Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2724301
Visitantes en línea: 6
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS Senderos del Románico Sendas Hoces del Río Riaza - Ermita del Casuar

Hoces del Río Riaza - Ermita del Casuar
-Ermita del Casuar-

Hoces del Río Riaza
Hoces del Río Riaza -Tramo I-

Sendas. Hoces del Río Riaza - Ermita del Casuar


-Aproximación y Biofauna del Río Riaza-

Existen otras posibilidades de llegar a pie hasta la ermita del Casuar -desde Maderuelo por ejemplo-, pero creemos la ruta más adecuada la que narramos a continuación, que es la que partiendo desde Montejo de la Vega de la Serrezuela (Sg) (Desde Aranda de Duero, carretera CL114 o desde Autovía N I, punto Kilométrico  103) hasta este recóndito lugar a través del cañón del Río Riaza, nos describe un paraje agreste y vertical en el que se ubica desde hace más de 35 años el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega; hoy, la más exitosa y duradera experiencia de gestión privada de un espacio protegido desarrollada en España, declarado Parque Natural tras décadas de protección por parte de WWF/Adena. Lo extenso del camino que proponemos, unos 20Km entre ida y vuelta que se adentran en el cañón que separa las poblaciones de Maderuelo y Montejo de las Vega de la Serrezuela, nos aconseja dividir la ruta en dos tramos de unos 5 kilómetros (10 km. ida y vuelta) cada una, pues aquellos que dispongan de sus propios medios para viajar -con independencia que hayan decidido partir de una u otra población-, suponemos que han de considerar en sus cálculos el tiempo necesario para regresar, salvo que hayan convenido y confirmado una espera en el punto de llegada que les permita de nuevo ser transportados hasta su vehículo o el punto de partida, ya que desconocemos la existencia de otros transportes entre uno y otro lugar, que comuniquen ambas poblaciones.

Creo necesario recordar a los lectores, que fue Félix Rodríguez de la Fuente el que impulsó la protección de este paraje y la creación del centro de rapaces, en el que aparecen mezclados los campos extensivos de cereal, con los páramos y encinares, quejigos, sabinas centenarias, pinares y pastizales junto con el bosque de ribera, principalmente compuesto por alisos, espinos o roasales silvestres. La variedad vegetal, junto con los pétreos esquifes cortados a cuchillo, constituyen un hábitat ideal para Rabilargos, Cogujada Común, Montesina, Alondra, Totovía, Alcaraván, Estornino, Alcaudón Meridional, Roquero Solitario, Curruca Tomillera, Martín Pescador, Colirrojo Tizón, Oropéndola, Collalba Rubia y Gris, Torcecuellos, Escribano Soteño, Arrendajo e innumerables anátidas (extraído de Viajes Ornitológicos). Entre los mamíferos destacan el Corzo y el Zorro y como guinda, se sitúa la Nutria, que habita en el Riaza junto con el desmán de los Pirineos, como observó en Planeta Azul, más exáctamente en los capítulos dedicados a la fauna Hispana, donde se rodaron las principales escenas de aves rapaces y carroñeras,  que recreadas por la memoria no será difícil recordar a nuestro paso por estos lugares espectaculares de la Hoces del Riaza. El Centro de Montejo de la Vega, se ocupa igualmente de la mejora del hábitat, en el que ha plantado más de 9.000 ejemplares de diferentes especies autóctonas de árboles y arbustos, con el único fin de dar cobertura específica a las aves que viven en el Parque y alimento.


Sendas. Hoces del Río Riaza - Ermita del Casuar


Aproximación Histórica:

Existen vestigios, de un importante castro de la época romana en la Peñarrubia, en el principal escarpado que vemos tras el Refugio de Rapaces a la izquierda del camino en nuestro sentido de la marcha, según nos cuenta José A. Abásolo Alvarez, del Servicio de Investigaciones Arqueológicas en su libro 'Las vías romanas de Clunia', Burgos, quien ubica estos restos en mitad de un ramal de la vía romana que la unía con algunos puntos de la ruta de la plata, poblada por arévacos y evidenciando la importancia que los ríos despertaron desde la antigüedad como una de las principales vías de comunicación. Posteriormente hay tradición que nos habla de alguna leyenda visigoda y también poco después, de la milagrosa aparición entonces -hoy desparecida- de una imagen de Nuestra Señora la Virgen de Castroboda, patrona de Maderuelo, que se veneraba en el lugar de su nombre, situada en algún punto a dos leguas del enclave actual de la Villa, muy cerca del priorato de Casuar, en lo alto de una peña de entre las muchas que hay en el estrecho que allí forma el río Riaza, y que por presunción se estima probablemente en el castro de Peñarrubia, según recoge el padre Felipe Sanz, en sus Notas de la Virgen de Castroboda de Maderuelo:


