografía. Todo esto nos lo cuenta el emérito Padre don Manuel Alonso12, S.I., Profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y de la Escuela de Estudios Árabes de Madrid, en HERMANN DE CARINTHIA, DE ESSENTIIS, la edición preparada para la Universidad de Comillas en 1946.

Hermann de Carinthia firma su De Essentis no en algún lugar de Francia, sino en Tolosa y su Beterri. Opinamos que también habrá que empezar a mirar algunos datos históricos con otros ojos. Tal vez, fueron gentes de todas las partes de Europa, y no sólo franceses, los que influyeron directamente en el desarrollo de parte del arte románico hispano que, hasta ahora, sólo se había vinculado a gentes venidas de esas tierras. La tutela mediática ejercida sobre la historia de la península Ibérica en los siglos precedentes, pone en evidencia lagunas que surgen cuando miramos con otros ojos y el suficiente interés lo que nos rodea. Así encontramos faltas de fundamento para que todo nuestro románico sea "francés" y no "irlandés" en la parte que le corresponda; después, Toulouse por Tolosa y ahora, Bèziers por Byterri...  Don Manuel Alonso considera -además- que Hermann hubo de estar en la península hacia 1136, como poco, pues en 1138, suficientemente familiarizado con el árabe traduce ya el Liber sextus Astronomiae. También cita oportunamente el encuentro con Pedro el Venerable, aunque lo date también en 1141, pero a orillas del Ebro en compañía de Roberto de Chester, amigo inseparable y a quien dirige los prólogos que antepuso a las traducciones, recogiendo igualmente en la 'Misecelánea'  la dedicatoria en De Essentiis, realizada en 1143.

La carta de Pedro el Venerable a San Bernardo, deja alguna duda en Alonso, que interpreta lo siguiente: Claramente se distingue en esta carta entre la obra que traduce el maestro Pedro Toledano ayudado del secretario Pedro, y las obras que tradujeron Hermann y su compañero Roberto de Retines o de Chester. A este último es a quien principalmente se debe la traducción de Alcorán, mientras que Hermann tradujo en León, lo referente a la secta y vida de Mahoma. Pedro el Venerable repite tales hechos en su prólogo al tratado contra la secta de los sarracenos y añade dos datos de especial interés, para don Manuel Alonso, que interpreta de esta manera: El título de scholasticus que Pedro el Venerable da a Hermann indica un magisterio efectivo y no tan sólo un título honorífico y lo mismo debe entenderse del magister con que señala a Pedro... Y muy especialmente éste, en la atribución de obras -15 hasta 1160- que el Padre Alonso atribuye al de Carinthia, y que cito también de forma textual: A estas dos obras -4. De generatione Mahumet y 5. Doctrina Mahumet- llamó Pedro el Venerable 'sectam vitamque nefarii hominis', y sin duda que fueron repasadas por Roberto de Chester, como el Alcorán, traducido por éste, fué, sin duda, revisado por Hermann de Carinthia. La fecha debe suponerse en 1142.

Con esto, sin restarle importancia ni tan siquiera un ápice a Robert de Ketton, debemos resaltar el carácter eminentemente científico de Hermann de Carinthia, pero sobre todo, que la imagen que tenemos hoy del País Vasco, de Navarra y de Aragón, distan mucho de como era la cosa en 1.143. En aquella época El País Vasco y Navarra confluían en el Bearn, cuyos vizcondes estaban presentes en Aragón. Da la impresión de que era más fácil moverse por ese territorio que irse a Nájera, donde algún erudito aislado, y poco defendido, ha ubicado en términos de probabilidad la entrevista con Pedro el Venerable. 


 Η μεγαλη Συνταξις . Hè Megalè Syntaxis
'Hè Megalè Syntaxis', 'El Gran Tratado o Almagesto'. S. IX (Vat. gr. 1594 fols. 73 verso-74 recto math09a NS.07)

Almagesto de Gerardo de Cremona  -s.XIII-
S. XIII Almagesto de Gerardo de Cremona - (Vat. lat. 2057 fols. 70 verso-71 recto, fols. 146 verso - 147 recto math11a NS.10 )

S.XIV Salernitan Translation
S.XIV Salernitan Translation -(Vat. lat. 2056 fols. 45 verso-46 recto, fols. 87 verso-88 recto math10a NS.09)


the transmission of knowledge. La transmisión del Conocimiento

Centramos de nuevo nuestra atención en Robert de Ketton y Hermann de Carinthia para comprobar cual es su sueño... su máximo objetivo. Entre la correspondencia y las quejas de ambos por la imposición de distinto destino a Robert -que ha supuesto el abandono de parte del trabajo que ambos habían programado-, tanto Burnett como Alonso coinciden al establecer claramente qué es lo que persiguen, y cual el trabajo con el que soñaban como científicos. Tal es la queja que transmite al de Carinthia, su amigo galés: "Quamquam post Euclidem Theodosii cosmometrie libroque proportionum libentius insudarem, unde commodior ad almaiesti quo praecipuum nostrum aspirat Studium..." en pocas palabras, aspiraban traducir el Gran Tratado -almaiesti- después del magnífico trabajo que ya reconocen haber efectuado con la traducciones de Euclides, culminando el objetivo de su estudio. Con toda seguridad, la referencia a la posesión de un ejemplar sin traducir o aún incompleto (la de Cremona son XIII volúmenes), habría sido suficiente estímulo para poner en marcha el viaje con el que Pedro el Venerable, atravesando territorios no muy seguros, llega hasta un remoto lugar del Ebro en busca de aquellos -entonces- dos simples monjes. O sabía qué estaban haciendo allí o algo muy importante llamó su atención. Veamos en que nos basamos para tener como cierta una presunción similar...

Conocido como el catálogo estelar más completo de la antigüedad, buscan "Η μεγαλη Συνταξις", "Hè Megalè Syntaxis", El Gran Tratado o "Almagesto", de Claudio Ptolomeo de Alejandría (Egipto), que debió ser realizado hacia el siglo II de nuestra era. Conocían que era utilizado por los árabes, quienes lo habrían traducido a su idioma tras haber desaparecido de la Biblioteca de Alejandría. El sueño de poder ser el primer traductor en muchos siglos de semejante obra, debió ser uno de los primoridales acicates que les movió en su busca; a partir de su traducción al latín, será conocido y utilizado por los europeos, ya que en él se describe el sistema geocéntrico, el movimiento aparente de los planetas y de las estrellas, además de las múltiples aplicaciones que de los conocimientos prescritos en él se derivan, como el astrolabio. Precisar, que en el sistema ptolemáico la Tierra está estacionada en el centro del Universo, mientras que la luna, el sol y los planetas, giran -dentro de una esfera- en torno a ella. Inmóviles, las estrellas se situan sobre la superficie más lejana de la esfera llamada también "primun movile". Según la teoría de Ptolomeo, el Sol, la Luna y los planetas realizan movimientos propios describiendo una órbita circular y excéntrica alrededor de la Tierra, y otra dentro de su esfera, llamada epiciclo; así, los cuerpos celestes describen órbitas perfectamente circulares, aunque sus trayectorias aparentes se justifican por las excentricidades. Todos estos movimientos fueron anotados en el Almagesto, nombre árabe con el que es conocido el Gran Tratado de Claudius Ptolomeus.

Mary-Thérèse d"Alverny19 revela en la pag. 445 de "Translations and Translators", capítulo integrado en la obra "RENAISSANCE AND RENEWALD IN THE TWELFTH CENTURY", cómo una entusiasta descripción realizada en 1175 por "Daniel de Morley " en "De naturis superiorum et inferiorum", informándonos de los estudios realizados en Toledo junto a su maestro Gerardo de Cremona -quien acababa de traducir del árabe al latín el Almagesto de Ptolomeo-, da pie a diversos investigadores de la época de Huskins para considerarlo proyectado tiempo atrás y justificar así la intervención de Toledo como el centro principal de traducciones durante el s.XII. Sin embargo,  sostiene esta autora, cómo Charles Homer Haskins(1870-1937) no siguió las pistas de sus precursores en lo concerniente a la "Escuela de Toledo", comentando que "las fuentes nos dicen muy poco de la existencia de una escuela formal". Él mismo indicó, que algunos traductores activos durante la primera mitad del siglo trabajaron lejos de esa ciudad: Plató de Tívoli en Catalunya, Hermann de Carinthia y su amigo Robert de Ketene (o de Chester) en el norte de España, Hugo de Santalla en Aragón, y posteriormente Hermann en Languedoc. También nos dice que los documentos de los archivos de Toledo que todavía se conservaban en su época, no habían revelado ningún rastro de ningún "studium" organizado o "Escuela de Traductores" en la antigua Ciudad Imperial.

Alonso por su parte, piensa que la estancia del Dálmata y el de Chester en el norte de Hispania, respondería tal vez a la época del veraneo justificando la existencia de la Escuela de Traductores de la siguiente manera:

Ambos enseñaban y podemos suponer que el centro de enseñanza se hallaba en Toledo. Bien podemos admitir que a orillas del Ebro no levantaron sus cátedras Roberto y Hermann. El hallarse allí se debía sin duda a la temporada del veraneo, aprovechada para terminar los tratados que iban traduciendo o componiendo. Una postura de reafirmación muy de moda en la época de don Manuel Alonso, que como hemos visto pronto se expandirá por toda Europa. Sin embargo, es Haskins quien en contra de todos los demás, sostiene que Hermann no es el autor de la traducción de 1160, pese a estar corroborado por un documento posterior, que analizaremos después; sin embargo, contra todo pronóstico y a pesar de ser manifiestamente contrario a la existencia de la Escuela de Toledo, es quien situa a Hermann firmando en Toulouse el Planisferium y en Béziers el De Essentiis. De un plumazo, con sus eruditas afirmaciones, sustrae todo el protagonismo a los territorios hispanos, sin que podamos encontrar causa alguna que justifique su posición.

Pero también resulta indudable que Haskins sigue la pista del Almagesto y su trabajo debe de ser admirado en referencia a esas cuestiones, tanto como a su capacidad de análisis histórico; además, nuestra presunción respecto de abandonar la investigación de los territorios hispanos en favor de los sicilianos, no es tan precisa si nos atenemos a determinados matices de "consanguinidad". Estos lazos nos remontarían momentáneamente hasta 1075, cuando Roger Hauteville al mando de unos mercenarios normandos, pagados por Bizancio para expulsar a los sarracenos de la península Itálica, forma el Condado de Sicilia. Con él se iniciará la dinastía normanda en esta isla, y su hijo, el futuro Rogelio II, es Gran Conde de Sicilia, cuando hacia 1127 se casa con Elvira de Castilla -hija de Alfonso VI de León-, pretendiendo con ello prestigiar su futura realeza, lo que consigue a la postre siendo coronado Rey de Sicilia en 1130 a manos del antipapa Anacleto II . Le sucede en el trono, en 1154 su hijo Guillermo I de Sicilia, quien había contraído matrimonio, en 1150, con Margarita de Navarra, hija del rey García Ramírez de Navarra y de la princesa normanda Margarita de l"Aigle; la princesa navarra, al fallecer su esposo, continuará en la regencia del reino durante la minoría de edad de su hijo Guillermo II, es decir, hasta 1171. A partir del reinado de Guillermo I, se favorecerá de manera espectacular el desarrollo de las artes en Sicilia. Dos hijas de reyes hispanos casan con dos reyes normandos, para ser reinas ¿no pudo haber traído alguna de ellas algún preciado manuscrito como regalo de bodas?. Como vemos, el vínculo con los territorios de los traductores del Ebro iniciado por Gerberto de Aurillac, no siendo imposible del todo podría tener una posible correlacción, hacia 1150 en Sicilia.

A continuación intentaremos establecer las distintas valoraciones que actualmente podemos encontrar en relación con la primera traducción del Almagesto, ya sea procedente del árabe o del griego:

En la línea de dudas planteadas por Haskins, Mary-Thérèse d"Alverny19, remarca -en adaptación libre del texto traducido- cómo el renacimiento de Platón se evidencia durante este período al traducirse algunos de los diálogos y obras, como Fedón y Menón, realizados por Henricus Aristippus archidiácono de Catania y durante algún tiempo miembro de la curia real. Este traductor notable, hacia 1158 parece ser que trajo desde Constatinopla al cumplir su legado, el "precioso" (sic) manuscrito también conocido como Matèmátike Syntaxis, el Almagest of Ptolomey, aunque - no obstante- la traducción de este tratado será hecha por un erudito anónimo que habría aprendido algo de Griego y del que apenas tenemos otras noticias. Del desconocido traductor se sabe que requirió el consejo y la ayuda de un almirante, Eugene, tal como parece haberse referido el prólogo inserto en la traducción, que ha sido discutido mucho; también parece que con anterioridad habría intentado con relativo acierto la traducción de textos menos difíciles: Datos, Óptica, y Catóptrica de Euclides, o la Elementatio Physica de Proclo, que también se le atribuyen por coincidencias en el estilo literario. Esta valiosa colección de textos de física y de astronomía ha sido ampliada reciéntemente, al descubrirse una traducción Greco-Latina de los Elementos de Euclides, considerada como la adición más notable al cuadro de las traducciones sicilianas, que siguiendo a Haskins, puede ser atribuible al traductor anónimo del Almagesto.El referido prólogo a Eugene, fue también "corregido y criticado" por Haskins, Sciencie 191-93 y discutido en el capítulo precedente, 157-63 y 178-81. La traducción Greco-Latina del Almagest fue descubierta por el decano P. Lockwood y por Axel A. Björnbo en dos manuscritos; Haskins -en persona- encontró pronto luego el tercero y observó por otra parte la existencia de otra versión del griego contenida en el MS Dresden DB87 del que sólo subsisten cuatro libros.  Reconoce por tanto la autora, que sigue habiendo algunas dudas referente a la verosimilitud de estas versiones hechas por el "aficionado" (sic) del Almagesto, pero la referencia a Haskins le es necesaria por estar más de acuerdo en la línea propuesta por ella.

En contraposición, Alonso incide en que las citas recogidas de las diversas traducciones y anotaciones de Euclides, de Boecio -a quien reconoce como "su pariente"- y la traducción de versos de Hesiodo, convirtiéndoles en hexámetros latinos..., son la evidencia que viene en demostrar que Hermann conocía perfectamente el griego cuando en 1143 termina De Essentiis; así lo confirmaría también el Liber de anima -todavía no traducido en ese año- pero del que menciona su sumario conociendo perfectamente los capítulos escritos en griego y traduciéndo un pasaje del libro segundo.

Sobre el Almagesto y sus traducciones, nos remite el padre Alonso a Haskins, "Studies in the History of Mediaeval Science", op.cit. pág 103-112, 157-165 y el comentario al discutido prefacio del traductor siciliano,191-193. Según Charles Homer, únicamente son tres las traducciones encontradas:

- La primera, del griego al latín -hacia 1160- cuyo traductor "señalado" en los códices, inadmisibles testimonios para Haskins (págs 53-54 de la obra citada), es Hermann de Carinthia.
- La segunda, del árabe al latín es la de Gerardo de Cremona de 1175, ayudado por el mozárabe Galib.
- La tercera, también del árabe al latín, se trata del Ms. Gud. lat. 147, que se encuentra en Landesbibliothek zu Wolfenbüttel y de la que se toman las notas marginales que aparecen por doquier en el Ms de Madrid, BN 10113, de Ysaac, según Alonso.

Respecto del comentario que reproducimos sobre esta última versión, podría deducirse que Haskins espera encontrar las pruebas irrefutables de la participación del Dálmata en la primera traducción del Almagesto -el americano mismo la incluye como la nº 15 en la relación de obras atribuidas al autor-, pero anotaciones textualmente imprecisas, nos preavisa de la existencia de otra versión con muchas probabilidades en ser de procedencia Hispana: (Haskins pág 108 op.cit. trad. liberal.)..."vemos así que el amanuense del ms. de Wolfenbüttel tenía ante sí, en el siglo XIII, no sólamente la versión de Gerardo y el prefacio, al menos de la versión siciliana [la de 1160], sino también una tercera versión, al menos del capítulo preliminar, y también, según parece, de los pasajes que introduce en el margen. Esta tercera forma del prefacio se halla también en el manuscrito de las versión de Gerardo de Madrid (BN, ms 10113) y como este códice es de comienzos del siglo XIII y viene de la librería catedralicia de Toledo, podemos inferir que la tercera versión es anterior a esta fecha y probablemente de origen español. El prefacio lo vemos también al final de una copia de la versión de Gerardo en el Vaticano, ms. Vat. lat. 2057, también del siglo XIII. No hay el menor indicio sobre el traductor."

Parece jactarse Alonso de la conclusión de Haskins al tener por indudable "una tercera versión del capítulo preliminar" y en cuanto a las anotaciones del ms.10113 de Madrid, nos advierte que algunas son simples "glosas" (anotaciones posteriores de copias realizadas), pero si que corrobora en otras, la importancia de ser traducciones anteriores al de Cremona, realizadas "in alio, en las que sin el texto árabe delante no aparecerían arabismos en mayor número que en la versión de Gerardo". Después de un ejemplo confrontando dos párrafos en latín de las versiones, el padre Alonso, en el cénit de su investigación nos dice: "pág.18 HERMANN DE CARINTIA. De Essentis Miscelánea Comillas... Un glosador sin el texto árabe delante no hablaría así. Esto se puede observar en la mayoría de las notas que llevan: in alio, que no hablan de otro autor, ni de otro códice, pues las variantes de los códices no llegan a tanto. Pero el argumento crucial en pro de una tercera versión nos da la siguiente nota, que nos revela, además, el nombre del traductor: Ab hoc loco incipit est principium capituli, Vti, in translatione Ysaac. Así al medio del capítulo 4 de la Dictio Septima. El ms. 10113 no está foliado; sería el fol. 67r en la m. izquierda. Hay pues otra versión, hecha por Isaac, y en ella parte de lo que Gerardo pone en el capítulo cuarto, se considera como del capítulo quinto. Nótese que esto se dice al comienzo del siglo XIII. O se admite una cuarta versión o los restos que tenemos de la tercera pertenecen a Isaac. De este autor ninguna otra noticia tenemos más que el nombre. Pero su versión quizás sea la primera y quizás mediante ella se cita el Almagesto en el De Essentiis, fol 100ra; 100va; 101ra; 101vb; 102ra. En todo caso no se imagine que Isaac sea el traductor del griego al árabe, pues esta versión se debe a Matar (Bockerlmann, I, 203 y Supplem.) y la revisó T.B.Qurra (Ibd. I, 217 y Supplem.)

En relación con nuestra investigación sobre el Almagesto y De Essentiis, debemos concluir:

  1. Con la anterior nota marginal, Alonso nos lanza en su estudio hacia la existencia de un cuarto manuscrito o de ser negado, en su defecto sugiere desposeer del primer lugar a la archiconocida segunda, considerada por todos como la primera traducción efectuada del árabe.
  2. Las continuas referencias de Haskins, Jourdain, etc..., aludiendo e impulsando la Escuela de Traductores de Toledo, entendemos que debe ser "revisada" a tenor de lo explictado de manera irrefutable por Don Julio-Cesar Santoyo en el estudio precitado.
  3. Suscribimos igualmente la opinión de Pierre Maurice Marie Duhem (1861– 1916) en "Le système du monde...II, pág 173, nota 23", quien se opone a Haskins y al que increpa en la protesta contra la arbitraria sustitución efectuada en favor de la Tolosa francesa y de Bèziers, recogida en esta sorprendente afirmación "Cette interprétation me parait en désaccord avec les témoignages que nous avons cité et qui nous montrent Hermann et Robert sucessivement sur les bords de l"Ebre, à Pampelune, à Léon, mais toujours en Espagne", notas que confirman la excepcional investigación de don Manuel Alonso, decantando nuestra posición coincidente respecto a que, tanto "Planiferio" como "De essentiis" son firmados en Tolosa y Beterri, hoy comarca de Tolosaldea, como se recoge inalterable en los mismos tratados.
  4. Igualmente las que recoge Alonso, referencias de otros investigadores que le preceden en el estudio de la figura de Hermann de Carinthia, como la opinión de J.L. Heiberg en Ptolemaeus, Opera astronomica minora, quien cita una obra catalogada por Haskins en el 11º lugar de la relación de atribuciones al Dálmata, el "Liber de circulis" como referenciado por el mismo Hermann en la siguiente mención "in libro nostro de circulis rationem damus" (pág CLXXXVII), pero sin que del mismo se haya encontrado un sólo ejemplar firmado por él, por lo menos hasta 1946.
  5. "Scientie siderum expers", la frase usada por el traductor siciliano, calificada por Haskins y por Mary-Thérèse d"Alverny19 como impropia para Hermann de Carinthia -ya que definiría a su autor como un "aficcionado"-, nos sitúa sobre la principal pista de nuestra investigación. Decir que en los estudios consultados de Haskins, Alonso, Burnett y d"Alverny, se ha considerado la traducción del Almagesto como realizada hacia 1160-1168, y debido a ello, la imposibilidad de ser el último trabajo de Hermann de Carinthia, dada la lejanía temporal con sus principales escritos datados y no existir más datos biográficos. La nota del manuscrito de Sicilia dice textualmente: "Translatus in urbe Panormi tempore regis Rioggerii per Hermannum de greco in latinum", y atendiendo a su literalidad, nos es inevitable recordar el matrimonio (1127) de Rogelio II -entonces Gran Conde de Sicilia- con la hija del rey Alfonso VI de León, la princesa doña Elvira de Castilla, y que ambos serán coronados reyes en 1130. Hermann aparece en Hispania por primera vez en los estudios citados en 1138, traduciendo del árabe -ya suficientemente familiarizado-, el Zaelis fetidica (o Pronostica o Liber Sextus Astronomicae). Todo esto devendría en el mayor y más extricto acuerdo con las posibles incorrecciones alegadas en su traducción y coincidente en otros aspectos con la totalidad del resto de opiniones -por ser traducida desde el griego- estaríamos hablando del primer trabajo de traducción del Dálmata y no del último, como se ha supuesto.
  6. Alonso discrepa y tilda de "humilde" aquella indicación de sí mismo como "experto" y con ello una segunda opción nos la ofrece la presunción de Mary-Thérèse d"Alverny19, referida a que debió ser Henricus Aristippus a su regreso de Constantinopla, hacia 1160-1168, quien tras concluir su legado pudiese traer consigo la versión griega del Almagesto para ser traducida junto con otros manuscritos; extrapolada tal presunción a lo que hemos sugerido en relación con el "prestigioso" matrimonio anterior, también el de su sucesor con la princesa Margarita de Navarra, la que igualmente podría haber traído a Hermann a Palermo como parte de su séquito para la boda con Guillermo (1150), todavía Duque de Apulia. El afamado Almagesto, "traducido del griego", sería obsequiado entonces al padre de su futuro esposo, el todavía rey Rogelio II; además fue "reina consorte" hasta la mayoría de edad de su hijo Guillermo II, rey entre 1166-1189, quien tendría pocos años al fallecer su padre, Guillermo I. La signatura realizada en el manuscrito de Sicilia (conclusión nº 5 anterior), adquiere con ambos argumentos en favor de Hermann y de Elvira de Castilla o Margarita de Navarra, una poderosa razón en nuestra investigación, como hemos manifestado. La traducción -en este caso- debería haberse realizado entre 1143 y 1154, fechas demarcadas por su dedicatoria en el De Essentiis a Robert de Ketton y el fallecimiento del Rey Rogelio II; entre medias, la concisa datación realizada en el Almagesto de Sicilia: "Translatus in urbe Panormi tempore regis Rioggerii per Hermannum de greco in  latinum".
  7. Ratificar con Alonso, que otra anotación en un manuscrito bibliográfico de Lovaina del s.XIII, donde se manifiesta: "Hermannus iste astrologus fuit natus de Karinthia, non Contractus de Suevia, et transtulit almag", ratifica doblemente la intervención de Hermann de Carinthia en la traducción.
  8. Charles Burnett declara, cómo su interés por Hermann de Carinthia nace al leer "Studies in the Story of Mediaeval Sciencie" de Charles Homer Haskins "... Fui inmediatamente cautivado por la descripción de Haskins, por el trabajo y la combinación del Platonismo Latino y la Ciencia Árabe que parecía contener; y diez años tratando con el trabajo principal de Hermann no han disminuido mi fascinación y respeto para con su autor, admiración que compartimos.
  9. Similar a lo ya dicho en anteriores párrafos, Charles Burnett, en su revisión crítica al "De Essentiis", establece para Hermann lo siguiente (trad.libr): "La diferencia fundamental entre Petrus Alphonsi y Hermann, es que Petrus, Judío converso, habría pasado los primeros 40 años de su vida estudiando y reflejando su aprendizaje judío y árabe en España en sus Dialogos (de Platón), que se basan en avanzados escenarios filosóficos mucho más ricos y aportan además conocimientos científicos que están a disposición de cualquier persona de una escuela latina. Las similitudes entre los Diálogos y De Essentiis, no establecen una influencia directa, sino más bien se corresponden al hecho de que Hermann está familiarizándose demasiado con este escenario común de aprendizaje, -íntimo tesoro científico del arabismo-, preludio de su confesa voluntad que concluirá en revelar los magníficos conocimientos al gran público." Aquí es, en esa última frase, donde los citados estudios coinciden, en que Hermann es el principal precursor del espectacular renacimiento de la cultura científica Europea, favoreciendo el apogeo del periodo escolástico de mayor expansión.
  10. Burnett, recoge la primera cita al tratado de Ptolomeo, la misma que el padre Manuel Alonso sitúa entre las "quejas" que ya hemos repetido en referencia con la meta que ambos -Robert y Hermann- se habían propuesto; también refiere el prefacio del de Chester en su traducción de Al Kindi Iudicia; en realidad el trabajo de Charles Burnett, más extenso en la redacción de notas, si acaso, es una réplica -con parecida estructura- a la de Don Manuel; eso parece al menos, aunque no todo son coincidencias según hemos descrito. Sin duda, el texto recogido en la página 29 de la obra citada de Burnett, la que hace especial referencia a la precesión de los equinocios y la cosmogonía platónica, evidencia el sentir tanto de Haskins, como de él mismo y que traducimos en versión libre: Es más que posible que Hermann conociese de otros trabajos que estaban próximos al Almagesto, como el "Quadripertiti atque Almagesti" contenidos en el programa expuesto por Alkindi, y que uno de sus colegas traductores,el joven Hugo de Santalla, se propone traducir. Sin embargo, las cercanas correspondencias verbales entre puntos muy concretos con De Essentiis y el Almagesto y, de manera muy particular, la referencia exacta de Hermann a la propia "nota" efectuada por Ptolomeo, que cita a Erastosthenes en el "Almagesto I.12", sugieren algo más que específicamente un preclaro conocimiento del trabajo de éste. La enorme importancia de la traducción del Almagesto para la ciencia latina ha sido extensamente reconocida. En "De Essentiis", Hermann introduce el trabajo de Ptolomeo como nadie lo había hecho hasta ahora en Latín..., treinta y dos años antes que Gerardo de Cremona tradujese al latín el Almagesto árabe en 1175.
  11. Estas mismas referencias son expuestas por Haskins aduciendo que la traducción siciliana no fue realizada por Hermann de Carinthia, pero ninguno de los dos pone en duda que el dálmata dispusiera de "otra" copia. Es tal la creencia, que sin encontrar una sola palabra escrita que así lo certifique, entre todos los manuscritos que conocen los autores reseñados, lo buscan; incluso a ser posible, aún en griego e incluso en árabe; de aquí las veladas alusiones de los autores a las que unimos nuestras pretensiones en esa certeza. En relación con las dataciones, Charles Burnett, se alinéa con Haskins en la suposición de Tolouse y Bèziers, aunque en nota al margen apunta la presunción de Alonso como incierta, pero al menos la recoge, cosa que parece ser no hizo Haskins con la de P. Duhem.
  12.  Alonso obtuvo las fotografías del ms. lat. 243 del Corpus Christie de Oxford, "De Essentiis", en plena guerra mundial.  

Hemos estimado necesario todo lo anterior, en especial relación con la importancia de los Traductores del Valle del río Ebro y sus tratados entre los siglos X y XII. Colateralmente, nuestra investigación cosmológica nos ha acercado a la expansión Escolástica en la Valdonsella medieval y de manera general a su influencia en el románico navarro, particularizando sobre los templos de San Pedro ad Vincula de Echano, Santa María de Eunate y el Santo Sepulcro de Torres del Río, de los que ahora creemos entender el simbolismo de su arquitectura y escultura. Las civilizaciones de la antigüedad, principalmente religiosas, se acomodaron en el geocentrismo ptolemáico al responder a la realidad antrópica manifestada durante la Creación; es decir, el hombre y la Tierra son el centro del Cosmos y el intelecto humano, capaz de contemplar la armonía de los mundos y las complejas fuerzas que parecen gobernar sus movimientos, el encargado de interpretar la melodía de aquellas esferas celestes, necesaria geometría con  la que poner fin a la destructiva entropía reinante y su libre albedrío. Tras derribar la barrera lumínica y alcanzar una nueva orilla del conocimiento, quizá nos aguarde mañana tan lejano planeta en el que habita una sociedad cósmica, donde al contemplar el suceder de otras constelaciones, escucharemos sorprendidos -de nuevo en extrañas lenguas- los reveladores designios que ya justificaron una vez nuestra existencia. 

Grupo Ailbe, 24 de Diciembre 2008.

     La transmisión del Conocimiento

HOME

CAPÍTULO I

CAPÍTULO II

CAPÍTULO III

 


 

NOTAS:

1 Josep María Grácia Bonamusa, Dr. Arquitecto, -El rito fundacional de la ciudad-.
2 Sir Norman Lockyer. “The Dawn of Astronomy”; 1894.
3 Grupo Ailbe. "Echano -Triple lección cosmogónica-". Artículo digital de Investigación, Círculo Románico.
4 Xi Zezong, Dep. of Ancient Science, Research Institute for the History Natural Sciences. Academia Sinica. Beijing, People´s Republic of China, "Chinese Studies in the History of Astronomy, 1949-1979", JSTOR.
5 Zecharia Sitchin, 1985, La guerra de los dioses y los hombres.
6 Wikipedia.
7 Cristobal Belda Navarro: "Sibilas Virgilianas en el Renacimiento Español". DIGITUM, Biblioteca Universitaria, Universidad de Murcia. 
8 Colección filatélica tomada de "Wydzial Matematyki i Informatyki UJ -Instytut Matematyki-".
9 Imágenes de antiguos "astrolabios" de "Astronomy in Medieval Islam"
10 Julio-Cesar Santoyo Mediavilla, "La Edad Media", capítulo integrado en "Historia de la Traducción en España", varios autores, Ed. Ambos Mundos, Salamanca 2004.
11 Charles Homer Haskins, "Studies in the Story of Mediaeval Science".
12 Padre Manuel Alonso S.I, "Hermann de Carintia. De Essentiis", Miscelánea Comillas 1946.
13 Charles Burnett, Hermann of Carinthia "De Essentiis". A critical edition with translation and comentary" ISBN 90 04 06534 2.
14 Richard Lemay, "Dans l"Espagne du XIIe siècle: Les traductions de l"Arabe au Latin" Annales, 18 (1963).
15 Jean Delisle y Judith Woodsworth, "Les traducteurs dans l´historie".
16 Ángel J. Martín Duque: El inglés Roberto, traductor del Corán..." artículo virtual en la Hemeroteca de Círculo Románico.
17 M. Lucas Álvarez, “Libro Becerro del Monasterio de Valvanera”, Estudios de la Edad Media de la Corona de Aragón. 4(1951), pp 451-657.
18 Thomas Glick, Steven J. Livesey, and Faith Wallis, "Medieval Science, Technology and Medicine. An Encyclopedia" pag 221.
19 Mary-Thérèse d"Alverny, "Translations and Translators", capítulo integrado en la obra realizada por varios autores, "Renaissance and Renewal in the Twelfth Century".

 


CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO
Duplicate entry '12743517' for key 'PRIMARY'