Usuario     Contraseña  
 
Buscador  Ayuda del Buscador
NECESITA SABER - NEEDS TO KNOW
Arte Románico - Romanes Romanik Romanesque
Mundo Románico
Estética románica
Simbolismo e Iconografía
Sincretismos e Influencias
Filosofía y Teología
Investigación
REPORTAJES
PARA SABER MÁS - TO LEARN MORE
Firmas Destacadas
Hemeroteca
Enlaces - Links
BANCO DE FOTOS - PHOTOS BANK
Lugares Románicos (Places Sites)
Fuentes del Arte Románico
Museos
Exposiciones Temporales
Miniaturas (Sólo Usuarios Registrados)






Contadores
Visitas totales: 2724270
Visitantes en línea: 3
Reducir tipografía Aumentar tipografía Versión imprimir
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS Senderos del Románico Sendas Cañón del Río Lobos

Cañón del Río Lobos
Ermita de San Bartolomé o de San Juan de Otero -s.XII-

Río Lobos.
Cómo llegar hasta el Cañón del Río Lobos -SIGPAC-

Sendas. Cañón del Río Lobos

La carretera comarcal SO-920, que une las localidades sorianas de Burgo de Osma y San Leonardo de Yagüe, cruza en el punto kilométrico 17 un puente que emboca al otro lado un cruce ampliado en los arcenes, señalados por diversas indicaciones como el nacimiento del río Ucero; otros carteles nos conminan igualmente a continuar durante un tramo de 1.200 metros por una estrecha carretera local que nos ha de llevar hasta la zona habilitada como aparcamiento obligatorio -Cueva Fría-, con una capacidad limitada de aforo de unos 500 vehículos que suele llenarse en los días de máxima afluencia, principalmente Semana Santa, los 'puentes' o el mes de agosto, conocido por ser el lugar donde termina el Cañón del Río Lobos, cuyo curso remontaremos hasta el templo de San Bartolomé de Ucero.

Desde este lugar hasta la Ermita de San Bartolomé (recuadro inferior a la izquierda del mapa adjunto) hay unos 2,5 kilómetros de agradable paseo, que puede realizarse a pie por la carretera asfaltada, si bien, como a 600 metros del aparcamiento encontramos de frente, un vado que nos permitirá durante gran parte del año, continuar el recorrido por la ribera derecha (izquierda mirando contra corriente), conocida como 'Senda del Río', que de una manera más natural nos permite contemplar la diversidad, tanto de la flora y fauna, como las espectaculares formaciones rocosas del Cañón, fruto de la doble acción erosiva de desgaste y el efecto disolución que sobre la caliza ejerce el agua, produciendo hundimientos del lecho al ceder las grutas subterráneas, dando lugar a la aparición de las típicas zonas cóncavas o lermas fluviales en los flancos del cañon, que además son muy vistosas teñidas con los óxidos aportados por las aguas de escorrentía. En el lecho también se producen los denominados lodazales o estanques de arenas movedizas, propios de este tipo de curso interminente, junto con pequeñas lagunas u 'ojos' que forman una tupida red pantanosa.El conjunto calizo se ha erosionado formando un Karst que muestra en su superficie alguna torca, abundantes simas, cuevas y sumideros, que dejan entrever la actividad característica del acuífero de aguas subterráneas.

En cuanto a la fauna, el Cañon da cobijo a las aves como el buitre común (Gyps fulvus) y otras especies protegidas como águilas, real, culebrea y calzada; halcón peregrino, azor, cernícalos y rapaces nocturnas como búho real y chico, lechuza, cárabo, autillo y mochuelo. Otras aves especializadas son: garza real, del medio acuático; alondra común, del medio estepario; picogordo, del bosque; el alimoche y la chova piquirroja en los cantiles. Por otro lado, anfibios, reptiles y peces, como ranas, lagartijas, culebras, víbora hocicuda, trucha común y barbo. Entre los mamíferos encontramos corzo, jabalí, conejo, ardilla, liebre, zorro, garduña, comadreja, tejòn. nutria y murciélagos. 

Y entre la flora más vistosa, flotando sobre la superficie acuosa, las grandes hojas de nenúfares, lentejuelas y eneas; así como encaramadas a las cortadas calcáreas, una muestra de plantas a proteger que viven en la roca, la Saxífraga cuneata o en los derrubios, como la Lunaria supina.

En las riberas chopos, aslisos y sauces y un poco más alejados, la pionera y emblemática sabina albar o enebro (Juniperus Thurifera), conviviendo con el pino pudio (variedad de pinus nigra), quejigos (Querqus faginea) y la sempiterna encina (Quercus ilex). Entre los matorrales más apreciados, destacan enebro, gayuba y aliaga, a los que acompañan especies aromáticas del páramo, espliego, tomillos y salvias. 


Ucero. Río Lobos.
Bosque de ribera y aguas cenagosas

Ucero. Río Lobos.
Cuevas y simas kársticas

Ucero. Río Lobos.
Nenúfares sobre aguas pantanosas


Sendas. Cañón del Río Lobos


APROXIMACIÓN HISTÓRICA

 Ermita de San Bartolomé; se cree que es un edificio templario, debido a la situación en la que se encuentra y a los documentos hallados que así lo refieren. Estamos ante un templo de cruz latina, con ábside semicircular, corto presbiterio, destacado crucero y una nave. El ábside carece de zócalo, ya que se halla asentado sobre un promontorio, su tambor se divide en tres paños debido a dos pilastras que lo recorren entero. Unas ventanas ocupan el centro de cada paño, se trata de saeteras abocinadas enmarcadas por un arco sin impostas, trasdosado por una chambrana. El alero se compone de cornisa de nacela sostenida por canecillos geométricos, destacando uno que lleva un crismón; dos pilastrillas dan paso al presbiterio. En la fachada meridional de la nave encontramos la portada horadada en el muro y flanqueada por dos pilares laterales que llegan hasta el alero, se cubre con un tejaroz. El arco es apuntado y se compone de seis arquivoltas aboceladas y con motivos florales; la sexta hace la función de la chambrana. Los arcos pares apoyan en columnillas acodilladas y los impares en pilastras, compartiendo todas un podio. Las aristas de las pilastras se decoran con rosetillas cuadrangulares y en las columnas los capiteles poseen motivos vegetales. El tejaroz tiene cornisa de nacela sostenida por canes de formas geométricas, cabezas humanas, de león, un personaje sentado y una cruz griega cuyos brazos son cabezas humanas. Las capillas laterales poseen dos óculos de dobles roscas, con aristas a bocel y chambrana exterior con puntas de diamante; el alero es de las mismas características que en el resto del templo. En el interior del centro vemos el hemiciclo cubierto con una bóveda de tres gallones, con nervios que convergen en una clave, las nervaduras apoyan en dos ménsulas formadas por columnillas que parten de sendas cabezas, con capiteles vegetales. El presbiterio sigue un esquema similar a la nave, se delimita a este y oeste, por sendos arcos apuntados sobre semicolumnas adosadas con capiteles vegetales; los cimacios se prolongan en impostas que recorren la base de la bóveda de cañón apuntado de este tramo. El crucero está formado por dos capillas laterales a las que se accede por medio de un arco apuntado y doblado que descansa directamente en las jambas. Estas capillas cuadradas se cubren con bóveda de cañón perpendicular al eje de la nave, arrancando éstas de una imposta de cuarto de bocel. La nave se divide en tres tramos por medio de dos fajones que sostienen la bóveda apuntada, los capiteles siguen siendo vegetales. El monasterio templario recibía el nombre de San Juan de Otero.

(Apuntes de románico, extraidos del 'Buscador'.)


Ucero. Río Lobos.
Entrada a la Cueva Grande

Ucero. Río Lobos.
Vista desde la Cueva Grande

Ucero. Río Lobos.
Interior de la Cueva Grande


Sendas. Cañón del Río Lobos

Es recomendable, al igual que en toda ruta de senderismo, usar un calzado apropiado, gorro para el frío o sombrero para el sol y mochila con chubasquero, agua  y alguna provisión (bocadillo, fruta, ...).

En época de lluvias intensas, fundamentalmente en invierno y primavera, hay que tener especial precaución por la posible existencia de riadas, desaconsejándose en estos casos la 'Senda del Río' propuesta en el anterior párrafo. 

Hay que prestar especial atención al posible desprendimiento de piedras cuando circulamos por debajo de las cortadas en el Cañón, las víboras, las simas o con las charcas fangosas. En los puntos informativos del Parque (San Leonardo de Yagüe, Ucero, Casarejos, Hontoria del Pinar, Burgo de Osma y Novaleno) existe una relación completa de teléfonos de interés; no es aconsejable adentrarse lejos de los caminos naturales en épocas de caza, al menos así lo indica el folleto explicativo de la Junta de Castilla y León.  


INFORMACIÓN RELACIONADA:
- Ucero. San Bartolome
- Senderos del Románico
CENTRO DE ESTUDIOS CÍRCULO ROMÁNICO
Presentación
Manifiesto Románico
Memoria de Actividades (Curso 2013- 2014)
Conferencias
Fueron Portada
Foro Antiguo
Panel de Conferenciantes y Ponentes de Seminarios
Notas de Prensa y Convocatorias Recibidas
Rincón del Usuario
ROMÁNICO PARA NIÑOS
ORGANIZACIÓN
Quiénes Somos
ENCUESTA DE CALIDAD
Colabora con Nosotros
VIAJES ROMANICOS - TRAVELS
Los viajes del Círculo Románico
Rutas recomendadas
Senderos del Románico
Información Auxiliar
Suscríbete al Boletín de Círculo Románico




      LIBRO DE VISITAS       RECONOCIMIENTOS       ENTIDADES AMIGAS       MAPA DEL SITIO
© CÍRCULO ROMÁNICO