En las cercanías del lugar citado, en ese mismo cerro u otro adyacente, debía de situarse la población que creó la imagen primigenia, y a la cual es muy normal que le dieran por nombre, en una primera interpretación popular, "La Virgen del Castro" ("del pueblo"), colocando después la escultura, para su culto, en una cueva próxima según la costumbre arevaca. El nombre del lugar, "Casuar", podría resultar una castellanización de la expresión "Caslugar", es decir, una deformación del latín "Castro-lugar" o "lugar del Castro", evolución de "locále-locus": Sitio del pueblo. Maderuelo: Un recuerdo.

Frontera del Duero, en tiempos de la repoblación de Sepúlveda, conocemos que Maderuelo será asignado como octava parte del territorio adminsitrado por la plaza fuerte segoviana, integrado en el mismo supeditado al ochavero de la Villa y Tierra de Sepúlveda, no obstante durar poco tiempo esta vinculación -probablemente sólo entre los años 1076 al 1088-, pues en esta última fecha es cuando se incluye a la ya Villa y Tierra de Maderuelo, en la diócesis de Osma.

La ermita es de planta rectangular, y parece existir una primera datación documental referente a la existencia de un templo ya en la tercera centuria del siglo X (Luciano Serrano, Coleccion diplomática del Monasterio de San Pedro de Arlanza). Románica en su construcción, presenta una cabecera semicircular, pero la decoración de los capiteles en la parte interior de su cabecera, pudiera acercarla mejor a una cronología acorde con el románico segoviano del s.XII , aunque la estructura de corte de los sillares del ábside, pueden indicar que esta ultima zona fuera reedificada con posterioridad, incluso. El priorato de San Martín del Casuar permaneció adscrito durante toda su existencia al Monasterio de San Pedro de Arlanza y el 'elenco' parroquial segoviano de 1247, recoge la existencia de un poblado en su entorno perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Montejo, ubicación desconocida por completo en la actualidad.

Hoy día, el Priorato de San Martín de Casuar es Bien de Interés Cultural de la Junta de Castilla y León, y pertenece al término municipal de Montejo de la Vega (Sg).


Sendas. Hoces del Río Riaza - Ermita del Casuar


TRAMO I : Desde Montejo de la Vega de la Serrezuela hasta la Ermita del Casuar.

El discurrir de la senda, únicamente ofrece alguna dificultad en la 'Cuesta del Convento', el tramo alto del camino que comunica por el único punto posible el Prado de la Ermita del Casuar con el Refugio de Rapaces, pues el curso del Riaza desaparece engullido en las profundidades abisales del cañon que literalmente se traga el cauce, haciendo prácticamente imposible discurrir por la vereda del meandro. Para identificar este punto -magnífico mirador por ambos lados-, hemos marcado con un pequeño logo de 'CR' en la fotografía que encabeza esta descripción el lugar del collado que comunica ambos tramos del valle, como marca visual del lugar por donde transcurre la senda. No hay que olvidar que hay que regresar por ese mismo lugar, y en el collado, no despistarse con las vistas y recordar por dónde nos trajo la senda, para no extraviarnos a la vuelta. También, en el mapa inicial, hemos distinguido las diferentes dificultades de la 'senda alta' con distinto color, pues es complicado si la perdemos y aunque pueda parecer algo escabroso,  conviene volver hacia atrás para retomarla adecuadamente, teniendo muy en cuenta lo escarpado del terreno y lo peligroso de las cortadas calcáreas, si decidimos apartamos en exceso.

No olvidar llevar el equipo habitual: prendas para la lluvia/cambio de tiempo, calzado adecuado, agua y alimentos. Imprescindible cámara de fotografía con teleobjetivos o prismáticos que nos permitan observar el hábitat de las especies que vieven en el cañón de las hoces.

INFORMACIÓN RELACIONADA:
- Casuar.Santa Maria
- Senderos del Románico
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO